Pon un humidificador en tu hogar


Pon un humidificador en tu hogar

Ya que la monotonía aburre y todos necesitamos en alguna ocasión darle un giro al ambiente que nos rodea, sobre todo en el hogar, hoy escribimos un post dedicado a esas personas que han reformado su casa o están pensando en hacerle un lavado de cara. Nos centraremos en uno de los artículos que a veces pasan de largo, pero que puede ser esencial para conseguir un ambiente único en nuestro hogar: el humidificador.

¿Qué he de saber sobre este aparato?

Te hablamos de un aparato electrónico de pequeño tamaño con la capacidad de aportar humedad al ambiente cuando es insuficiente. El nivel óptimo de humedad que debería haber en el hogar se encuentra entre el 40 y el 60 %, ya que mejora la respiración y la homeostasis corporal.

Lo único que tienes que hacer para que los humidificadores se pongan en marcha es llenar de agua un depósito que se encuentra dentro de su estructura. El aparato se encargará de expulsar chorros de vapor al ambiente cada cierto tiempo, siempre y cuando sea necesario.

La frecuencia de este aporte de humedad vendrá dado por la necesidad de esta, que depende de varias variables. Los principales puntos en los que debes pensar para encender este maravilloso aparato son, en primera instancia, la estación en la que estás. Y es que, unas son más secas que otras. En segundo lugar, la temperatura del ambiente. Si hace demasiado calor o demasiado frío, la humedad varía por la evaporación del agua (cuando hace calor, la humedad es más alta que cuando hace frío). Además, en las estaciones invernales el calor seco derivado de las calefacciones puede crear problemas respiratorios, además de suplir la ventilación natural.

También debes tener en cuenta el clima de la zona en la que te encuentras. Por ejemplo, si vives en una zona de interior, el clima será más seco y notarás mucho más los beneficios de este aparato. Por último cabe destacar que si hay un bebe en tu casa, posiblemente sea el que más goce de los beneficios que este aparato aporta, ya que le ayudará a respirar. Hará que se sienta más cómodo mientras crece plácidamente acompañado de sus queridos papás.

¿Qué ventajas aportará este tipo de ambientador en mi ambiente casero?

Te recomendamos la utilización de este aparato en tu hogar por varias razones que te exponemos a continuación. ¡Seguro que después de leerlas no te quedas indiferente!

En primer lugar, este tipo de ambientador ayuda en gran medida a generar un ambiente agradable y limpio. Mejora en alta medida el correcto funcionamiento del aparato respiratorio, un gran beneficio del que podrán disfrutar adultos y niños.

En la época invernal combatirá ese desagradable calor seco que tanto nos molesta a veces, siendo inevitable porque la calefacción es muy necesaria en algunos momentos. También en la época estival puede ayudar a evitar el resecamiento de labios y mucosas derivadas del famoso uso del ventilador en los días más calurosos.

Tienes que ver:  Biomasa, calefacción en casa

Verás disminuidas las irritaciones de garganta y las molestias nasales. Como hemos mencionado antes, la humedad generada en el ambiente ayudará al aparato respiratorio evitando estas molestias inevitablemente derivadas de la sequedad del ambiente.

No hemos de olvidarnos tampoco de esos seres vivos que habitan también nuestras casas y tanto nos ayudan, las plantas. Ellas nos proporcionan un aporte extra de oxígeno, ¿no crees que por lo menos le debemos dar la comodidad de disponer de la humedad suficiente para su desarrollo y bienestar? Porque sí, este aparato contribuye también a que las plantas del hogar se vean lustrosas y frondosas.

El depósito con el que cuentan es rellenado por el usuario. Puede utilizarse también como aparato casero de aromaterapia, proporcionando agradables esencias a tu hogar que te transportarán a otros lugares del mundo, consiguiendo elevarte en cuerpo y mente.

Principales características de estos accesorios

Aunque existen aparatos de diferentes tamaños en el mercado, la capacidad de su depósito suele rondar los cinco litros. Evitará que hayas de rellenarlo constantemente, permitiendo duraderas aplicaciones sin tener que preocuparte de su mantenimiento.

Como es un aparato que necesita de alimentación eléctrica, normalmente cuentan con una batería, permitiendo su colocación en cualquier parte del hogar, sin la necesidad de estar cerca de un enchufe. La autonomía de esta batería en la mayoría de las opciones existentes ronda unas seis horas, con la posibilidad de recargarla para posteriores usos.

Ya que su tamaño no es muy grande, suele rondar los 40 cm, su consumo eléctrico tampoco es elevado, siendo equivalente a aparatos como un teléfono móvil o un altavoz. Además, su pequeño tamaño hará que no te suponga ningún problema su movilidad a lo largo de las estancias de tu hogar, sin restar espacio a otros elementos decorativos que decidas instalar.

Es muy importante destacar también que es un aparato altamente silencioso. Si no fuese por sus increíbles beneficios, posiblemente ni siquiera serías consciente de que está presente en la habitación. Esta ausencia de ruidos molestos permitirá un descanso perfecto, acompañado de una mejor respiración y agradables aromas de ensueño que te acompañarán durante esas adoradas siestas después de un duro día de trabajo.

Tipos de humidificadores

– De vapor caliente

Estos aparatos se centran en calentar el agua, utilizando unos electrodos que albergan en el interior. Después de elevar la temperatura del agua, la expulsa al ambiente a través de un chorro de vapor de agua a una elevada temperatura. Una de las indicaciones más importantes a la hora de utilizar estos vaporizadores es que has de estar atento/a a la hora de colocarlos. La incidencia de este chorro de agua caliente puede provocar accidentes sobre personas, produciendo quemaduras, o sobre mobiliario del hogar produciendo algún daño a este debido al calor.

Otro inconveniente que ha hecho que el mercado se centre en otras opciones es que debido a la temperatura que alcanza el agua, esta pueda convertirse en un medio agradable para el crecimiento de mohos y bacterias, propagándose al hogar en cada vaporizado. De todas formas, no has de preocuparte demasiado por este punto si este tipo de aparato te parece una buena opción. Con un uso adecuado y una limpieza y mantenimiento óptimo del aparato, no han de existir problemas, ya que estos organismos tardan tiempo en proliferar y el agua no es su medio preferido

Tienes que ver:  Tendencias en Decoración para 2017

– De vapor frío o evaporativos

Se trata de los humidificadores más extendidos, debido a que presentan una gran sencillez a la hora de su utilización. Además, cuentan con un precio muy económico, algo esencial a la hora de optar por comprar uno de estos aparatos.

En este caso, el depósito del aparato tendrás que rellenarlo con agua fría. Atravesará un filtro e irá a parar a un ventilador que moverá el aire hacia el filtro, que se encontrará húmedo. Irá echando el vapor hacia el exterior, con una temperatura fría.

En este caso, al no existir un chorro de vapor de agua caliente, se evitan los problemas derivados del calor, evitando accidentes o degradación de los elementos del hogar, haciéndolo una opción más segura.

Por otro lado, el inconveniente que presenta este vaporizador es que al contar en su estructura con un ventilador, emitirá un ligero ruido que puede hacer algo molesto el aparato, perdiendo la ventaja del silencio con la que cuentan otros aparatos similares. Otra pequeña desventaja es que al incorporar un filtro, dentro de las tareas de mantenimiento entrará la sustitución periódica de este. Pese a que es una tarea sencilla, requiere una alta atención, ya que puede acarrear también el crecimiento y acumulación de moho y bacterias.

– Humidificadores ultrasónicos

Este tipo de aparato tiene la particularidad de que utiliza vibraciones de frecuencias altas, las cuales provocan la ionización de las partículas del agua, haciendo que estas expulsen al aire iones negativos. El gran beneficio que aportan estos iones negativos es que crean en el ambiente una gran sensación de limpieza. Y es que, estos pueden interactuar químicamente atacando sustancias contaminantes presentes en el hogar, bien provenientes del exterior o de las mismas actividades humanas.

Esta ventaja es muy importante de tener en cuenta, ya que muy pocos aparatos son capaces de ofrecer características similares. Además, cumple dos funciones, humedecer el aire y desinfectarlo, siendo doblemente beneficioso para las personas con problemas respiratorios.

Además, gracias a la ionización, consiguen unos rangos de humidificación bastante más altos que otros aparatos de otra tipología, haciéndolos tal vez la opción más completa.

– Humidificadores ozonizadores

Como hemos mencionado en el punto anterior, existen algunos humidificadores que además de aportar humedad, ofrecen la posibilidad de mantener el aire del hogar más limpio. Además, combaten sustancias contaminantes y reducen el riesgo de aparición de bacterias y mohos, un inconveniente que presentan generalmente estos aparatos por trabajar a partir de un depósito de agua.

Los aparatos ozonizadores son un claro ejemplo de ellos, ya que gracias a su revolucionario sistema tecnológico, son capaces de ozonizar el agua que expulsan. Consiguen, así, luchar en el lugar en el que se encuentran contra una gran cantidad de contamintantes ambientales. Destaca la lucha contra parásitos de cualquier tipo, como bacterias o mohos, que pueden resultar patógenos para el cuerpo humano.

Tienes que ver:  ¿Qué es el suelo vinílico?

Además de evitar la aparición de patógenos en el hogar, estos humidificadores reducen en gran medida la presencia de malos olores. Pueden llegar a representar un problema muy desagradable cuando se presenta la incapacidad de luchar contra ellos.

Gracias a todas estas características, quizá estos últimos sean los humidificadores más completos. Son unos aparatos muy recomendables para paliar todas las consecuencias que algunos ambientes pueden causar sobre nuestros pulmones y mucosas. Sin duda, hacerte con alguno de estos aparatos puede mejorar significativamente tu vida.

Además, si tienes un hijo/a pequeño, muchos expertos recomiendan la utilización de uno de estos aparatos, ya que pueden mejorar enormemente sus condiciones de vida. Igualmente, siempre que se trata de bebés o personas delicadas, desde aquí te recomendamos que siempre consultes a un especialista. Él más que nadie podrá saber qué es verdaderamente óptimo para su salud y la de los de su alrededor.

Por último, queríamos mencionar también la posibilidad de crear humidificadores caseros, aunque nunca será tan fiable como la de los demás aparatos, por razones mencionadas anteriormente. Y es que, el depósito de ciertos microorganismos en un aparato que no podemos controlar puede suponer un riesgo para la salud. La construcción de este aparato consistiría en la colocación de un recipiente hecho de material cerámico relleno de agua sobre un radiador. Es decir, tal y como se hacía en las casas antiguamente, sobre todo en épocas de invierno. En este caso, es importante no olvidar rellenarlo todos los días, para evitar el cúmulo de polvo en su interior.

El principal inconveniente del uso de estos humidificadores es que solo serán útiles cuando la calefacción esté en marcha, ya que la evaporación del agua se consigue gracias al calor aportado por el radiador.

Si después de conocer esta información, aún no te ha quedado claro qué ambientador se adapta mejor a tus necesidades, quédate a leer el siguiente punto. En él haremos un repaso sobre las opciones que ofrece el mercado en cuanto a estos aparatos.

¿Qué opciones existen en el mercado a la hora de comprar uno?

Actualmente, existen infinitas ofertas de estos aparatos, variando formas, colores y tecnología incluida en ellos. Uno de los datos que nos puede dar información sobre cuál de ellos puede ser más recomendable es la tendencia de los clientes a la hora de adquirir uno. Pues bien, en los últimos tiempos, los humidificadores más vendidos son los del tipo de ultrasonidos. Los encontrarás en un amplio rango de precios, que suele abarcar desde los veinte euros hasta los cincuenta euros.

Tal vez esta sea la opción más escogida debido a su baja sonoridad, su expulsión de vapor en frío y sus largas duraciones del depósito, pudiendo alcanzar hasta las veinte horas de autonomía.

Esperamos que este post haya conseguido esclarecer todas tus dudas sobre el humidificador, y que volvamos a vernos por aquí para aprender juntos.


Resumen
Pon un humidificador en tu hogar
Nombre del Artículo
Pon un humidificador en tu hogar
Descripción
Te hablamos de un aparato electrónico de pequeño tamaño con la capacidad de aportar humedad al ambiente cuando es insuficiente.
Autor
Nombre del Editor
Brico-Valera
Logo del Editor