La decoracion de bodas perfecta para tu día especial

La decoracion de bodas perfecta para tu día especial

El día más importante de tu vida quieres tener el mejor vestido, el traje ideal, las flores, los invitados, la tarta y, por supuesto, ¡la decoracion de bodas perfecta! Un enlace tiene mucho que planificar, pero si quieres que vuestro día sea ideal, tienes que poner tu atención hasta en el más mínimo detalle.

Decorar un evento así, bien sea al aire libre o en una iglesia, no es fácil. Hay muchas decisiones que tomar y todas ellas son excitantes para los novios que preparan su gran día. No dejes que el resto de la gente te agobie con las opciones. Te desvelamos que si algo es importante en la planificación de un matrimonio, es la calma, que conduce a decisiones bien tomadas.

Todo el mundo habla de ese día como el más especial, pero la preparación puede ser tan relevante o más si le pones todo tu cariño. ¿Necesitas ayuda o ideas nuevas para tu boda? Continúa leyendo, ¡te descubrimos tantas opciones como bodas hay!

¿Qué tipo de boda quieres?

Lo primero que los novios debéis decidir es cómo será la ceremonia. Si es civil, hay muchas opciones de lugares donde celebrarla. Si es religiosa, la elección depende de qué iglesia queráis. Puesto que para las bodas civiles se pueden escoger muchos lugares distintos, deberás decidir si quieres exterior, interior, playa... ¡demasiadas opciones! Infórmate de los lugares disponibles en tu ciudad para realizar un enlace civil.

Boda de interior o en una iglesia

Si optas por una boda de interior y haces en el mismo lugar la ceremonia y el banquete, debes disponer del suficiente espacio para organizarlo todo... o tener una boda más íntima. Si no hay un lugar que reúna estas características, no te preocupes, no es ningún drama hacer la ceremonia y el banquete en lugares separados.

Elegir la decoración de interior es una ardua tarea, pero divertida. Te contamos que primero debes tener en cuenta el lugar. ¿Tiene paredes sin decoración o es un palacio barroco en el que una sola vela recargaría demasiado el ambiente? Por ejemplo, en un lugar sencillo sin demasiada ornamentación y en colores claros, podemos optar por unas flores silvestres que aporten más color. También, por unos centros de mesa con flores blancas y verdes recogidos en una cinta de oro. Para decorar las mesas, podéis sacar vuestro lado atrevido y elegir colores oscuros o que destaquen sobre el resto. Si el espacio es blanco y poco decorado, el resultado puede ser de película.

No se nos puede olvidar que también se pueden incluir elementos más divertidos o innovadores como unas pizarras, los globos y todo lo que se os ocurra. Todo depende de vuestro gusto. Eso sí, os aconsejamos no recargar demasiado el ambiente de la boda si es interior, ya que puede que pases de una buena decoración a un desastre.

La ventaja de los matrimonios en el interior es que se pueden celebrar en cualquier momento del año. Si optamos por una boda al aire libre, hay que tener muy en cuenta el tiempo. No podemos dejar que ni los invitados ni los novios se congelen en una boda en un recinto abierto en pleno noviembre. Por el contrario, si nos da un golpe de calor, en julio en la playa tal vez no sea la mejor opción.

Boda de exterior o al aire libre

Una boda original con el elemento exterior debe planearse en primavera o principios de verano. La temperatura es agradable y se puede estar en el exterior casi todo el día sin sufrir los efectos del calor extremo. Continuando con este tipo de ceremonia, si ya tenemos el lugar elegido, hay que decorarlo. Puedes elegir las flores, los adornos y hasta los globos que habrá en vuestro día. Pero, si te agobian tantas decisiones, no te preocupes, puedes escoger algo más sencillo y no es necesario incluir más detalles de la cuenta.

Si, por el contrario, te apasiona la decoración y quieres estar pendiente hasta de la orientación de los pétalos de las flores, te alegrará saber que hay tantas opciones de decoración como quieras. Hoy una ceremonia puede tener elementos de lo más creativo, aquí te dejamos unas ideas en tendencia:

  • Guirnaldas y banderines.¿Las flores te saben a poco? ¿No quieres que tu boda la invadan las abejas? Tus mejores aliados pueden ser unas preciosas guirnaldas con forma de flores (o la forma que quieras) y unos banderines con la fecha del enlace, con el clásico Just Married o con vuestros nombres.
  • - Farolillos voladores. ¿Qué hay más romántico que una noche estrellada con la luna llena y unas velas? ¡Nada! Añade a tu boda el romanticismo que quieras, lanzando por la noche unos farolillos voladores. Los puedes encontrar con forma de corazón, de varios colores o los más clásicos.

¿Cómo decoramos las mesas? Vintage, mesas rusticas, con manteles de oro...

Si ya tienes todos los elementos decorativos del exterior elegidos, hay que pasar a las mesas. ¿Rusticas o estilo urbano? ¿Vintage o moderno? Elijas la que elijas, no olvides que si tu boda tiene un estilo definido, siempre quedará mejor que lo sigas en todo lo que añadas. Por ejemplo, si quieres una boda vintage, puedes seleccionar un mantel y un camino de mesa en tonos cálidos con bordados en blanco. También puedes incluir elementos vintage en la decoración del comedor o, por supuesto, disponer unas mesas dulces (con chocolates, gominolas y todo lo que te apetezca) con la temática elegida.

Si hablamos de mesas, no se nos puede pasar un centro de mesa con flores naturales elegidas para la ocasión. Acompañarán a la temática de la boda y aportarán glamour al enlace. Para rematar, ¿por qué no incluir detalles tan adorables como un buzón de cartas para los enamorados o un portaalianzas con un toque de madera?

Con la decoración de las mesas elegida, las sillas, los centros, las flores... ¡el menú! Los novios sois los encargados de probar y aprobar una serie de menús que os ofrezcan en el restaurante donde se celebrará el banquete. Con relación a esta cuestión gastronómica también se plantean otra serie de cuestiones. ¿Serán la ceremonia y el banquete en el mismo lugar? Dependiendo de lo que queráis hacer, se puede realizar en un mismo lugar, por ejemplo en un exterior que disponga de una carpa, o en un sitio especializado donde haya espacio exterior y una zona interior. Este elemento también dependerá del emplazamiento donde se realice la boda, así que asegúrate de comprobar que hay disponible en tu zona un lugar con estas características.

Boda en la playa

Cuando hablamos de bodas en el exterior, uno de los lugares más recurrentes en nuestra romántica imaginación es la playa. Las olas al fondo, una puesta de sol, un vestido vaporoso blanco y un traje a juego... Imagínate: los invitados en unas sillas sencillas en la arena decoradas con flores y un altar o un arco en el que os situéis para dar el sí quiero. Romántico, ¿verdad? Las bodas en la playa son tan preciosas como complejas de llevar a cabo, los detalles, la organización y los posibles inconvenientes derivados del lugar donde se celebra. ¿Qué hay que tener en cuenta para hacer una boda playera?

Lo más importante es el tipo de playa en el que celebrarás tu día especial. ¿Es una playa tranquila? ¿Hay mucha gente? ¿Es privada o pública? ¿Es posible cerrarla para la ocasión? Todas estas cuestiones han de ser resueltas antes de planear nada más. No es lo mismo casarte en una cala privada al atardecer un sábado que en una playa llena hasta los topes. Si sois afortunados, podréis celebrar vuestra unión en una playa ideal.

Una vez conseguido el lugar, toca pensar en la decoración de boda. La arena y los tacones no son los mejores amigos, por lo que podéis optar por poner un camino de madera sobre la arena o especificar en la invitación que las invitadas tengan cuidado.

Para celebrar la ocasión, incluís un arco nupcial decorado con unas sencillas flores o un altar con detalles florales y un sencillo estampado, y vuestra boda será de ensueño. Pero esto no acaba aquí. Como en cualquier boda exterior, la playa debe estar decorada. Piensa en las sillas donde se sentarán los invitados, los lazos o adornos que lleven y el camino que recorrerás. Tanto si te decides por un estilo sencillo ibicenco con detalles en blancos suaves y minimalistas como si optas por una boda con motivos marineros con colores azules, los detalles marcan la diferencia. Tras la playa se pasará a la recepción y al banquete. Si lo celebráis en el mismo lugar, será más cómodo trasladar a los invitados. Es decir, si es en la cala o cerca de ella, mucho mejor.

¿Qué necesita tu boda?

¿Ya has decidido qué tipo de boda quieres? ¡Perfecto! Hay gente que tiene su boda planeada desde hace años, otros la planean en un mes... Lo que está claro es que sois los protagonistas ese día y todo deberá gustaros a vosotros.

Los más originales

Además, te informamos de que debes tener en cuenta qué hacer con los invitados. Si organizas una fiesta tras el banquete, como es habitual, puedes añadir ciertos toques para hacer tu boda inolvidable para ellos. Últimamente, está muy de moda el photocall, un divertido pasatiempo que crea recuerdos de vuestro día. Elige el fondo, los marcos, los carteles, los accesorios... ¡Todo lo que se te ocurra! Este original elemento añade al momento de la fiesta un espacio desenfadado y divertido. Hará que los asistentes puedan cambiar de ambiente y hacerse divertidas fotos con el resto de invitados y, claro, con vosotros.

Tienes las mesas, la decoración, el menú del banquete, la fiesta y hasta los farolillos, ¿qué falta? ¡La tarta de bodas! Desde cortarla con una katana hasta un pastel del que salga el novio. Todo es posible para tu día. Una deliciosa tarta está disponible en miles de pastelerías que estarán a vuestra disposición para haceros el mejor postre del mundo. ¡También para decorarlo!

Para terminar la tarta no hay nada como una figura de los novios. Pero no solo tenéis la típica imagen de dos muñecos, sin más. Ahora puedes personalizar tus muñecos de tarta como quieras. Pueden ir agarrados, de la mano, en moto o estar sentados. También está la versión playera de los novios, con arena bajo sus pies y una postura más relajada y a juego con sus trajes. Tantas posibilidades como quieras.

Pancartas, globos, bufé de gominolas....

¿Que más puedes incluir en tu boda? Si sois de los que no os basta con lo habitual y lo clásico, podéis añadir mucho más. Vuestra boda será la más recordada con algunas de estas opciones:

  • ¡Bufé libre... de chuches! Después del banquete, cuando se pase a la fiesta, ¿por qué no incluir una gran mesa donde los invitados puedan volver a su tierna infancia con una variada selección de gominolas? Y si tienes niños en la boda, sobra decir que estarán encantados de volverse locos con el azúcar.
  • Cucuruchos de arroz. Nada de dejar que los invitados vayan con el paquete de arroz del supermercado. Dales unos cucuruchos donde guardar el arroz que os tiren al final de la ceremonia. O si no queréis arroz, ¡llénalos con pétalos!
  • Árbol de huellas. En un gran enlace es casi imposible hablar todo el tiempo que te gustaría con todos los invitados. Así que, para que no os perdáis nada, dejad un árbol de huellas para que ellos escriban sus impresiones y anécdotas sobre la boda.
  • Pizarras de bodas. Podéis escribir el día del enlace, para indicar donde está la pista de baile o para que los invitados se sientan creativos y os dediquen algunas palabras.

¡Que vivan los novios!

Con todo listo y preparado, solo puedes esperar a que llegue el día y dejar que la ilusión lo inunde todo. La sonrisa de los novios en el altar, el lanzamiento del ramo, el primer baile... Todo lleno de romance y dulzura para que sea un día inolvidable. Todos queremos una decoración de bodas perfecta y ser los más originales. Para ello, sigue todos los consejos que te damos. Eso sí, lo más importante es que vuestra boda refleje quiénes sois y marque vuestro futuro juntos. Así que... ¡que vivan los novios!