ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent
Galvanizadas

Puertas Galvanizadas Máxima Seguridad

Puertas de Entrada Galvanizadas

Las puertas galvanizadas son una de las opciones más seguras en lo que a puertas de entrada se refiere, por eso en Brico-Valera te ofrecemos la oportunidad de conseguir una puerta galvanizada con la mejor calidad y mejores prestaciones a un precio muy competitivo.

GALVANIZADAS

Ventajas de las Puertas Galvanizadas:

  • Resisten las inclemencias meteorológicas sin problemas.
  • Aumentan la seguridad de tu hogar frente a otras puertas.
  • Multitud de acabados y combinaciones donde elegir.
Puertas Galvanizadas
Página
por página
Comprar por
Encuentra tu estilo
diseño
estilo
  1. Mod. ACACIA-FM Saga100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 624,99 € Precio 849,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
  2. Mod. ALTEA Saga100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 545,99 € Precio 694,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
  3. Mod. ALTEA-FM Saga100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 604,99 € Precio 699,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
  4. Mod. CAMELIA Saga100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 549,99 € Precio 684,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
  5. Mod. CAMELIA-FM Saga100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 604,99 € Precio 699,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
  6. Mod. 1130 Saga100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 509,99 € Precio 599,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
  7. Mod. 1130L Saga100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 509,99 € Precio 599,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
  8. Mod. 1120 Saga100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 509,99 € Precio 599,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
  9. Mod. IRIS FM Saga 100

    Disponibilidad: Consultar
    Oferta 589,99 € Precio 769,99 €
    Galvanizadas Calidad Premium
    Disponibilidad: Consultar
Página
por página

¿Sabías que una puerta galvanizada puede tener muchos usos? Normalmente asociamos estás discretas puertas metálicas con garajes, trasteros y creemos que son inefectivas por su ligereza y bajo precio. Pero vamos a descubrirte mucho más sobre estas socorridas puertas de entrada.

Comencemos por el material del que están fabricadas: la chapa galvanizada es una chapa de acero a la que se le aplica un tratamiento de galvanizado en caliente. Este proceso consiste en sumergir la chapa en una solución de zinc para que quede recubierta de este metal, de manera que adquirirá una protección contra la corrosión y oxidación provocadas por los agentes atmosféricos.

Esta chapa galvanizada alarga notablemente la vida útil de la puerta hasta 20 o 30 años, mucho más que una puerta de chapa normal. Por eso, con este material se fabrican tanto las puertas motorizadas de los garajes como las puertas simples auxiliares de 90 cm para casas de campo, almacenes, etc.

Ventajas de las puertas galvanizadas

Además de su durabilidad, estas puertas tienen muchas otras ventajas.

- Seguridad: estas puertas se pueden fabricar con una o con dos chapas de acero o hierro ensambladas y rellenar de materiales como el cartón panel nido de abeja o el poliuretano, entre otros. Estos sistemas convierten a las puertas en extraordinariamente resistentes y difíciles de franquear. Se puede añadir una cerradura apropiada y, entonces, conseguimos una puerta tan segura que es casi infranqueable. Una puerta de chapa de acero es excelente para proteger el exterior de los trasteros, mientras que en el interior es suficiente con una puerta de 90 cm.

- Posibilidades de decoración: solemos pensar que estas puertas no son estéticas, cuando en realidad se pueden diseñar también para que sean decorativas. Con ellas podemos obtener, por ejemplo, puertas galvanizadas con rejas de ventilación, puertas de chapa de 90 para entradas con diversos diseños, puertas ciegas y una gran variedad de modelos de puertas de chapa de garaje, con cualquier medida que necesitemos. Además de todas estas formas diferentes, también hay una amplia gama de colores, ya que se puede utilizar un recubrimiento de PVC de multitud de colores y acabados o terminaciones en chapas prelacadas RAL homologadas. Incluso las persianas de chapa que se suelen usar en los comercios pueden ser de chapa galvanizada, por ejemplo lisas, microperforadas o con diferentes tipos de calados.

Ventajas e inconvenientes de las puertas galvanizadas

Ahora que ya conoces las características de estas puertas, es hora de poner a examen si son ventajosas o no para ti.

En primer lugar, su compra, instalación y mantenimiento son sumamente fáciles. Son muy sencillas de utilizar en construcción y, gracias a su refuerzo en zinc, tienen una vida útil asombrosamente larga.

El baño de zinc en el que se baña la lámina de acero para fabricar la puerta galvanizada llena los espacios dañados de la lámina y, si en el futuro la puerta está sometida a elementos corrosivos como el agua, las moléculas de zinc son las que se sacrifican, evitando que se dañe el acero.

Las láminas de acero galvanizado son termoaislantes. Por eso, en construcción, a menudo se usan láminas de acero galvanizado en zonas geográficas donde no se recomienda utilizar techos de cemento.

Además, el zinc es muy resistente a la corrosión, a diferencia del hierro. Ni siquiera en entornos muy húmidos o cerca del mar resulta afectado, por lo que estas puertas se pueden utilizar incluso en primera línea del mar sin que el salitre las afecte. La capa de zinc que poseen evita que el aire pueda llegar al acero del interior, por lo que las mantiene en perfectas condiciones.

Por otro lado, el zinc es resistente al rallado, por ello tiene ese aspecto satinado que siempre llama la atención y no se altera con el tiempo. Gracias a esto, tiene notables utilidades estéticas que se pueden aprovechar, especialmente si te decides por pintar la puerta de algún color, y su uso no queda relegado a los garajes y trasteros.

Todo esto hace que las puertas de acero galvanizado puedan llegar a durar 70 años sin necesitar ninguna clase de mantenimiento.

Por último, el acero galvanizado es un material sorprendentemente barato, gracias a que es reciclable. Se puede utilizar y reutilizar incontables veces, también para fabricar piezas de coches, barcos o maquinaria industrial. Así, al adquirir una puerta galvanizada estarás comprando también un producto ecológico.

Las únicas desventajas de estas puertas se limitan más bien a su fabricación.

No todos los tamaños de placas de acero se pueden galvanizar con zinc debido, fundamentalmente, al tamaño. Pero los tamaños medios de las puertas son perfectos para ser galvanizados.

El proceso de galvanizado con zinc es lento, por lo que durante el mismo, las láminas pueden pegarse entre sí antes de que se enfríen completamente. Por supuesto, esto no es algo que afecte al cliente final.

Aunque hemos hablado de todas las bondades y la resistencia del zinc, hay que decir que tampoco es perfecto y no protege el acero en el 100 % de los casos. Por ello, puede suceder que a veces se acabe deteriorando en climas muy húmedos, con lluvia o cerca del mar.

Catálogos populares

¿Quieres un presupuesto?