Mi carrito
Distiplas

Suelos y Pavimentos Distiplas

¿Buscas un buen suelo? Tu hogar merece el Nº1

Sabemos más que de sobra (por la experiencia que tenemos con cientos de clientes) la importancia que tiene instalar un suelo laminado ó parquet de alta calidad para evitar, al año siguiente, tener que hacer obra de nuevo y cambiar toda la casa porque se ha despegado, se está poniendo feo, se ralla facilmente y está horrible, etc.

Por ello, sólo te ofrecemos productos de primera calidad, productos de la reconocida multinacional DISTIPLAS, que ofrece mucho más que experiencia, ofrece pasión por los suelos, innovaciones espectaculares frecuentes, accesorios de todo tipo y para todo tipo de situaciones, etc. ¡Olvídate de suelos casi regalados que al final salen caros o muy caros!

DISTIPLAS ha sido el referente en fabricantes de suelos laminados, parquet, suelos vinílicos... Desde su salida al mercado, DISTIPLAS siempre ha marcado la diferencia en innovación, calidad y precio, siendo un pionero en sistemas de unión y acabados de suelos laminados.


¡AHORA ENTREGAS EN SÓLO 48h!

Suelos Distiplas

Suelos Laminados

Suelos Distiplas

Parquet de calidad

Suelos Distiplas

Suelos Vinílicos

Suelos y Parquet Distiplas

Suelo Residencial

Suelos y Parquet Distiplas

Más suelos...

Debes saber de DISTIPLAS

Cada vez más personas optan por el suelo laminado a la hora de hacer una reforma en casa. Se trata de un material que permite revestir cómodamente el suelo del hogar mediante láminas producidas a partir de la madera. Además, es muy sencillo aplicarlas sin que sea necesario contratar una obra.


¿Cómo instalar un suelo laminado a la perfección?


La idea de poner suelo laminado en el hogar está de moda gracias a todas las ventajas que supone. Su colocación es rápida y tan sencilla que podemos hacerla nosotros mismos. Además, como se trata de un arreglo se puede hacer sobre la superficie del suelo requiere mucha menos obra y, en consecuencia, el presupuesto es mucho más reducido.


Por si fuera poco, los suelos laminados se adaptan muy bien a cualquier circunstancia. Por este motivo resulta muy sencillo colocarlos sobre un suelo radiante o adaptar las piezas a la morfología de cada habitación. El acabado es pulcro y profesional, añadiendo el toque elegante y sofisticado de la madera a la casa.


Los pasos previos a la instalación de un suelo laminado


A la hora de poner un suelo laminado en casa es muy importante que conocer cuáles son los pasos a seguir para que quede perfecto. Lo primero de todo, antes de comenzar a montar las piezas, es comprobar los siguientes puntos:


- Planificación: antes de colocar un suelo laminado es fundamental tener claro cuál es el diseño que se va a seguir y qué hace falta según las características de la casa. Hay que hacer un cálculo de la superficie a cubrir para saber qué cantidad de láminas se van a necesitar y planear en qué orden se van a colocar. A nivel estético, por ejemplo, es muy importante saber cuál será la dirección de las vetas de la madera antes de empezar.


- Tratar la madera: no hay que olvidar que la madera es una materia orgánica y como tal es muy susceptible a los cambios en el ambiente. Las láminas se ensancharán con la humedad y con el calor, por lo que para evitar problemas es aconsejable almacenar las piezas en la casa al menos dos días antes de empezar la obra. 


- Preparar el suelo: además de la madera también es necesario atender a las necesidades del suelo sobre el que se van a colocar las láminas. Si tiene imperfecciones será fundamental tratarlas para conseguir un acabado homogéneo. También es importante eliminar elementos sobresalientes, como pueden ser los rodapiés o los topes de las puertas.


- El aislante: antes de lanzarse a colocar el suelo es aconsejable colocar una capa de aislante sobre el piso original. El polietileno es la opción mayoritaria. También es el momento de plantearse colocar un subsuelo más sofisticado, añadiendo por ejemplo suelo radiante o materiales que aislen del ruido.


Colocando las láminas


Una vez la casa está totalmente preparada para la reforma, es hora de poner el suelo laminado. Aunque es una tarea muy sencilla, merece la pena que recordar algunos consejos para cada una de las partes del suelo:


1. La primera fila: para empezar a poner el suelo es aconsejable empezar por aquellas zonas que van a ser más visibles. Los últimos centímetros pro cubrir llevarán piezas más irregulares y, en consecuencia, no quedarán tan bonitos. Esto dependerá siempre de la disposición de cada casa y de cómo se quieran distribuir los espacios en cada habitación. 


2. Las demás filas: colocar el resto de piezas es muy sencillo y basta con emplear las manos y un martillo para las zonas más complicadas, como los límites con las paredes. Las láminas encajan con un sistema de click muy intuitivo, a la par que resistente.


3. El remate perfecto: será necesario recortar las piezas finales para que encajen a la perfección en el suelo de cada habitación. Además, al colocar una junta de dilatación en este paso será posible evitar  las deformidades en la madera según el tiempo y las estaciones vayan pasando.


El toque final


Tras colocar suelo laminado llega la hora de volver a poner todos los detalles de cada habitación. Instalar de nuevo el rodapié es una tarea sencilla, pero necesaria. Es posible que además haya que limar algunos elementos, como las puertas, ya que se habrá aumentado unos centímetros la altura del suelo. Los tapajuntas son accesorios muy adecuados para darle un toque profesional a los remates finales, como las esquinas o los marcos de las puertas.


Otros detalles, como los topes de las puertas, las cuñas y el mobiliario en general ofrecerán menos problemas. 


Siguiendo estos pasos se puede conseguir un suelo laminado perfecto en tu hogar. Además, hacerlo uno mismo da la facilidad adaptar la obra al momento que mejor convenga, sea fin de semana o un mes concreto, ahorrando el dinero de la mano de obra sin perder el acabado profesional.

El suelo vinílico está de moda: cada vez aparece más en los catálogos de decoración de interiores. Este tipo de cubierta para el suelo está fabricada en PVC, un material que se caracteriza por su alta resistencia. Entre otras de sus ventajas destacan la facilidad para la limpieza, su carácter de antideslizante y su resistencia al fuego y otros agentes agresivos. Además, es muy sencillo instalarlo sin necesidad de contratar una obra.


Cómo instalar suelo de vinilo correctamente


Para poner suelo vinílico es importante tener en cuenta varias cosas primero. Una de ellas es el diseño por el que queramos apostar. Si se buscan dibujos más sofisticados, es mejor optar por un suelo de vinilo en lamas. En cambio, si el diseño no resulta tan relevante, podremos escoger el suelo vinílico en formato de rollo.


Suelo de vinilo en lamas


Una de las grandes ventajas de esta modalidad es que se puede hacer un diseño original con las piezas y darle un toque personalizado al acabado. Las lamas de vinilo son relativamente pequeñas y suelen tener un tamaño rectangular. Además, tienen las mismas dimensiones, por lo que es muy fácil organizarlas geométricamente.


Este tipo de suelo de vinilo suele tener una película adhesiva para fijarlo al suelo original. No obstante, no está de más hacer una imprimación para asegurarse de que queda bien colocado. Una vez hecho esto, lo más sencillo es hacer marcas en el suelo que sirvan de guía para las lamas.


Cada una de las piezas se coloca despacio, apretando bien desde el centro hacia los bordes para evitar que queden burbujas de aire. Las últimas piezas en colocar tendrán que adaptarse a las medidas de la habitación, por lo que es necesario tener materiales para cortarlas.


Suelo de vinilo en rollo


El rollo, en cambio, es una gran pieza de suelo que debe cortarse cada vez que se llega a uno de los extremos de la habitación. Su aplicación es mucho más rápida que la de las lamas y se hace especialmente sencilla si se han hecho las marcas previamente en el suelo para conseguir un acabado recto.


Es muy importante colocar la tira del rollo poco a poco, despegando el papel que cubre el adhesivo cada pocos centímetros. De esta forma, es más sencillo evitar las equivocaciones que implicarían difíciles rectificaciones. 


En cambio, al contrario que las lamas, el suelo de vinilo en rollo no ofrece tanta variedad en cuanto a los acabados y requiere de mucha precisión para rematar cada fila perfectamente al llegar a la pared.


Los mejores consejos para colocar el suelo vinílico


No obstante, no basta con conocer el sistema de montaje de las lamas o del rollo. Antes y después de instalar suelos vinílicos hay algunas cosas que se pueden hacer para que los resultados sean todavía mejores. Dependiendo de la fase de la colocación es recomendable seguir estos consejos:


Antes de la instalación


El primer paso de todos es el diseño y la planificación de la reforma que se va a llevar a cabo. Con ello conseguiremos tener la cantidad de materiales adecuados y podremos suponer el tiempo y el presupuesto de la instalación.


Antes de empezar a colocar el vinilo, es fundamental que el suelo esté listo para recibir el nuevo material. Para ello será necesario hacer una limpieza profunda y comprobar que la superficie no cuenta con ninguna imperfección que pueda afectar a la colocación del vinilo.


En caso de que haya que llevar a cabo alguna intervención en el suelo, para nivelar, por ejemplo, es fundamental que se haga antes de empezar a trabajar con el PVC. Además, es importante eliminar cualquier detalle que pueda impedir la colocación de las lamas o del rollo, tales como los rodapiés.


Después de la instalación


Una vez se ha terminado la instalación del nuevo suelo que recubre el original, todavía hay algunos pasos que se pueden hacer para mejorar los resultados. Uno de ellos es volver a instalar los rodapiés y otros detalles que van en contacto con el suelo. Es posible que haya que hacer algunas modificaciones, pues la medida de la altura de la habitación habrá cambiado.


Puesto que el sistema de PVC no sufre tantos cambios como los materiales orgánicos, no es tan importante atender especialmente a los espacios de contacto entre suelo y pared. No obstante, conviene esperar uno o dos días antes de colocar los muebles de nuevo, para evitar levantar las piezas.


Con todos estos datos, cualquiera puede empezar a disfrutar del suelo vinílico en su hogar. Basta con seguir los pasos anteriores para hacer la instalación en el momento más adecuado. Se trata de una de las formas más baratas y sencillas de renovar la casa, tanto por el precio de los materiales, como por el hecho de que no sea necesario hacer todo una obra.

El parquet es uno de los suelos más demandados. Su belleza y elegancia son reclamo suficiente como para instalarse en muchos hogares. La madera natural es la clave de este tipo de suelo, la cual debe ser cuidada con mimo y detalle para garantizar el buen estado del parqué durante décadas. No es raro que se considere como una suerte de herencia uno de estos suelos si es bien cuidado.


A la hora de instalar parquet se deben tener en cuenta diferentes aspectos. El primero es guardar las medidas de seguridad necesarias durante todos los trabajos y contar con las herramientas adecuadas, ya que este tipo de instalaciones pueden necesitar de algunos útiles específicos.


Pasos a seguir para la instalación de un parquet de madera


Para una instalación normal de un parquet de madera será necesario contar con los listones que formarán el suelo, martillo, sierra, adhesivo de montaje para zócalos, nivel, cinta americana, cuñas de plástico y una palanca acolchada. A la hora de realizar los trabajos convendrá que el área esté despejada y llevar guantes en todo momento para evitar los daños de los golpes fortuitos que puedan surgir.


1. Comprobación del nivel del suelo antes de instalar parquet


El parqué solo puede ser instalado en un suelo totalmente liso y libre de humedades. En caso de encontrar desniveles habrá que corregirlos utilizando un nivel y material de relleno, que dependerá de la habitación donde se instale. Si alguna área sobresale se lijará o pulirá hasta que esté a la misma altura que el resto de la estancia.


2. Colocar la capa aislante


Una vez el suelo sea totalmente nivelado es necesario extender una capa aislante. Para tal fin se recurrirá al uso de rollos de polietileno, material que impide cualquier filtración de humedad que provenga del suelo. En función del área a cubrir se utilizarán más o menos rollos y habrá que cubrir las junturas entre ellos para evitar cualquier posible filtración. La cinta americana se utilizará en este paso. También cabe destacar que la instalación de esta capa se hará de manera perpendicular al parqué.


3. Disposición de las piezas de madera


Antes de colocar los listones se extenderá una capa de adhesivo que fijará la madera al suelo. Una espátula dentada será suficiente para que el producto llegue a toda la habitación. Hay que empezar colocando las piezas cercanas a la pared y dejar un espacio de separación de cinco milímetros, ya que ese hueco será ocupado más tarde por el zócalo de la pared. No obstante, las piezas de madera deben unirse entre sí.


Antes de colocarlas conviene elaborar un listón guía y colocar un cordel para no errar a la larga. Para tal fin se medirá y colocará el cordel en función del patrón de colocación de las piezas. Esta es una parte del trabajo que lo hará más cómodo, además de impedir fallos en la instalación que irán a más con el avance de la obra y que quizás no puedan ser subsanados.


Mientras se colocan las piezas del parqué será útil comprobar con el nivel que permanecen a la misma altura. No hay nada peor que comprobar que se han colocado algunas más altas de lo esperado, ya que habrá que retirarlas con rapidez antes de que se fijen totalmente al adhesivo. No obstante, con paciencia y cuidado no debería haber ningún tipo de problema.


Por último, cuando se llegue a la puerta de entrada a la habitación habrá que lijar 12 milímetros o más de esta, ya que es la elevación que suelen tener los suelos de parqué de media. Esta es una tarea que apenas lleva tiempo, pero que es de gran importancia al depender de ella la futura entrada a la habitación.


4. Últimos retoques


Una vez terminada la instalación y comprobado que ninguna pieza sobresale, llega el momento de barnizar toda la superficie. Se utilizará un barniz especial para este tipo de suelos y se extenderá por toda la superficie. Así, se contará con una última capa que reforzará la resistencia natural de la madera y la embellecerá aún más. Cabe destacar aquí que es necesario acuchillar el parquet cada cinco años para eliminar la capa de barniz y aplicar una nueva. 


Por último, se colocarán los zócalos en los huecos dejados al principio de la instalación. Estos protegerán la parte baja de la pared y encajarán con las primeras piezas que se colocaron. También puede ser barnizado en caso de que sea de madera por las mismas razones que el parqué.


Instalar parquet con sencillez


El parquet es un suelo de gran belleza y elegancia. A la hora de instalarlo hay que tener cuidado con cometer algunos errores. Sin embargo, esta es una instalación que no resulta excesivamente compleja, algo que no comparte con la de un parquet flotante.

Nuestras Marcas

Distribuidor: Azbe cerraduras
Distribuidor: Herramientas Dewalt
Distribuidor: Arcos
Distribuidor: FAC
Distribuidor: Cinta Tesa
Distribuidor: Cerrajería Ucem
Distribuidor: Palmera
Distribuidor: Black and decker
Distribuidor: Brocas Alpen
Distribuidor: Bestway
Distribuidor: Chyc
Distribuidor: Cerraduras para puertas CVL
Distribuidor: Elma
Distribuidor: Tecnologías Henkel
Distribuidor: Cerraduras para puertas ISEO
Distribuidor: Cerraduras JIS
Distribuidor: JMA Bricolaje
Distribuidor: Lince
Distribuidor: Maurer
Distribuidor: Oryx
Distribuidor: Papillon
Distribuidor: Samurai
Distribuidor: Saturnia
Distribuidor: Cerraduras para puertas Tesa
Distribuidor: TT
Distribuidor: Wolfpack herramientas
Distribuidor: Yamato
Please wait...