ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Fabricación, Diseño e Innovación para tu Hogar

Premarco Madera

Premarcos de Madera de Obra o Reforma

Premarcos de Obra o Reforma

El precerco o premarco es una estructura de madera compuesta por dos largueros y un cabezal que se utiliza para la sujeción de la puerta a la pared. De la calidad de la materia prima y de su posterior elaboración dependerá que los inquilinos de las viviendas no tengan problemas con sus puertas. Y recuerda, deben estar a nivel antes de poner tus Puertas Block.

PREMARCO

Ventajas de los Premarcos de Obra:

  • En madera maciza de Pino listo para montar.
  • Instalación sencilla y rápida en tu hogar.
  • Varios grosores de fabricación y medidas.
Premarco Madera

Estamos actualizando, contacta con nosotros

Precerco de obra

Ficha técnica:

Se fabrican alistonados para no torcerse en medidas de ancho tabique desde 6 cm de ancho hasta 15,5cm (superior bajo pedido)

Grosores de fabricación: 3 cm / 3,5 cm / 4-4 cm / 5 cm

Grosor en Stock: 35 mm

Medida luz interior: 206 x 66.5 / 76.5 / 86.5

 

Detalles de un Premarco de Obra / Reforma armado tal y como te lo enviaríamos...

Detalle precerco montado

Cabecero universal ¡Todas las medidas en uno!

Cabecero universal, todo en uno

También se pueden entregar sin montar o sin armar para que los armes tu. Ya se sirven como ves en estas imágenes. Listo para armar.

Los premarcos de madera, también llamados precercos de madera, son estructuras que se utilizan para sujetar una puerta a la pared. Están compuestos de dos largueros y un cabezal.

Los premarcos deben estar elaborados con materia prima de gran calidad puedan sujetar las puertas durante largo tiempo, y así los inquilinos de la vivienda no tengan problemas de fijación de las puertas.

Estas estructuras se pueden adquirir montadas o desmontadas. En el caso de los premarcos desmontados, suelen venir con un cabezal universal que se puede adaptar a muchos anchos diferentes de puertas.

Frecuentemente, los premarcos se venden también de dos en dos, es decir, cuatro largueros y dos cabezales.

Tipos de premarcos

Según lo que necesites, tendrás que conseguir uno u otro premarco.

Premarco simple

Son premarcos formados por una barra de madera, y suele ser el más utilizado en las diferentes puertas de huecos de luz de 645, 745 y 845 mm. Puede ser de madera o de otros materiales como pladur.

Premarco doble

Es igual que el anterior, pero tiene una doble estructura de madera, necesaria para huecos de luz más anchos, normalmente de 1170, 1270 y 1470 mm.

Marco directo

A diferencia del premarco y del premarco doble, el marco directo no necesita un cerco, se puede colocar directamente en la puerta.

¿Cuándo necesitas cambiar el premarco de tu puerta?

Normalmente, cuando cambias de una puerta antigua a otra más moderna, ya que antiguamente no se seguían las medidas estandarizadas. Pero si observas que las medidas sí coinciden, no es necesario que lo cambies.

También si has elegido una puerta con anchura o altura diferentes. Pero no te preocupes, instalar un premarco de obra es muy fácil. Con nuestros premarcos no tendrás ningún problema, ya que están estandarizados.

¿Qué medidas necesitas para el premarco de madera?

El premarco consta de dos laterales que suelen medir 210 mm y un travesaño que es para una medida de 625, 727, u 800 mm. La elección del travesaño depende de lo que mida la hoja de la puerta futura. Generalmente se escogen travesaños de 625 mm para el baño, de 725 mm para cocina, habitaciones, pasillos, etc. Los más largos, de 800 mm, suelen ser para la entrada y otras puertas diferentes a las mencionadas.

Qué necesitas para instalar los premarcos de madera

En primer lugar, las herramientas adecuadas: amoladora, disco, serrucho, cortafríos, maceta, alcotana, martillo, barra de uña, pasa, gaveta, palera (para extender la masa), plomada, regla o nivel y, para protegerte, gafas, guantes y posiblemente casco, Si tienes muebles o electrodomésticos cerca de la puerta donde vas a trabajar, debes cubrirlos, por ejemplo, con plásticos.

Aunque no adquieras el marco premontado, sino las piezas, su instalación es muy sencilla gracias a su kit de montaje fácil, con el que no es necesario utilizar herramientas.

Si ves que el procedimiento para instalar los premarcos de madera es demasiado complejo para ti, es mejor que lo encargues a un profesional en carpintería de puertas. Aun así la instalación te resultará mucho más económica que si encargas también al material al profesional, ya que nosotros somos fabricantes de este producto.

Cómo sustituir los premarcos de la puerta

¿Has adquirido uno de nuestros premarcos de madera? ¡Enhorabuena! Ahora toca ponerse manos a la obra para instalarlo.

Veamos cómo proceder.

1. Desmonta el premarco antiguo, después de retirar la puerta y el marco con cuidado. Si el premarco es metálico, haz varios cortes con la amoladora, ya que será más fácil retirarlo troceado. Haz los cortes en diagonal. Si el premarco es de madera ta también puedes hacerlo, pero con un serrucho en vez de amoladora.

2. Para ir desmontando el cerco, puedes utilizar un cortafríos y una maceta. Utiliza guantes y gafas y golpea con fuerza en la unión del premarco y la pared hasta que se empiece a desprender y se abran huecos.

3. Cuando puedas meter la barra de uña de desencofrar en los huecos, introdúcela haciendo presión entre la pared y los cercos, hasta que salgan los pedazos del mismo.

4. Quita el resto del cerco de la misma manera, siempre con guantes y gafas. Ten cuidado especialmente cuando quites el cabezal en el techo, para evitar que se te caiga algún pedazo de material en la cabeza o los ojos. También sería recomendable que llevaras un casco.

5. Si es necesario quita las partes del rodapié de la pared que puedan molestarte para colocar el nuevo cerco, con ayuda del cortafríos y la maceta.

Ahora ya puedes colocar el nuevo premarco de madera.

6. Pon el premarco nuevo sobre el lugar en que lo colocarás y traza la línea de colocación sobre la pared, tanto sobre los laterales como el montante, teniendo en cuenta la anchura del mismo.

7. Utiliza una alcotana para golpear a lo largo de la línea que has hecho. Así será más fácil cortar por dicha línea.

8. Con la amoladora y el disco, traza los cortes a lo largo de la línea. Ten en cuenta que levantarás mucho polvo, así que no olvides llevar gafas y cubrir los muebles para que no se llenen de polvo. Especialmente, ten cuidado con aparatos eléctricos como ordenadores o electrodomésticos.

9. Tantea con la alcotana hasta encontrar el hueco del ladrillo más cercano a la línea que has marcado y pica a lo largo de este hueco. Sube en vertical hasta la línea marcada. Así, podrás quitar fácilmente todos los trozos sobrantes.

10. Sigue quitando trozos con la maceta, hasta que consigas que los bordes estén alineados. Si es necesario, remata los trozos más finos con la alcotana. ¡Ten cuidado de no quitar demasiado!

11. Haz los agujeros en el suelo donde vas a fijar las piezas verticales del precerco, utilizando el cortafríos y la maceta. Cuando los termines, limpia bien los huecos.

12. Limpia también el suelo, retirando polvo y escombros. Es recomendable que los guardes en sacos para llevarlos fácilmente a un punto limpio.

13. Prueba a poner el precerco en su lugar. Si todavía no entra, efectúa más cortes.

14. Cuando ya quepa, introdúcelo y pon unos listones en la parte baja para que no se mueva el premarco de madera mientras lo instalas.

15. Si te has decidido por los premarcos desmontados, móntalos antes y, al introducirlos en el hueco, sujeta también los ángulos (esquinas) con listones. Para la parte inferior, ten en cuenta la marca que llevan los premarcos en la parte lateral: son para indicar hasta que altura llegará el suelo una vez terminado. Esto te servirá para introducir el cerco en el suelo a la altura del suelo necesaria.

16. Si el precerco no tiene garras de sujeción, fabrica tú mismo unas. Puedes hacerlo clavando dos puntas de 12 cm en aspa, en tres puntos del lateral. Procura que estén repartidos todos equidistantemente. Al colocar el precerco en la pared, deberás marcar la posición de los puntos en el mismo. Haz un cajeado en ese punto, lo que reforzará la sujeción.

17. Mezcla la pasta de arrastre en una tina y remueve con la paleta, según las instrucciones del fabricante. Ten en cuenta que debes utilizar una mezcla que tarde en fraguar, ya que el trabajo requerirá tiempo.

18. Coloca un poco de la pasta en los agujeros inferiores, para que sujeten mejor el premarco. Presiona bien la pasta sobre los clavos que has puesto sobre el precerco.

19. Utiliza un nivel para comprobar que el precerco está correctamente colocado. Si el premarco anterior era de las mismas dimensiones, bastará con comprobar que el nuevo esté enrasado en la pared y que no sobresalga por ninguno de los extremos. Puedes ayudarte también de una regla metálica.

20. Si al colocar el precerco el suelo no está alineado con la marca del mismo, tendrás que elevarlo hasta que coincidan. Puedes hacerlo con un calzo con el mismo grosor que el suelo nuevo. Recuerda asegurarte de que está colocado a nivel y que los laterales están paralelos.

21. Termina de colocar masa sobre los clavos y rellena todos los huecos entre el premarco y la pared. Cuando el hueco sea muy estrecho, ayúdate de una espátula para rellenarlo.

22. Finalmente, aplica una pasta de alisado sobre la pasta de agarre, líjalo cuando se seque y... ¡voilà! Ya lo tienes todo preparado para colocar el marco y la puerta.

¿Por qué elegir nuestros premarcos de madera?

Con nosotros puedes adquirir premarcos montados o por piezas, con cercos universales. De esta manera podrás adaptar los premarcos a multitud de puertas de distintas medidas, ya que permiten doce anchos diferentes. Así no tendrás que preocuparte por las medidas en el momento de comprarlos, y los tendrás a mano para cuando necesites.

Nuestros premarcos también vienen con un moderno sistema de ajuste mediante garra de fijación. Junto a la madera de alta calidad que empleamos en todos nuestros productos, esto hace que nuestros premarcos tengan una duración asombrosa.

Además, son fáciles de almacenar y transportar, gracias a su cómodo embalaje.

Los premarcos de madera que comerciamos vienen con código EAN, ya que siguen los estándares de codificación europea.

Y, además, te los entregamos a domicilio por un precio módico.

Madera de primera calidad

Este tipo de premarcos se fabrican con madera de pino de Suecia o abeto nórdico, ambas muy resistentes al paso del tiempo y a la acción de agentes climáticos como el frío, la humedad o el calor. Ambas maderas son las preferidas en construcción y, además, la madera de abeto es muy utilizada para mobiliario y otras estructuras del hogar porque es fácil trabajar con ella: se puede encolar, lijar, cortar... sin esfuerzo y sin perder durabilidad.

Nos adaptamos a tu puerta

Solo trabajamos con medidas estandarizadas, que serán fácilmente adaptables a tu puerta. Por ejemplo, los largueros de nuestros premarcos de madera que tienen una longitud de 2060 mm, son aptos para puertas de 2030 mm de altura. Pero si vas a instalar los premarcos en puertas de entrada, tenemos premarcos de 2140 mm de longitud, para puertas de 2110 o 2030 mm.

Los cabeceros de nuestros premarcos pueden utilizarse en puertas de 20 mm, 30 mm, 35 mm, 40 mm o 45 mm de grosor. Además estos cabeceros, llamados multicabecero por adaptarse a distintas anchuras de puertas, sirven para puertas de diferentes anchos normalizados de 625, 725 o 825 mm de anchura.

También tenemos premarcos de otras anchuras. Podrás contar con tu premarco para puertas desde 6 cm hasta 15,5 cm de anchura.

Y si necesitas fabricar tú mismo un premarco, contamos con perfiles premarco, que son barras de madera laminada o empalmada que garantizan estabilidad de la pieza.

Nuestros premarcos son, además, sumamente fáciles de instalar. Tienen cerco para tabique; como ya has visto su cerco se adapta a diferentes anchuras y son altamente recomendables tanto para reformas como para instalaciones de puertas nuevas, puertas de interior y puertas de exterior.

Calidad y servicio

A nuestros años de experiencia con diferentes maderas, procesos de lijado, barnizado, etc., se les suma la aplicación de las nuevas tecnologías, lo que nos ha permitido mejorar, día a día, la calidad de nuestros productos. Así, nos hemos convertido en expertos en materiales de construcción y reformas para chalets, casas, locales, espacios interiores y exteriores... Somos distribuidores de referencia en productos como los premarcos de madera.

Gracias a la eficiencia que permiten los sistemas automatizados, podemos ofrecerte los mejores precios y queremos proponernos un último reto: ser sostenibles. Por esta razón, también intentamos innovar en la elaboración de nuestros productos y evitar el desperdicio de un bien valioso como la madera. Así, comerciamos con productos adaptables a toda clase de espacios y tamaños, como nuestros premarcos de madera de medidas universales.

Además, contamos con un excelente servicio de logística que llega a cualquier punto de la Península en un tiempo mínimo y con una calidad de transporte de acorde con las necesidades de nuestros clientes. Nuestro almacén siempre está listo con un stock permanente de cientos de premarcos de madera montados y sin montar. ¡Estamos preparados para que realices tu pedido!