¿Cómo limpiar puertas de interior de madera barnizada?

¿Cómo limpiar puertas de interior de madera barnizada?

Está muy claro que una de las cosas que más uso tienen en las casas son las puertas, por ese mismo motivo requieren también que cuando se hace limpieza en casa las incluyamos.

A continuación, te vamos a dar una serie de consejos para que puedas realizar de forma correcta la limpieza de tus puertas sin dañarlas.

La limpieza de las puertas de interior rechapadas en madera natural y barnizadas es una tarea que debemos de realizar regularmente, con la limpieza de forma correcta de sus puertas de interior rechapadas además alargará la durabilidad y mejorará notablemente su aspecto.

Detalles rápidos sobre la limpieza de las puertas de madera de interior

Para que la limpieza de tus puertas sea lo más fácil posible y la podamos realizar de forma correcta para no dañar la puerta es sumamente importante que utilicemos los productos adecuados y la limpieza se realice utilizando la técnica correcta.

 

Métodos de limpieza de las puertas de interior de madera según sea la necesidad

Dependiendo de la necesidad que tengas de limpieza de tus puertas de madera se debe de utilizar unos u otros productos, así como realizar la limpieza de forma correcta.

Limpieza de las puertas de interior de madera cuando no están muy sucias

Lo más normal es que las puertas de interior no se ensucien demasiado, aunque dependiendo del uso que tengan, así como la ubicación puede ser que las limpiezas deban realizarse con más o menos periodicidad.

Primer paso para la limpieza de las puertas de madera

Para comenzar con la limpieza de tus puertas de interior lo primero que necesitará es una gamuza suave o de un plumero, pásalo por la puerta y retira todo el polvo que pueda tener. Este proceso conviene hacerlo con regularidad para evitar que la puerta se ensucie más y haya que hacerle limpiezas más profundas.

Segundo paso para la limpieza de las puertas de madera

Para continuar con la limpieza, un poco más profundamente debes de humedecer una gamuza suave con agua tibia, que esté húmeda pero no empapada.

Posteriormente llena un cubo o barreño con agua tibia y disuelve un poco de jabón natural, jabón de lagarto o jabón con base de aceite en el barreño.

Humedece la esponja en el agua con el jabón y friega toda la superficie de la puerta de interior de madera.

Para terminar con la gamuza humedecida en agua tibia limpia toda la superficie de tu puerta de madera para que no quede ningún tipo de resto de jabón.

Tercer paso para la limpieza de las puertas de madera

Pasa el paño o gamuza humedecido por los costados de la puerta, en el caso que haya mucho polvo o suciedad para realizar la limpieza de tu puerta de interior de madera puedes pasar la esponja humedeciéndola en el agua tibia con jabón natural disuelto.

En el caso que utilices la esponja humedecida en el agua con jabón posteriormente deberás de pasar el paño húmedo para retirar todos los restos que hayan podido quedar.

 

Limpieza de las puertas de interior de madera cuando tienen más suciedad acumulada

Si no realizas la limpieza de las puertas de madera de tu hogar regularmente tendrás que emplear otros métodos de limpieza para dejarlas totalmente impecables.

Limpieza de puertas de madera con más profundidad

Si tienes que realizar una limpieza de puertas de madera barnizadas en profundidad porque no la realizas regularmente, te vamos a explicar como puedes hacerla.

Humedece un paño con agua tibia y llena un barreño o cubo con agua caliente, en esa agua caliente diluye un poco de jabón natural y añade vinagre en una proporción de cada tres partes de agua poner una parte de vinagre.

Con una esponja suave humedecida en el agua caliente con la mezcla de jabón y vinagre limpia toda la superficie de la puerta.

Una vez hayas limpiado cada una de las caras con el paño o gamuza humedecido en agua limpia retira todos los restos de jabón que hayan podido quedar, es muy importante que no dejes secar el agua caliente con la mezcla de vinagre y jabón.

Repite los procesos por los largueros y travesaños de la puerta de interior de madera tanto de la limpieza de tu puerta de madera con la esponja y el agua caliente como retirando los restos con el paño humedecido.

En el caso que necesites más profundidad en la limpieza de tu puerta de madera puedes añadir bicarbonato al cubo de agua caliente con jabón y vinagre.

Manchas que después de la limpieza básica no se han eliminado

Si en tu puerta hay alguna mancha que con la limpieza anterior de puerta de madera barnizada no se haya eliminado, puede que sea una mancha producida por algún tipo de roce, o si tienes niños en casa que con algún bolígrafo o rotulador hayan pintado en tu puerta de madera.

Limpieza de puertas usando agua, aceite y vinagre

La limpieza de puertas de madera barnizadas con agua, aceite y vinagre es la limpieza profunda menos agresiva que puedes realizar.

Para empezar la limpieza de puertas de madera con este método debes de retirar todo el polvo de la puerta, lo puedes hacer humedeciendo un paño suave y pasándolo por toda la superficie.

Prepara en un pequeño cubo una mezcla de agua, aceite y vinagre con una proporción de tres partes de agua, una de aceite y media de vinagre.

Con un paño suave o esponja aplica la mezcla en toda la superficie de la puerta y frota ligeramente en la misma dirección que tenga la veta de la madera.

Deja que la mezcla permanezca en la puerta alrededor de 30 minutos, una vez haya pasado ese tiempo con una gamuza suave o paño seca en la dirección de la veta toda la puerta.

Limpieza de puertas con alcohol

NOTA: La limpieza con alcohol es una limpieza sumamente agresiva, debes de realizarla de forma muy cuidadosa, pues puedes estropear la puerta si no lo haces correctamente.

Lo primero debes de adquirir discos de algodón de los que se usan en la limpieza de cara, al ser posible que sean gruesos. Humedece ligeramente estos discos con alcohol y frota suavemente la mancha de la puerta en dirección a favor de la veta o del rayado que lleva madera de tu puerta, no aprietes en ningún momento pues podrías estropear el barniz de tu puerta de madera.

Limpieza de puertas de madera utilizando cera para muebles

Como fabricantes y conocedores de las puertas de madera sabemos que se trata de un producto de gran calidad, no recomendamos el uso de productos químicos sobre la puerta rechapada de madera natural.

Aun así en el caso que sea necesario, o si se ha tenido que aplicar la limpieza anterior con alcohol en varios lugares de la superficie de la puerta de madera, puedes adquirir cera líquida para muebles para conseguir una limpieza y acabado más logrado.

Es sumamente importante que la cera sea líquida y para su uso en muebles, para realizar la limpieza lo primero que debes de hacer es realizar una limpieza básica para retirar absolutamente todo el polvo, así como impurezas externas que hayan podido quedar adheridas a la puerta de madera.

Posteriormente debes de salpicar unas gotas de la cera sobre la superficie de la puerta, asegúrate de aplicar tan sólo unas pocas gotas. Una vez lo hayas realizado para continuar con la limpieza de tu puerta de madera deberás de con un paño o gamuza suave y completamente seca frota toda la superficie de la puerta en la dirección que la veta de madera tenga.

Una vez las gotas de cera hayan sido repartidas por toda la superficie de la puerta las manchas más rebeldes deberían de haber desaparecido, así como habrás logrado que la puerta obtenga un extra de brillo.

Limpieza de puertas con artefactos de vapor a presión

Por último, puedes realizar la limpieza de tus puertas de madera usando artefactos de vapor.

Es muy importante que el artefacto de vapor sea compacto o tenga una manguera para que puedas aplicar el vapor directamente sobre toda la superficie de la puerta de forma directa.

Coloca el accesorio cepillo en el extremo del artefacto de vapor compacto o al final de la manguera, una vez instalado aplica una pequeña cantidad de jabón natural sobre el cepillo.

Aplica el vapor sobre la puerta y aplica el cepillo ligeramente enjabonado sobre la superficie, hazlo por pequeños tramos.

Una vez hayas pasado el vapor por una pequeña parte de la superficie de la puerta con un paño suave y seco, retira y seca la parte que acabar de limpiar.

Repite el proceso por pequeños tramos hasta que hayas realizado la limpieza de toda la superficie, incluyendo los travesaños y largueros.

Desinfección de las puertas de interior de madera

También un detalle que debes de tener en cuenta y que es muy importante es el de desinfectar las partes de las puertas de madera más sensibles a albergar gérmenes y bacterias.

Debes de realizar limpiezas principalmente en las manillas de las puertas. Para realizar la limpieza de esta parte tan sensible de las puertas de madera debes de preparar una mezcla de agua caliente con amoniaco y unas gotas de jabón. La proporción es tres partes de agua por una parte de amoniaco y con una bayeta o paño y frotar las manillas. En el caso que el olor de la mezcla moleste abre las ventanas para que se ventile la estancia.