Los 4 elementos necesarios para decorar tu habitación de matrimonio pequeña

Los 4 elementos necesarios para decorar tu habitación de matrimonio pequeña

Decorar una habitación de matrimonio pequeña puede ser una actividad muy gratificante. Por su tamaño tendrás que seleccionar muy bien tu estilo y, dentro de este, las piezas que vas a utilizar. En mi opinión, estos son los cuatro elementos que no deberías dejar escapar a la hora de diseñar tu dormitorio.

Dormitorios de matrimonio pequeños: los cuatro imprescindibles

Si has leído otros de mis artículos puede parecerte que soy muy insistente con el color y la luz. Pero ten en cuenta que:

  • - Estos dos factores son los que mayor impacto psicológico y emocional nos generan.
  • - Además, no ocupan espacio, por lo que son estupendos para pequeños espacios.
  • - Por último, son elementos muy duraderos y económicos.

Suma la sutileza de los aromas y el encanto de los espejos a estos componentes y podrás tener un dormitorio de revista por pequeño que sea.

1. Elige colores claros o tonos pastel

Los colores claros generan sensación de amplitud. Puedes probar tonos crema o pastel si quieres añadir información en el color de tus paredes. Los tonos azules transmiten una idea de libertad, de modo que podrían servir para “ensanchar” las paredes de tu dormitorio.

Aunque siempre puedes recurrir a la opción opuesta y emplear un amarillo o naranja claros. De este modo generarás una sensación de calidez y acogimiento que se incrementará con el reducido tamaño de la estancia. Puedes hacer que el tamaño de tu habitación de matrimonio juegue a tu favor.

2. Cuida la iluminación y las lámparas

Mucha gente no presta la atención que debería a la iluminación de su casa. ¿Cómo lograr una iluminación perfecta?

  • 1. Instala una luz de relleno. Para ello lo mejor es poner el foco en el techo, pues así se distribuirá la luz homogéneamente. Esta luz debería ser de una tonalidad agradable, pues su objetivo no es permitir una visión perfecta sino aportar comodidad. Emplea un difusor o proyecta la luz directamente contra el techo para lograr una sensación más etérea.
  • 2. Instala luces de detalle. Las luces de detalle pueden servir para facilitar una buena visibilidad o para resaltar algún elemento decorativo. Necesitarás al menos una luz de lectura a cada lado de la cama. Luego sería conveniente incluir una luz difusa sobre el elemento central de tu decoración (cómoda, espejo, cabecero...) y otra concentrada dentro de tu armario o dirigida hacia él.

3. Utiliza un espejo

El espejo en el dormitorio cumple una triple función:

  • 1. Hará más amplia la estancia, pues los espejos dan sensación de profundidad.
  • 2. Facilitará el diseño de ambientes, pues puede ir engastado en marcos de todo tipo. De modo que puedes aprovecharlo como una de las piezas centrales del dormitorio.
  • 3. Os permitirá veros, lo cual es muy útil para vestirse, maquillarse y otros menesteres personales.
  • 4. Explota el factor olfativo

    Consejo decorativo que no ocupa lugar: utiliza velas, aromas, inciensos y esencias. Como tu dormitorio es pequeño, tendrás que emplearlas con moderación. Pero a cambio puedes utilizar elementos aromáticos más sutiles, como ramitas de lavanda, astillas de sándalo o polvos de talco.

    Sí, acabo de recomendar los polvos de talco. Y es que los estudios de neuromarketing han demostrado que transmiten una emoción de tranquilidad a integrantes de muy diversas culturas. Así es que puedes utilizar esos análisis en tu favor para decorar tu espacio.

    Imprescindibles para todos los estilos

    El estilo de decoración es algo muy personal. Hay quien prefiere aplicar ideas minimalistas y nórdicas a los espacios pequeños, ya que así parecen más amplios. Pero también hay quien gusta de espacios más compactos y elige decoraciones barrocas, a lo horror vacui.

    Sin embargo, he decidido hablar de estos cuatro elementos porque te permiten decorar una habitación de matrimonio pequeña independientemente del estilo de decoración que te guste.