De qué madera son los palets y otras curiosidades

De qué madera son los palets y otras curiosidades

De qué madera son los palets y otras curiosidades

Todos nos hemos preguntado alguna vez de qué madera son los palets y cuáles son los que nos convienen para nuestros propósitos: industriales, logísticos o, incluso, decorativos.

El palet es una plataforma de tablas que suele utilizarse para transportar mercancías y apilarlas. Gracias a estos armazones, la carga puede almacenarse y moverse con la ayuda de las carretillas elevadoras.

La plataforma consta, generalmente, de dos pisos que están unidos por largueros. Las horquillas de las carretillas elevadoras o transpaletas ensartan los palets por el hueco de esos dos pisos y pueden transportar la carga, convenientemente agrupada en una unidad.

Esto es muy útil para transportar la mercancía con un esfuerzo mínimo. Dada la importancia de la logística en nuestro mundo globalizado, el uso de los palets se ha convertido en imprescindible a la hora de distribuir los productos.

Un poco de historia...

Palet procede del inglés pallet. Según la Real Academia Española de la lengua, debería escribirse «palé». En algunos países, como en México o en Argentina, se usa la forma pallet.

Los primeros que emplearon este procedimiento fueron los militares estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial. Lo usaban para transportar el avituallamiento de las tropas americanas desplazadas en Europa. El primer lugar donde se almacenaron palets fue en las dependencias de la Marina de Brooklyn (Nueva York, Estados Unidos).

Se quería optimizar el envío de víveres y otros productos necesarios, y se vio que esta era la manera de poder llenar completamente un vagón. De este modo, las dimensiones de los palets se adaptaron a las de los vagones de mercancías, de forma que quedaran perfectamente encajados.

Medidas y características de los palets de madera

Dado que estas plataformas se transportan con vehículos pensados para tal fin, es normal que tengan que cumplir unas medidas concretas. Estos son los tipos más comunes, según los tamaños:

  • - Palet europeo o Europalet. Sus medidas son 800 mm x 1200 mm. El grueso de la madera es de 22 mm. La altura es de 145 mm. Es el más corriente en Europa, responde a las homologaciones EUR y EPAL. Sus medidas están adaptadas a los remolques, que tienen 2400 mm de ancho. Así, a lo ancho de la caja se pueden colocar dos palés puestos a lo ancho o tres si se ponen a lo largo. Pueden soportar una media de 1500 kg de carga dinámica y hasta 4000 kg para carga estática. Existen diversos tipos, según su resistencia: ligero, medio, fuerte...
  • - Palet americano. Sus medidas son 1000 mm x 1200 mm. Recibe también el nombre de palet universal, industrial o isopalet. Se utiliza sobre todo en el mercado americano (de ahí su nombre) y japonés.
  • Los dos tipos descritos anteriormente son los más utilizados. Sus diferencias se limitan a detalles pequeños. La principal reside en las dimensiones de cada uno. El palet universal, o americano, es más usado para transportar sustancias líquidas. Eso se debe, principalmente, a su mayor resistencia para soportar cargas dinámicas.
  • El europalet, por su parte, tiene la ventaja de que sus medidas son ideales para trabajar en almacenes automatizados, que actualmente están proliferando.

Pero también pueden encontrarse de otros tamaños para los materiales de construcción, las mercancías de gran consumo o para el transporte de líquidos.

Principales variantes de palets

  • - Palet abierto N. Sus medidas más habituales son 800 mm x 800 mm o 1200 mm x 1200 mm. el grueso de la madera está entre 15 mm y 22 mm, en consonancia con las otras medidas. Pueden soportar una carga de 300 kg hasta los 1000 kg. Son muy utilizados en el almacenaje en el interior de almacenes y para manejar manualmente.
  • - Palet retráctil. La diferencia respecto del anterior estriba en que presenta una funda retráctil.
  • - Palet reversible. De idénticas medidas que los dos anteriores, en este caso se puede utilizar por ambos lados indistintamente.
  • - Palet Düsseldorf. Sus medidas son 60 cm x 80 cm. El grueso de la madera es de 2 cm. Llegan a soportar una carga de 1000 kg. Su principal característica es que los tacos centrales son de plástico.

¿De qué tipos de madera están hechos los palets?

Prácticamente, del 90 % al 95 % de los palets están fabricados con algún tipo de madera. Una de las ventajas es que pueden usarse repetidas veces y, cuando ya no tienen más uso, se destinan al reciclado. De este modo tienen una doble vida útil, para fabricar otros palets o bien para fabricar papel.

Otra de las ventajas es que son fáciles de reparar si resultan dañados, ya que al estar constituidos por varias piezas, puede sustituirse la pieza estropeada o rota.

Su precio suele ser más bajo que otros materiales y su producción más fácil y rápida. Además pueden encargarse palets de diferente resistencia. Así, por ejemplo:

  • - Los palets ligeros, que permiten un solo uso y que tienen una capacidad máxima de carga de 400 kg.
  • - Los palets semiligeros, que pueden usarse de forma limitada y tienen una capacidad máxima de carga de 800 kg.
  • - Los palets pesados, que pueden usarse durante diversas rotaciones y tienen una capacidad máxima de carga de 1500 kg.

Los tipos de madera más usuales para palets

- Coníferas:

  • Abeto. Madera de poca duración.
  • Alerce. Su madera es resistente.
  • Epicea. Su madera es resistente.
  • Pino. Su madera es resistente. Es la madera más utilizada.

- Frondosas:

  • Abedul. Es una madera dura, pero resulta poco resistente al aire libre.
  • Álamo. Madera de una duración corta o media.
  • Aliso. Madera de poca duración.
  • Arce. Su madera presenta una estabilidad moderada.
  • Castaño. Su madera presenta una estabilidad moderada.
  • Falsa acacia. Madera de poca duración.
  • Fresno. Su madera presenta una estabilidad moderada.
  • Haya. Su madera presenta una estabilidad alta.
  • Olmo. Su madera es durable siempre que se sumerja.
  • Plátano. Su madera es rígida, pero con cierta tendencia a deformarse.
  • Roble. Su madera es altamente resistente, pesada y difícil de trabajar.

Requisitos

Pueden usarse también otras especies. La única condición es que su resistencia a la flexión estática debe ser igual o superior a los 42 N/mm2. Además, la madera no ha de tener más del 22 % de humedad. Las tablas se fijan mecánicamente, mediante el uso de grapas o clavos.

Los palets de madera tienen que cumplir la normativa ISPM-15 (NIMF-15) de tratamiento fitosanitario de la madera destinada a la exportación. Hay una larga lista de países de todo el mundo adheridos a dicha normativa. Este tratamiento resulta bastante complicado, sobre todo para grandes volúmenes de madera, y suele ser de dos tipos:

  • - Aplicación de calor de 56 ºC o más durante treinta minutos.
  • - Fumigación siguiendo las normas facilitadas por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

El objetivo es evitar que se produzcan y se propaguen plagas que serían muy nocivas para la salud de la población, así como para la biodiversidad del medio natural.

Los palets de fibra de madera están fabricados de virutas y resina. La viruta de madera procede de los residuos industriales y del reciclado de otros palets de fibra de madera. No se necesita sujetarlos con grapas ni tornillos, tampoco tiene ángulos vivos. Son casi dos veces más ligeros que los palets tradicionales. Eso lo hace más fácil de utilizar y también reduce los costes de transporte.

Tienen capacidades diversas, desde los 250 kilos hasta los 1250 kg. Son reciclables y con ellos pueden hacerse nuevos palets u otros objetos de madera prensada.

Los palets de madera comprimida se utilizan para el embalaje industrial. Existen en varios tamaños. Es una madera reciclada. Es ecoambiental.

Los palets de madera prensada son los que más se utilizan para transportar mercancías por vía aérea, ya que son más ligeras y no requieren ningún tratamiento térmico.

Otros materiales para la fabricación de palets:

Aunque aquí se habla principalmente de los palets de madera, existen otros materiales apropiados para la fabricación de este tipo de armazones.

  • - De cartón. También llamados ecopalets. El cartón, o el papel, es un material higiénico y desechable. Apropiado para transportar productos agrícolas, especialmente agroalimentarios. Se presentan en cartón ondulado y se sujetan con cola, sin clavos ni grapas.
  • - De plástico. Más resistente que el anterior y con óptimas características higiénicas. Es ligero e indeformable. Muy adecuado para envíos a largas distancias y para el almacenaje en sectores industriales.
  • - De metal. Escasamente utilizados, son los más resistentes a cualquier carga. Pueden ser de acero, o también de aluminio. El aspecto más positivo es su larga longevidad. Resultan más caros en la primera inversión, pero el desembolso inicial se compensa con una vida útil muy dilatada.

Palets para la decoración

La utilidad de los palets no se reduce a la que se ha reseñado hasta aquí. Esa de almacenaje y transporte es la principal y la que da sentido a esas plataformas. Pero el mundo de la decoración ha descubierto un filón en los palets. Es más, algunos fabricantes tienen una línea especial de fabricación de palets para la realización de mobiliario y demás piezas de decoración.

Así, es posible montar todo tipo de muebles con ellos, con unos resultados increíbles. Sirven para montar camas con o sin cabecero, mesas, sofás, bancos... Absolutamente todo tipo de muebles pueden hacerse con estas tablas.

Si se dispone de terreno, unas vallas de palets son originales y bonitas. Los muebles de la terraza o del jardín pueden hacerse de palets y acabarse con unos buenos cojines. Nunca el low cost dio para tanto.

También son adecuados para construir una escalera que lleve a un altillo, o muebles organizadores; también, estanterías de pared o que formen un separador para un salón grande.

Para ello, es importante elegir la madera más adecuada para lo que se desea construir y tratarla del modo conveniente. Hay que tener en cuenta que los palets admiten una inmensa variedad de colores, ya que lo que se persigue con ellos es dar a una estancia un tono juvenil, desenfadado, práctico.

Si se quiere dar una sensación de mueble nuevo, lo mejor es pintarlo de algún tono llamativo. Si, en cambio, se desea un ambiente más vintage, puede tratarse la madera con un barniz y jugar con dejar a la vista los sellos que se imprimen en los palets (EUR, EPAL).

En el caso de que se usen palets reciclados, es decir, que se han usado anteriormente, deberían seguirse tres pasos previos:

Lo primero que habrá que hacer, no obstante, es aplicarles algún producto para eliminar hongos y bacterias. Se supone que la madera de palet está tratada, si se ha concebido para la exportación, pero nunca está de más tratarla. Además, es necesario una buena limpieza, si se trata de una pieza reciclada, que no venga directamente de fábrica.

Después habrá que lijar la madera para librarla de astillas que podrían lastimarnos y estropear las telas de los cojines.

Un tercer paso importante es comprobar que no hay clavos ni tornillos que estén flojos o que puedan causarnos un desgarro.

Una vez lijado y limpio, hay que darle una imprimación para tapar los poros. Para darle ese aspecto rústico, se le puede aplicar betún de judea o una pintura especial. Esto no se aplica con brocha, sino con un trapo que no suelte pelo, a muñequilla. Estos materiales pueden encontrarse en muchos comercios, desde ferreterías hasta centros comerciales o tiendas de construcción o decoración.

Usar palets para decorar resulta muy económico y el resultado es sensacional.

Conclusión

Ahora ya sabemos de qué madera son los palets y cuáles son los que nos convienen para nuestros propósitos. Sabemos también que los palets de madera resultan más ecológicos que los fabricados con otros materiales. Por una parte, porque permiten varios usos consecutivos. Son susceptibles de ser reparados y de este modo alargar su vida útil. Por otra, al terminar su periodo de uso pueden ser reciclados y transformarse en papel, cartón o en otros palets de madera prensado o comprimida. Y también, en el ámbito de la decoración, los palets admiten tratamiento de pintura y otros que los convierte en piezas muy atractivas para un lugar de trabajo, comercios e incluso para el hogar.