Ideas muy buenas sobre como decorar la entrada de la casa

Ideas muy buenas sobre como decorar la entrada de la casa

Si le das vueltas a cómo decorar la entrada de la casa, te damos algunas ideas que harán de ese espacio un lugar práctico y bonito. Recordemos que el vestíbulo es como la tarjeta de visita de nuestro hogar y lo primero que vemos al llegar a casa. Por eso, merece la pena esmerarse y tener un recibidor bonito.

Una decoración para cada vestíbulo

Una entrada angosta

Qué le vamos a hacer, no siempre disponemos de una entrada en condiciones. A menudo, en la misma puerta de entrada comienza el pasillo que nos lleva a las demás estancias de la casa. Aun así, es posible colocar algo que lo haga agradable y práctico.

Siempre puedes colocar un espejo cerca de la puerta. Antes de salir de casa, se impone echar un último vistazo para comprobar que vas de punta en blanco. Si el espacio lo permite, es ideal colocar un mueble poco profundo, aunque sea una simple mesita alargada, donde dejar las llaves, las cartas o algunas otras pequeñas cosas.

Si no cabe, es posible que queden bien unos ganchos para las llaves. Los hay bonitos y originales. Incluso puedes atreverte a hacer uno con tus manos, si tienes afición al bricolaje. Y, desde luego, siempre puedes colgar fotografías o pósteres en las paredes, con marcos mínimos, para no ocupar más espacio del necesario.

Un vestíbulo con más posibilidades

Si las dimensiones lo permiten, prueba a colocar un mueble bajo con cajones o puertas, o ambas cosas, que sirva para guardar papeles, zapatos u otros objetos, a la vez que sea decorativo. Como es un lugar separado del resto de la casa, puedes dar rienda suelta a tu imaginación e instalar una pieza original y atrevida.

Sería buena idea poner algún punto de luz adicional, ya sea de sobremesa o en suspensión sobre el mueble. Sigue siendo una opción muy adecuada un espejo, además de algún cuadro o grabado.

En el caso de contar con una buena porción de metros, o como alternativa al mueble o a la mesa, cabe la posibilidad de colocar un asiento tipo banqueta o, si te gustan los muebles vintage, un sofá de madera antiguo. Otra opción es poner un baúl, ya sea moderno o antiguo. Si lo cubres con una colchoneta y algunos cojines, lo transformarás en un banco que, a su vez, te permitirá almacenar objetos de poco uso.

Un armario en la entrada

El recibidor es un lugar ideal para colocar un armario empotrado. Si tienes la suerte de disponer del espacio necesario, puedes organizar un lugar de almacenamiento a tu medida. Es una opción económica, práctica y que queda muy bien, ya que los frentes de armario dan sensación de orden y calidad.

Los hay de todos los estilos y en diversidad de colores. Por ejemplo, un armario lacado en blanco, junto a las paredes blancas, otorgará mucha claridad a la entrada.

Pisando con garbo al entrar

El suelo es un elemento más de la decoración, y el de la entrada puede ser diferente del resto de la casa. Especialmente en los vestíbulos espaciosos, atrévete a jugar con una combinación de suelos. Por ejemplo, combinar las baldosas con un recuadro de suelo hidráulico que dé color al conjunto.

Para los que viven en lugares lluviosos o en casas unifamiliares, es muy adecuado colocar un suelo resistente. Una vez más, esta parte de la casa permite libertad de colores y combinaciones.

Si prefieres un suelo de parquet o laminado, no puede faltar una bonita alfombra que lo proteja. En el caso de las entradas que son el mismo pasillo, la alfombra es un must.

Con todas estas ideas sobre como decorar la entrada de la casa, ¿ya sabes cómo vas a transformar la tuya?