Cómo limpiar las puertas blancas


El mantenimiento de puertas es vital para evitar un desgaste innecesario, en especial si son de color blanco. Esta tonalidad se ensucia con facilidad y cualquier despiste puede ser suficiente para causar un desastre. Sin embargo, tan solo necesitarás un poco de cuidado, los productos indicados y seguir los consejos que encontrarás en esta entrada.

¿Cómo limpiar las puertas blancas con huellas?

Este punto va especialmente pensado para aquellas que cuentan con un lacado. Las manos están en contacto continuamente con las puertas y es muy fácil que las huellas queden marcadas en ellas. El amoníaco es la gran solución en este caso. La idea es utilizarlo en una bayeta de microfibra y secarlo minuciosamente una vez lo hayas aplicado.

Mantener puertas que han sido manchadas de tinta

Sin duda muchos son los que se han llevado a la cabeza ante una imagen así. Sin embargo, no desesperes, limpiar puertas en este estado es posible, te lo aseguro. Solo necesitarás un alcohol que no resulte muy potente y aplicarlo en un paño suave. Pásalo por encima de la mancha y verás cómo desaparece poco a poco. De esta manera mantendrás las puertas limpias incluso después de una catástrofe.

¿Qué no utilizar para mantener limpias las puertas?

Lo primero es no usar ni objetos ni productos abrasivos. En el caso de aplicarlos sobre un lacado causarán arañazos, desconchados o que el propio acabado se eche a perder. Además, cualquier disolvente queda totalmente prohibido. La acetona, por ejemplo, eliminará el lacado por completo y tendrás que volver a aplicar este acabado.

Tienes que ver:  Ideas muy buenas sobre como decorar la entrada de la casa

Junto a esto, procura tener cuidado para que no reciban golpes o arañazos innecesarios. Asimismo, las puertas que estén cerca de ventanas y reciban los rayos del sol durante la mayor parte del día son susceptibles de perder antes el lacado. Los rayos ultravioleta lo irán desgastando sin remedio. Sin embargo, si realizas una limpieza diaria con un paño limpio o un plumero contribuirás a su mantenimiento y permitirás que el lacado resista durante al menos 15 largos años.

La constancia es la clave

La limpieza del hogar exige constancia, ya que la suciedad se va acumulando y en algunos casos no puedes dormirte en los laureles, ya que puedes llegar a convertir un despiste en una mancha imperecedera. Recuerda limpiar el lacado de tus puertas todos los días. Puede que al principio resulte una tarea pesada, pero para que dure décadas en buen estado es necesario este pequeño sacrificio. Con el tiempo, el orgullo de ver las puertas como el primer día será la mejor de las recompensas.

Con esta entrada la pregunta de cómo limpiar las puertas blancas queda resuelta y lograrás un buen mantenimiento de las puertas sin ningún tipo de problema.


Resumen
Cómo limpiar las puertas blancas
Nombre del Artículo
Cómo limpiar las puertas blancas
Descripción
Te enseñamos a limpiar las puertas blancas y dejarlas como el primer día de forma efectiva y rápida!
Autor
Nombre del Editor
Brico-Valera
Logo del Editor