Puertas de madera de cocina

Puertas de madera de cocina

Las puertas son, claro está, un elemento imprescindible en el hogar. Sin embargo, muchas veces las adquirimos ya instaladas al comprar una casa y no prestamos atención a su aspecto, que en ocasiones es el mismo en todas las de la vivienda. En este artículo nos centraremos en las tendencias de puertas de madera de cocina, para esta importante y diferente estancia.

Las puertas para la cocina, imprescindibles

Muchos hogares presentan una distribución diáfana, prescindiendo de las puertas y dejando que la luz recorra todo el interior. A nivel decorativo, esto está bastante bien, pero siendo realistas, hay estancias que requieren una división física. Las cocinas, por ejemplo, necesitan estar separadas del resto del hogar por los olores, vapores y demás.

Asimismo, quienes son reticentes a las puertas tradicionales pueden apostar por un sistema distinto que cumpla la misma función. Por ejemplo, tenemos las puertas correderas, que proporcionan un aire de modernidad a la vivienda y son igual de atractivas. Si quieres algo más novedoso, descubre estas tendencias.

Tendencias en puertas de madera para la cocina

A continuación, detallamos los modelos más populares.

Puertas de cocina de madera rústicas

Sobre todo para viviendas más tradicionales, las puertas de cocina de madera rústicas son una opción fenomenal. Los tonos oscuros son las que más aire rural proporcionan, especialmente aquellas que tienen la veta visible. Además, puedes incluir herrajes en color negro si quieres que tenga una sensación aún más natural.

Asimismo, recuerda que debe estar en sintonía con el resto de la estancia, de forma que no desentone ni sea estridente. Para ello, te recomendamos pintar la cocina con tonos verde oscuro, blanco o naranja. Después, incluye mobiliario elaborado en madera y una iluminación cálida.

Puertas de madera correderas

Aunque a simple vista pueda parecer un modelo engorroso de instalar, no tienes que preocuparte por nada. Existen dos formas de colocación: mediante obra (realizando un hueco en el interior de la pared para que quepa al deslizarse) o sin obra (dejando la totalidad de la puerta visible).

Además de una mayor comodidad a la hora de abrirla, se recomienda especialmente para hogares de dimensiones más discretas. De esta manera, no dejamos sin utilizar el espacio que se corresponde con el ángulo de apertura (en el caso del sistema tradicional). A su vez, encaja perfectamente bien con hogares contemporáneos.

Puertas de madera con cristal

Se trata de un modelo con increíbles capacidades decorativas, pues combina el aspecto elegante y moderno que aporta el cristal con la rusticidad de la madera. Sin duda, una opción que deberías tener en cuenta, sea cual sea el estilo de tu vivienda. Son compatibles tanto con el sistema de apertura tradicional como con las correderas.

Otra de las ventajas de este tipo de puerta es que dispone de mayor posibilidad de personalización. Si no quieres que tenga un aspecto soso, puedes aplicar un vinilo que aumente su elegancia y le dé el aire exacto que quieres en tu hogar. Están disponibles en multitud de diseños, desde cristales con formas redondeadas u ovaladas hasta distintos cuadrados de pequeño tamaño.

Puertas de madera pintadas

Todos estamos de acuerdo en que la madera es un material de imponente aspecto, gran resistencia y elevada calidad. No obstante, algunas personas prefieren utilizar puertas de materiales más novedosos. Si ese es tu caso, no te preocupes, ya que siempre puedes pintarla (te recomendamos que uses pintura lavable para poder limpiarla sin problemas).

De igual manera, algunos de los colores más empleados son el negro o gris oscuro (sobre todo con aspecto mate); el blanco (para hogares que necesitan más luz), o los colores más vivos, como el naranja, el verde o el azul marino. Después, los conjuntaremos con la pared de la cocina para una mayor consonancia.

Puertas de madera lacadas en ocre

La madera lacada es el producto de la aplicación de laca sobre este material, de forma que el resultado sea liso e impecable. Uno de los tonos más empleados en estos modelos en las puertas de madera para la cocina es el blanco ocre, que proporciona un aire tradicional y muy rural que hará tu vivienda mucho más acogedora.

En el caso de cocinas con mobiliario o suelo de madera, así como para las más luminosas, esta tonalidad es ideal. Además, puedes darle un toque "establo" con paredes o encimeras en tono rosado claro. Te sorprendería contemplar la increíble combinación que hace este tono con el blanco más puro.

Puertas a medida

En muchos casos, la belleza está en la originalidad. Si eres de los que prefieren diferenciarse de los demás, mostrando un aspecto único y reconocible en tu hogar, apuesta por un modelo hecho a medida. Nadie más tendrá el mismo que tú, y hacerte con una es mucho más fácil de lo que parece: solo necesitas escoger el diseño e indicar las medidas.

En cuanto a las tendencias, actualmente se están imponiendo las puertas más anchas, especialmente si son correderas. Esto, unido a un diseño mate en color oscuro te proporcionará todo lo que necesitas para embellecer tu cocina. Si lo deseas, también puedes indicar que le añadan cristales.

Puertas de cocina de roble

La madera de roble es una de las más preciadas, pues tiene un aspecto claro y brillante que se distingue a simple vista. Tiene una calidad increíblemente buena y, además, no suele estar a precios muy altos. Los tipos más populares son el roble europeo (de superficie "rayada" y tono canelo), el rojo (mucho más claro) y el blanco (un marrón mucho más natural) y muy utilizado en las puertas de cocina de roble.

A nivel funcional, es ideal para el interior del hogar, ya que presenta un aspecto robusto. De la misma forma, tiene gran resistencia a la humedad, por lo que es el mejor tipo de madera para una estancia en la que los vapores son frecuentes.

Como has podido ver, las puertas de madera de cocina son tu mejor opción para tener un hogar que impresione a todo el que lo visita. Recuerda la importancia de dar un tratamiento de limpieza correcto a estos elementos, empleando productos adecuados y paños suaves para no rayarla.