Conoce las claves de la decoración vintage

Conoce las claves de la decoración vintage

La decoracion vintage está muy de moda. Ya sabes lo que se suele decir: que lo antiguo siempre vuelve. Tenemos que confirmarte que este lema, en materia de interiorismo, se cumple.

Y no solo tiene incidencia en la decoración de interiores, sino que podemos asegurarte que, hoy en día, lo vintage o retro está presente en muchas manifestaciones estéticas de nuestras vidas. Se trata, a grandes rasgos, de recuperar la esencia y elegancia de los objetos antiguos. El objetivo es recrear a través, por ejemplo, del mobiliario la estética de esos espacios que cautivaron a nuestros antepasados.

A día de hoy, nos vuelven a entusiasmar estas tendencias, a las que también aplicamos criterios de funcionalidad actuales. Por eso no descartamos bucear en las colecciones de objetos de nuestros mayores. Podemos aprovechar numerosos artículos que, una vez restaurados, encajarán en ese toque retrospectivo que queremos dar a nuestras estancias. E incluso tenemos la posibilidad de comprarlos en las tiendas de antigüedades, que están viviendo una buena época.

Aunque puedas combinar aspectos del estilo vintage con los de otros (como, por ejemplo, el industrial o el rústico), es importante que sigas con coherencia las líneas estéticas maestras de esta tendencia. A continuación te contamos algunas de sus características principales.

El vintage, desde el salon de tu casa

Como en el resto de hogares, destacamos el salon o comedor como la estancia central de tu casa. Se trata de la habitación en la que se van a llevar a cabo las reuniones más importantes, como las de celebración de algunas comidas tradicionales, por lo que no dudamos de que va a ser una de las estancias en las que más tiempo vas a pasar.

Por tanto, se revela como una habitación idónea para ser decorada con toques del estilo retro. Como va a ser una de las más visitadas, resulta ideal para mostrar cómo luce este estilo. En este sentido, hay un material que no puede faltar. Nos referimos a la madera, que es el material noble más valorado. En la línea de lo observado en los muebles de época, has de tener claro que existen técnicas de tratamiento para llevar a cabo las restauraciones de mueblesque queden como los antiguos. Por consiguiente, has de prestar atención a los barnices que te van a permitir plasmar esos efectos envejecidos en el mobiliario. La forja y el mimbre, por su parte, también van a contar con una gran aceptación.

Como habrás podido deducir de estas últimas palabras, hay un componente DIY (Do It Yourway, siglas en inglés que, en castellano, significan hazlo tú mismo) en muchos de los montajes vintage. Así que no solo puedes recuperar muebles antiguos que te proporcionen tus antepasados o compres en los anticuarios, sino que también puedes recrear tú algunos de estos elementos. Sobre todo buscamos que estos elementos queden muy auténticos. Esa es la clave.

Es un estilo en el que la estética importa más que la funcionalidad, por lo que ese concepto de recreación se revela como crucial. Estas recreaciones, por su parte, admiten la puesta en práctica de soluciones imaginativas. Entre ellas, remarcamos la introducción de objetos descontextualizados. Por ejemplo, puede aparecer un mueble sin aparente uso práctico en ese entorno, como un botellero. También suele quedar bien la mezcla de elementos del estilo industrial en un ambiente retro. Y, en cuanto a la fusión entre las tendencias rústica y vintage, siempre resultará muy llamativa la aparición de instrumentos de labranza colgados de las paredes.

En definitiva, los complementos, en versiones más minimalistas o recargadas del estilo retro, van a ser fundamentales. Jarrones, tocadiscos y demás objetos propios de otras épocas supondrán el salto de calidad de tu propuesta estética.

Las paredes de tu hogar y otros detalles del estilo vintage

Por otro lado, la decoracion vintage ha alcanzado tal popularidad que casi cualquier elemento de una casa es susceptible de contar con su versión retro.

Las paredes, sin ir más lejos, se han convertido en unos lugares idóneos para ir colocando algunos detalles que evocan otras épocas. Pueden representar, salvando las distancias, aquellos corchos de nuestras habitaciones en los que poníamos nuestras fotos y nuestros recuerdos más personales. Ahora pueden valer, por ejemplo, para, en la línea del estilo pop art, colocar pósteres de películas o cuadros con ese estilo tan propio de Andy Warhol. Por otro lado, puedes recrear unas paredes de época, como las compuestas de azulejos hidráulicos o las tan recordadas de la serie de TVE Cuéntame cómo pasó. Y es que, hoy en día, hay un montón de posibilidades para disfrutar de unas paredes vintages sin la necesidad de hacer una gran inversión. Los vinilos decorativos, aunque sean materiales modernos, pueden conseguir estos efectos de una manera muy creíble y por un escaso precio.

Pero no solo las paredes pueden mostrar su lado más retro. ¿Imaginas un mueble para la televisión como aquellos de antaño? Nos referimos a los que, alrededor del aparato, tenían compartimentos que podían servir tanto para colocar los libros de la biblioteca personal como para guardar la vajilla que solo se sacaba en las grandes ocasiones.

En cuanto a los colores, puedes combinar las tonalidades suaves y claras. Los tonos pastel, por su parte, resultan unos de los más preciados. Estos colores se dejan ver, entre otros detalles, en los estampados textiles. Los floreados van a seguir siendo unos de los más habituales.

El estilo vintage en las bodas

Por último, queremos resaltar que esta tendencia ya ha llegado de lleno a las bodas. Se trata de eventos en los que podemos recrear la elegancia de lo antiguo, por ejemplo, mediante la llegada de la novia en una calesa. El novio, por su parte, puede ir vestido de época. Incluso con algún trabajo de barbería que recuerde a esos bigotes tan peculiares propios de los reyes de principios del siglo XX.

En definitiva, la decoracion vintage vuelve y ha llegado para quedarse. Te hemos contado sus pautas principales, pero ahora es cosa tuya darle tu toque personal y crear sensaciones y espacios únicos.