Puertas Plegables: Beneficios para tu hogar

Puertas Plegables: Beneficios para tu hogar

Si ya te has decidido y vas a optar por la instalación de puertas plegables en tu hogar, es interesante que conozcas todos los tipos existentes, así como las grandes ventajas de las puertas plegables a medida. Si vives en una casa pequeña o si algunas estancias en tu hogar no son lo suficientemente amplias, debes intentar sacar el mayor rendimiento a la distribución que tienes a tu alcance. Para optimizar el espacio, la elección de puertas plegables de madera o de puertas plegables de PVC es de las mejores opciones.

¿Qué son las puertas plegables?

Es muy habitual ver estas puertas en tiendas o negocios, pero, cada vez más, se van haciendo frecuentes también en las casas. Poseen un mecanismo mediante el cual la puerta se pliega sobre sí misma en láminas hasta que estas quedan todas unidas.

Además de crear más amplitud visual y ayudarnos a ganar algo más de espacio, son perfectas si tenemos niños, para delimitar aquellos espacios en los que preferimos que no entren. Hoy en día tenemos a nuestro alcance una amplia variedad de puertas que se pliegan fabricadas con distintos materiales y a precios muy asequibles.

¿Qué tipos de puertas plegables hay?

Puedes elegir entre un extenso catálogo de puertas plegables a medida confeccionadas con materiales de distinta índole. Las puertas plegables de PVC son muy apropiadas si buscas un material moldeable y resistente al paso del tiempo. De hecho, te revelamos que es uno de los materiales más usados en la actualidad para la fabricación de ventanas o puertas.

Las puertas plegables de madera también son una opción de lo más interesante, y las puedes encontrar incluso en madera robusta. Si decides optar por este tipo de puerta, quedará integrada al 100 % en la decoración de tu hogar (si tus otras puertas, de paso, son también de madera).

Aunque algo menos común, tienes una última opción en las puertas de cristal plegables. Su único inconveniente es que debes ser más cuidadoso con ellas, si quieres que tengan una vida útil bastante larga. Sin embargo, te comentamos que lucirán perfectas en cualquier estancia de tu vivienda.

Las múltiples ventajas de las puertas plegables a medida

En primer lugar, queremos aclarar que las puertas correderas y plegables no son lo mismo. Las puertas correderas quedan escondidas dentro de la pared y se corren para poder cerrar la puerta. En el caso de las plegables, se pliegan para abrirse y se despliegan cuando las queremos cerrar. En ambos casos proporcionan ese plus de espacio extra a la habitación, por lo que resultan de lo más cómodo.

Aportan amplitud

Entre sus múltiples ventajas destaca el hecho de que consiguen que la casa posea una mayor amplitud, independientemente del tamaño que tenga la vivienda. Un lugar con amplitud no solo te aportará beneficios visuales, sino que también contribuirá a tu tranquilidad y bienestar mental. Además, aportan una sensación de lujo y confort gracias a la ampliación visual del espacio en una estancia determinada.

Son más cómodas

También son más prácticas. Al abrir una puerta plegable tienes que apilar de manera ordenada la puerta en su totalidad. Esto permite que las personas se muevan de manera libre desde el interior hacia el exterior y que puedan pasar con total comodidad de una a otra estancia. Por este motivo, suelen utilizarse en puertas con salida al jardín, cocinas, cuartos de baño, etc. El hecho de que las uses en una u otra habitación dependerá, en gran medida, de tus gustos y preferencias.

Por otra parte, son muy aconsejables para personas con movilidad reducida. Las personas que van en silla de ruedas contarán con un acceso más amplio de una habitación a otra.

Son seguras

Este tipo de puertas con un sistema de plegado te ayudará a obtener un hogar más seguro. Se trata de puertas confeccionadas con materiales que les proporcionan una gran resistencia, tanto si decidimos colocarlas en el interior como en el exterior de nuestra vivienda. Además, poseen una eficiencia térmica nada desdeñable. También cuentan con un sistema de bloqueo en diferentes puntos. Esto nos ofrece un gran nivel de seguridad, tanto en casas de particulares como en comercios u otro tipo de negocios.

Ocupan poco espacio

Su gran versatilidad es un punto a su favor, ya que se pueden integrar en cualquier espacio de la casa. Al ser tan compactas, ocupan poquísimo espacio cuando las dejamos abiertas. Esto es debido a que cuando se cierran sobre sí mismas, no se deslizan en ningún sentido. Por tanto, tienes la ventaja de poder abrirlas en su totalidad, y esto te permite aprovechar la luz natural en tu hogar de una forma óptima.

Por último, queremos destacar el hecho de que son de bajo mantenimiento. No necesitan grandes atenciones; con una limpieza regular con detergente bastará. Por si fuera poco, resultan muy decorativas en cualquier estancia de la vivienda. Muchas personas ya lo tienen claro. Y tú, ¿te apuntas a la comodidad de las puertas plegables en tu hogar?