ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Fabricación, Diseño e Innovación para tu Hogar

¿Quieres un presuesto?

969 208 152 - 630 857 914

Diferentes tipos de puertas correderas

  • 24 / diciembre / 2018
  • 2'
Diferentes tipos de puertas correderas

Los diferentes tipos de puertas correderas que existen en el mercado son muy variados, pero siempre se usa uno de estos tres sistemas: guía externa, guía empotrada o casetón y sistema de fuelle. En los dos primeros casos, las aperturas de puertas son las mismas, mientras que en el sistema de fuelle la puerta se desplaza plegándose. Aquí hablaremos de los dos primeros.

Los modelos de puertas correderas que más gustan

Hay tantos diseños de puertas correderas, que es imposible no encontrar más de uno que te enamore para tu hogar. El primer beneficio de instalar este tipo de puertas es el ahorro de espacio, ya que no «se comen» una parte de la habitación o del pasillo.

¿Puertas correderas con obra o sin obra?

En el caso de las correderas con obra, la puerta queda oculta en el interior de la pared, dejando todo el espacio libre para que puedas colocar un mueble, cuadros, estanterías... La instalación requiere la construcción de un tabique para el encaje de la estructura, llamada armazón o casoneto. Este tabique puede ser de ladrillos o de pladur. El resultado es siempre espectacular y merece la pena.

Si no quieres o no puedes hacer obra, tienes la opción de elegir el sistema de guía exterior, en el que la puerta se desliza por la superficie de la pared. En este caso, la puerta siempre permanece visible. Puedes optar por el herraje a la vista, convirtiéndolo en un elemento decorativo más, o con el herraje oculto.

Dependiendo del ancho a cubrir y del estilo de la casa, puedes poner una puerta simple, de una sola hoja, o doble.

Diseños y estilos de puertas correderas

El abanico de posibilidades en cuanto a estilos y diseños de puertas correderas es muy amplio. Las hay para todos los gustos y ambientes.

Ahora está muy de moda el estilo rústico, las puertas de tipo granero, que dan un aire de calidez a la casa. Son ideales para un entorno rural, y también quedan estupendas en un piso moderno, dándole un toque vintage muy sugerente.

Si lo que te va es un estilo más minimalista, hay unas puertas maravillosas en cristal, con los elementos de metal. Unas puertas de madera lacadas blancas o negras son elegantes y modernas.

La combinación de lo rústico y lo moderno da siempre resultados sorprendentes y atractivos. También tienes la opción de jugar con los colores y las texturas.

Creando espacios

Unas puertas correderas pueden ser la solución a espacios complicados. Por ejemplo, se pueden poner dos puertas corredizas formando esquina, de modo que la pequeña estancia, ya sea un cuarto de baño, un vestidor, una cocina, etc., quede menos «encerrada» y gane espacio.

Si tienes un salón amplio con dos ambientes, puedes separarlos con puertas correderas cuando te convenga o dejarlo diáfano.

Una puerta corredera admite cualquier material y dimensiones, por eso sirve perfectamente también para ocultar una despensa u otro rincón.

Hay tantos y tan diferentes tipos de puertas correderas que, sin duda, encontrarás la que estás buscando para tu hogar. Disfrutarás de más espacio, de una estética renovada y darás un toque muy estiloso a tu vivienda.