ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Fabricación, Diseño e Innovación para tu Hogar

Blancas Lacadas

¿Buscas Puertas Lacadas Blancas? ¿Quieres calidad?

Puertas Lacadas Blancas

Comprando este producto tu hogar tendrá estilo y será más agradable y actual. Pero no sólo eso; dirá mucho de tí. Todos optan por este acabado blanco (por cierto, totalmente garantizado) con lo cual tú también puedes tenerlo ahora a precio de fábrica. ¡Y sin Intermediarios!

No esperes mucho, su precio puede variar...

LACADAS

Recuerda: Trabajamos también a medida

Puertas Lacadas Blancas

Puertas Blancas con Aislamiento Óptimo

Todas nuestras puertas lacadas son macizas y cumplen con las expectativas de aislamiento térmico y acústico, mejorando la experiencia del cliente en todo el hogar.

Nuestro Equipo de Comerciales. Nuestra función va más allá y te aportamos toda nuestra experiencia en el sector, trabajando las soluciones que más se ajustan a cada uno de nuestros clientes.

Y no sólo eso, también podemos fabricártelas y diseñártelas a medida para llegar a tener una puerta lacada blanca única e inigualable, no dudes en consultarnos precios.

¡Además, nuestras puertas lacadas blancas de calidad están disponibles también en correderas, armarios y blindadas!

BLANCAS
Tenemos 242 productos para ti

Puerta Lacada Blanca Serie PL1

Puerta completamente lisa, expresión per...

Disponibilidad: Consultar
-8% 139,95 € 129,95 €

Puerta Lacada Blanca Serie PL1-ZV1

Puerta vidriera completamente lisa, expr...

Disponibilidad: Consultar
-12% 169,95 € 149,95 €

Puerta Lacada Blanca Serie PVT5

Puerta de lineas horizontales que expres...

Disponibilidad: Consultar
-17% 179,95 € 149,95 €

Puerta Lacada Blanca Serie PVT5-BV4

Puerta vidriera de lineas horizontales q...

Disponibilidad: Consultar
-11% 221,12 € 197,95 €

Puerta Lacada Blanca Serie P-12

Puerta pantografiada de dos paneles.

...
Disponibilidad: Consultar
-24% 209,99 € 159,95 €

Puerta Lacada Blanca Serie P-12-V6

Puerta vidriera pantografiada de dos pan...

Disponibilidad: Consultar
-13% 239,95 € 209,95 €

Puerta Blanca y Negra Serie LP-12R

Puerta Serie B&W de lineas perpendicular...

Disponibilidad: Consultar
-18% 230,95 € 189,95 €

Puerta Blanca y Negra Serie LP-12R-V6

Puerta Serie B&W vidriera de lineas perp...
Disponibilidad: Consultar
-10% 264,95 € 240,95 €

Puerta Block Blanca Serie P42

Puerta pantografiada de dos paneles....
Disponibilidad: Consultar
-26% 239,95 € 179,95 €

Puerta Block Blanca Serie P42-V6

Puerta vidriera pantografiada de dos pan...
Disponibilidad: Consultar
-12% 259,95 € 229,95 €

Puerta Block Blanca Serie P620

Puerta pantografiada de dos paneles y es...

Disponibilidad: Consultar
-21% 239,95 € 189,95 €

Puerta Block Blanca Serie P620-V1

Puerta vidriera pantografiada de dos pan...
Disponibilidad: Consultar
-25% 289,95 € 219,95 €

Puerta Block Blanca Serie P72

Puerta pantografiada de dos paneles.

...
Disponibilidad: Consultar
-11% 189,95 € 169,95 €

Puerta Block Blanca Serie P72-V6

Puerta vidriera pantografiada de dos pan...
Disponibilidad: Consultar
-17% 249,95 € 209,95 €

Puerta Block Blanca Serie PL-4500

Puerta de lineas perpendiculares que exp...

Disponibilidad: Consultar
-14% 191,23 € 165,95 €

Puerta Block Blanca Serie PL-4500-BZV3L

Puerta vidriera de lineas perpendiculare...
Disponibilidad: Consultar
-9% 214,19 € 196,95 €

Puerta Block Blanca Serie Asturias

Puerta de lineas perpendiculares que exp...
Disponibilidad: Consultar
-12% 179,95 € 159,95 €

Puerta Block Blanca Serie Asturias-V1C

Puerta de lineas perpendiculares que exp...
Disponibilidad: Consultar
-6% 189,95 € 179,95 €

Puerta Block Blanca Serie PVP1

Puerta de lineas verticales que expresan...
Disponibilidad: Consultar
-12% 179,95 € 159,95 €

Puerta Block Blanca Serie PVP1-V1C

Puerta vidriera de lineas verticales que...
Disponibilidad: Consultar
-11% 189,95 € 169,95 €

Puerta Block Blanca Serie PVP5

Puerta de lineas perpendiculares que exp...
Disponibilidad: Consultar
-6% 169,95 € 159,95 €

Puerta Block Blanca Serie PVP5-BV3Z

Puerta vidriera de lineas perpendiculare...
Disponibilidad: Consultar
-14% 225,95 € 195,95 €

Puerta Block Blanca Serie ALEZKAR

Puerta de lineas perpendiculares que exp...

Disponibilidad: Consultar
-25% 225,99 € 169,95 €

Puerta Block Blanca Serie ALEZKAR-ZV1

Puerta vidriera de lineas perpendiculare...
Disponibilidad: Consultar
Consultar

Puerta Block Blanca Serie Aranjuez

Puerta pantografiada con cinco paneles....
Disponibilidad: Consultar
-11% 189,95 € 169,95 €

Puerta Block Blanca Serie Aranjuez-V2

Puerta vidriera pantografiada con cinco ...
Disponibilidad: Consultar
-10% 209,95 € 189,95 €

Puerta Blanca y Negra Serie LP-13

Puerta Serie B&W pantografiada con tres ...
Disponibilidad: Consultar
-22% 284,95 € 224,95 €

Puerta Blanca y Negra Serie LP-13-V1

Puerta Serie B&W vidriera pantografiada ...
Disponibilidad: Consultar
-14% 304,95 € 264,95 €

Así son nuestras puertas blancas lacadas

Todas nuestras puertas lacadas blancas son macizas en fibra MDF de alta densidad con laca italiana que nos garantiza una suavidad excelente. Las puertas que fabricamos artesanalmente son muy resistentes, duraderas y hechas para durar.

Si estás pensando comprar puertas lacadas en blanco, en nuestro catálogo encontrarás todas las puertas blancas que necesitas. Además, si las necesitas a medida podemos hacerte presupuesto personalizado.

¡Puertas Lacadas en Blanco Macizas y Resistentes!

Si, todas nuestras puertas de interior lacadas blancas de la gama PREMIUM son macizas (*Todas las puertas de la gama BASIC son huecas). Una puerta maciza, te proporciona un aislamiento térmico y acústico mucho más optimo, mejorando así la confortabilidad de la casa.

Nuestras puertas de interior macizas son macizas de verdad, están compuestas de una plancha de fibra MDF durísima que permite realizar los diseños y modelos de cada puerta así como lacarlas en un blanco deslumbrante. Son súper resistentes y llevan herrajes y mecanizados específicos y pensados para durar en el tiempo.

¿Cómo es el lacado?

Lacado Italiano de máxima calidad

El lacado de nuestras puertas blancas se caracteriza por aplicar 4 generosas capas de laca italiana de primera calidad para conseguir un acabado perfecto e impoluto. Esta laca cuenta con todas las protecciones necesarias para evitar que la puerta amarillee, que pierda color o que la laca se vea afectada por el tiempo.

Además, podrás limpiar tus puertas lacadas con jabón neutro sin miedo a dañarlas, facilitando su limpieza diaria y mantenimiento.

Nuestras puertas lacadas en blanco incluyen en su precio:

Todas las puertas lacadas en blanco de nuestro catálogo incluyen en su precio los cercos de hasta 9 centímetros de ancho, las molduras de hasta 7 centímetros de ancho, sus correspondientes bisagras y resbalón, bien en acabado inox ó dorado (otros acabados como el envejecido sobre presupuesto también son posibles) y su perfecto embalaje para que la puerta no sufra ningún tipo de desperfecto hasta que llegue a su hogar.

Es fácil y todo está garantizado. Comprar online tus nuevas puertas blancas a precio de fábrica va a ser más sencillo de lo que pensabas. ¡Y más cómodo!

Puertas Blancas en Block listas para montar

En nuestro catálogo de puertas lacadas blancas con precio encontrarás puertas lacadas que se sirven en sistema block, lo que permite que la instalación sea sencilla, sin obras y sin necesidad de maquinaria específica.

Todas nuestras puertas lacadas blancas son de máxima calidad y se entregan montadas en block. Este block sólo tenemos que ajustarlo en el hueco donde vaya a ir instalada la puerta y fijarlo bien con adhesivo de montaje o con tornillos, así de fácil y sencillo. ¿Quieres saber más sobre como instalarlas? Haz click aquí para descargar nuestra guía en PDF

Cómo elegir tus nuevas puertas blancas

Las puertas blancas son las puertas que están más de moda actualmente y esto es una evidencia. Seguro ya te has enamorado de ellas y de la idea de decorar tu casa con puertas de interior blancas, pero además, es que en la actualidad hay un gran número de opciones diferentes para elegir a precios muy competitivos.

Puertas lacadas blancas de calidad

Las puertas lacadas blancas de calidad son las opciones más recomendadas por los diseñadores, decoradores y el público en general. Sin embargo, no puedes olvidar que el resto de puertas tradicionales, fabricadas con distintos materiales y pintadas en color blanco con distintas técnicas, son también una buena opción.

Sea cual sea la elección que termines por escoger, ya sean puertas lacadas en blanco o puertas blancas de interior creadas con otras técnicas, hay una serie de cuestiones que siempre debes tener en consideración para elegir la más adecuada. Tendrás que tener en mente cuál es la terminación exterior y cuál es la composición interior. Con estas dos variables, ya puedes buscar el modelo y el precio que más te convengan.

Características a tener en cuenta en las puertas blancas de interior

Hay varias cosas a tener en cuenta cuando tengas que elegir una puerta. Además del material que quiera, tienes que pensar también en cuál será el sistema de apertura que mejor se adaptará al espacio en el que irá instalada. Pero hay otros aspectos que debes considerar y que también son muy importantes para no equivocarme.

El estilo de las puertas

Las puertas lacadas blancas pueden ser fabricadas en varios estilos distintos, de entre los cuales tendrás que elegir el que más me guste o el que más se ajuste a la decoración que tienes en la vivienda o en ese espacio concreto. Puedes optar por puertas lacadas modernas, rústicas, de corte clásico o minimalistas.

Las puertas con un aspecto moderno son las puertas de interior que están siendo más demandadas por los clientes, especialmente por su diseño innovador y actual. Pero si es la elección que vas a hacer, tienes que tener en cuenta que los accesorios también son muy importantes, ya que son los que le darán ese toque de modernidad. Tienes que elegir con cuidado las cerraduras y las manillas.

Si lo que quieres es un toque moderno, pero sin que sea muy cargante, lo mejor es que optes por un estilo minimalista.

Propiedades de las maderas

En el caso de las puertas lacadas en blanco no tiene mucho sentido elegir la puerta en función de los colores particulares o de los vetados, ya que precisamente al lacarla no se distinguirán ni las vetas ni el color.

Lo que sí tienes que tener en cuenta son las diferentes propiedades térmicas, de durabilidad y de resistencia de cada tipo de madera. Por ejemplo, el roble es más duro que el pino, por lo que la puerta será más resistente y dura.

El espacio disponible

El tipo de apertura debe ir en consonancia con el espacio que tengo, por eso tienes que elegir bien entre los distintos tipos que hay:

- Abatibles. Es el sistema más tradicional. Se adapta sin problemas a cualquier tipo de puerta y a cualquier estilo. Además, puede ser de doble hoja o de hoja sencilla pero siempre teniendo en cuenta que son las que más espacio ocupan.

- Correderas. Pueden ser instaladas con o sin obra y son una muy buena alternativa si quieres ganar espacio en una habitación.

- Plegables. Este tipo no necesita obra de ningún tipo y tampoco necesitan espacio alguno para hacer el giro. Son, sin duda, las que menos ocupan.

En nuestro catálogo de puertas blancas con precio encontraas una gran cantidad de modelos que son una buena opción para cualquier tipo de casa. Teniendo en cuenta estas características serás capaz de encontrar la puerta que mejor se adapte a tu estilo y a tu casa.

Cómo instalar puertas blancas

Las puertas blancas son tendencia desde hace ya varios años, y parece que han venido para quedarse. Si quieres vestir tu hogar a la última, pero no sabes cómo instalar las puertas de interior blancas, en este post te ofrecemos una guía paso a paso para que puedas hacerlo tú mismo. Verás como con estos consejos no será necesario que recurras a los servicios de un profesional.

Cómo instalar puertas lacadas en blanco

Lo primero que deberás hacer es asegurarte de que dispones de las herramientas adecuadas para instalar las puertas blancas de interior. Para el montaje, necesitarás:

- Tu puerta lacada en blanco.

- Las molduras para las jambas.

- Las molduras de recrecido.

- Algunas cuñas de madera.

- Adhesivo específico para madera.

- Espuma de poliuretano.

- Clavos sin cabeza.

- Tornillos de unos 5 centímetros de largo.

Una vez tengas todos los materiales, sigue con cuidado estos pasos para el montaje de puertas lacadas blancas:

1. Empieza retirando la puerta antigua

Para instalar la puerta nueva deberás deshacerte, lógicamente, de la hoja y del marco viejo. Para ello, puedes realizar unos cortes transversales en la madera con una sierra de calar. Si no dispones de una, simplemente utiliza una palanca o martillo.

Una vez hecho, comprueba que el block encaja efectivamente en el hueco. Debe sobrar un poco por todos los lados; de lo contrario, significará que el precerco no está bien nivelado.

Para asegurarte de que el premarco está nivelado, utiliza un nivel de burbuja, tanto por su cara externa como interna. También puedes ayudarte de una escuadra metálica, la cual te indicará si todos los ángulos son rectos. Si todo es correcto, el precerco estará escuadrado y a plomo.

2. La instalación provisional de la puerta

A continuación, coloca el block en el hueco. Teniendo en cuenta que debe haber cierta holgura para que no se caiga, dispón unas cuñas de madera en todo el perímetro.

3. Los tornillos de las bisagras

Cuando la puerta viene de fábrica, suele incluir unos tornillos muy cortos en las bisagras que debes sustituir por otros de unos 5 centímetros, llamados tirafondos. Con ellos, se consigue unir el premarco con el marco y aportar una mayor resistencia a la estructura.

Haz lo mismo con los tornillos del cerradero en el que se introduce el resbalón de la puerta.

4. Corta las cuñas de madera

Una vez que hayas montado la puerta, utiliza un serrucho de costilla para cortar las cuñas de madera instaladas anteriormente, de forma que no sobresalgan del marco.

5. Cubre la zona con la espuma de poliuretano

En la zona ocupada por las cuñas, expande la espuma de poliuretano. Con ella sellarás todo hueco que haya podido quedar entre el marco y el premarco, quedando además ocultas las cuñas. Ten en cuenta que no debes abusar de este producto, puesto que se suele duplicar su volumen inicial conforme se va secando. En el caso de haber utilizado más espuma de relleno de la necesaria, no te preocupes: una vez se haya secado es fácil de eliminar empleando un cúter.

6. Coloca el recrecido y las jambas

El recrecido es una moldura que sirve para tapar la parte del premarco que queda descubierta. Deberás pegarlo justo en la ranura que verás en el marco. Cuando seque, añade también unos clavos sin cabeza que refuercen la unión.

Realiza la misma acción con las jambas, encargadas de ocultar los vacíos y elementos de obra de los largueros.

Como habrás comprobado, con los consejos necesarios es sencillo montar tus propias puertas blancas. No obstante, siempre puedes recurrir a la ayuda de un profesional en la materia que te garantizará la mejor de las instalaciones.

Mantenimiento de Puertas blancas

Las puertas blancas vienen siendo una tendencia en decoración desde hace ya varios años, y parece que va a quedarse todavía mucho tiempo. Aportan mucha luminosidad al interior de la vivienda y resultan más decorativas que las de madera natural en todo tipo de diseño. No obstante, el color y el brillo de las puertas lacadas en blanco puede ir deteriorándose con el paso del tiempo si no se tienen los conocimientos apropiados sobre su mantenimiento. Por este motivo, el siguiente post estará dedicado al cuidado de las puertas de interior blancas.

Cómo conservar las puertas lacadas blancas

1. Limpieza rutinaria

Las puertas blancas de interior requieren una limpieza específica al ser especialmente delicadas. Hacer una mala elección de los productos puede conllevar a que la puerta se estropee, por ello es importante conocer de antemano cuáles son los más indicados.

De igual forma, la limpieza debe realizarse de forma habitual para que las puertas no lleguen al punto de tener manchas incrustadas o difíciles de eliminar. Simplemente es necesario un paño de microfibra húmedo y un poco de agua con jabón neutro. No olvides secarlas posteriormente con una gamuza suave para impedir que la madera se hinche y el lacado pueda llegar a desprenderse.

Asimismo, evita en lo posible aplicar de forma continuada productos químicos con abrasivos ya que con el tiempo acabarán estropeando la puerta. Si quieres devolverle el brillo perdido a la puerta utiliza un barniz específico para madera lacada.

En ocasiones puede que tus hijos hayan hecho un mal uso de los rotuladores y hayan dejado alguna pintada sobre la puerta. Para eliminarlo bastará con aplicar sobre la mancha un poco de alcohol diluido en agua. Verás cómo desaparece rápidamente.

2. Evita la exposición al sol

Ten en cuenta que las puertas lacadas en blanco pueden amarillear si están continuamente expuestas a los rayos solares. Por ello se recomienda no utilizarlas en zonas en las que haya una incidencia directa de luz o protegerlas con cortinas que aporten sombra.

3. Especial atención a bisagras y manillas

Aunque pueda parecer más estético, evita por completo pintar los elementos metálicos de las puertas ya que pueden deteriorarse fácilmente.

Y si notas que no se deslizan con facilidad o que directamente chirrían, aplica un poco de aceite. De lo contrario te arriesgas a tener que cambiarlas pasado un tiempo por un mal uso y mantenimiento.

4. Arañazos y golpes en las puertas lacadas

En cuanto a los pequeños desperfectos en el lacado, existen sprays y rotuladores específicos que resultan muy efectivos para disimularlos. Estas opciones son las más recomendadas para arreglos sencillos y rápidos.

También tienes la opción de aplicar cera transparente o masilla para madera si el arañazo es más profundo. Se trata de productos más sólidos que rellenan por completo la grieta y cubren mejor la imperfección. Frótalas con una esponja en el sentido de la veta. Si eres cuidadoso y lijas posteriormente la zona, verás que apenas se apreciará la reparación.

Y si lo que necesitas es un remedio casero utiliza aceite de oliva y vinagre mezclados. Déjalo actuar unos minutos; el poder limpiador del vinagre y los nutrientes hidratantes del aceite harán el resto. Además, ayudará a devolver el brillo natural de la puerta.

Para los más manitas existe un truco que consiste en mezclar unos pocos posos de café con agua. No sólo repararás el daño, sino que le darás un aspecto envejecido vintage muy decorativo.

Si tienes unas puertas blancas bien cuidadas podrás disfrutar de ellas muchos años con un aspecto totalmente nuevo. Siendo un elemento tan importante funcional y decorativamente en cualquier hogar merece la pena invertir cinco minutos de tu tiempo en su mantenimiento.