La domotica en casa: todo lo que debes saber

La domotica en casa: todo lo que debes saber

Casa inteligente, que está automatizada, con las nuevas tecnologías... Quizá estos términos nos resulten familiares, teniendo en común el uso de la tecnología para mejorar el hogar. Pero, probablemente, no sepas qué es exactamente la domotica en casa. Si quieres saber qué es, sus ventajas, los precios y ejemplos de la misma, sigue leyendo este artículo, porque vamos a responder a todas tus dudas.

¿Qué es la domótica en casa y cómo llega a facilitar nuestro día a día?

La domótica se puede definir como la integración en las viviendas de elementos de tecnología que hacen que aquellas funcionen de forma conjunta, eficiente y optimizada. La palabra viene de la unión de "domos" (vivienda) y "tica" (capaz de funcionar por sí sola). Si queremos ser técnicos, hace referencia al conjunto de sistemas capaces que logran automatizar la vivienda y que aportan servicios energéticos, de seguridad, comunicación y confort.

Esta tecnología es una apuesta de futuro para la vivienda. Es atractiva y hace que te sientas en casa cómodo, con un aire renovado y futurista que revaloriza la casa. En la actualidad, es posible gestionar esta tecnología a través del teléfono móvil, ordenador o incluso (ahora) por control de voz. Por ejemplo, el encendido de luces, la prevención de roturas o el apagado de la calefacción con decirlo.

Pero la domótica no solo se encuentra en hacer que la vivienda sea un lugar más reconfortable, cuenta con más niveles: detectores de presencia de la luz, persianas que suben o bajan automáticamente o termómetros para el control de la temperatura. Esto también es domótica.

Características generales de la domótica: su aplicación en el hogar

Todos los servicios que ofrece se pueden resumir en estos ámbitos, que te detallamos, a continuación.

Programación para el ahorro de energía

El ahorro energético es legible (no tangible), por lo que para llegar a él se puede llegar de muchas formas. En la mayoría de casos, no es necesaria la sustitución de los aparatos por unos nuevos que consuman menos, sino realizar una gestión óptima de los mismos. Entre ellos, destacamos estas tres posibilidades:

  • Climatización y calderas. Programación o zonificación con el uso de un termostato. En este caso, se puede realizar el apagado o encendido de la caldera usando diferentes controles, también con móviles, teléfonos, WiFi o Internet.
  • Controles de persianas y toldos. Se realizan funciones que se repiten automáticamente manualmente o con un mando a distancia. Entre ellas, destaca proteger el toldo del viento con un sensor; la protección mediante sensores de sol sobre persianas y toldos y, por último, un control para controlar el funcionamiento de un sensor.
  • Gestión eléctrica. En este caso, hablamos de la gestión de tarifas (haciendo uso de la tarifa reducida), contadores de electricidad que informan del consumo y, por último, racionalizar las cargas de electricidad desconectando los equipos.

Confort de la domotica en casa

En este apartado se hacen referencia a las actuaciones a llevar a cabo que logran una mejora de la comodidad en la vivienda. Las actuaciones pueden ser pasivas, mixtas o activas. Y entre ellas se encuentran:

  • Iluminación. Apagado de las luces de la casa, automatización de cada punto de luz con apagado o encendido y, además, la regulación de la iluminación ambiente.
  • Automatización de las instalaciones o sistemas aportando un control eficiente.
  • Integración del portero automático.
  • Control de los dispositivos por Internet.
  • Gestión de ocio electrónico.
  • Generación de programas sencillos para los usuarios.

Seguridad

En la seguridad se hace referencia a las redes encargadas de la protección de las personas como del patrimonio. Destacando las siguientes acciones:

  • Alarmas antiintrusión. Se usan para detectar o prevenir la presencia de personas en una vivienda. Incluye simulación de presencia en el hogar o cierre de persianas con total seguridad.
  • Detectores de fuego y de alarmas de incendios. En este caso se incluye la detección de gas, humos y monóxido de carbono.
  • Alerta de asistencia o medicinal.
  • Acceso a cámaras.

Comunicaciones gracias a la domótica

Se puede definir como los sistemas o infraestructuras que cuenta la vivienda:

  • Control remoto en Internet, ordenadores, mandos inalámbricos o ubicuidad en el control interno o externo.
  • Teleasistencia.
  • - Telemantenimiento.
  • - Informes de los gastos de consumo.
  • Transmisión de sistemas de alarmas.
  • - Telefonillos y videoporteros.

Accesibilidad

En este apartado se incluyen las instalaciones que favorecen los movimientos de las personas en el lugar, especialmente de las personas con discapacidad. Este sistema aporta:

  • 1. Un control de los consumos en directo (electricidad, calefacción, agua...).
  • 2. Vigilar remotamente lugares que no son accesibles para la persona.
  • 3. Transmitir información para que sus cuidadores o familiares vigilen constantemente la vivienda y al discapacitado.
  • 4. Emisión de mensajes para activar o desactivar alarmas.
  • 5- Programar ambientes con varios dispositivos.

¿Por dónde comenzar en la domótica en casa?

La revolución de las telecomunicaciones y electrónica mejora nuestra forma de vida, tanto en la salud como en las pequeñas acciones cotidianas del día a día.

Si tenemos que realizar una reforma en la vivienda, ¿por dónde podemos comenzar? No estamos hablando de incorporar una tecnología que parezca "magia", sino en este caso empezar por lo más básico y sencillo. Por ello, ahora, a continuación, te decimos qué colocar en un inicio:

  • Control de cortinas y persianas. Es una buena opción para aprovechar las horas de luz, especialmente cuando no estás en la vivienda. Así conseguimos un ahorro energético mayor.
  • - Controlar la calefacción o aire acondicionado. Como en el punto anterior, un control domótico de estos aparatos puede hacer potenciar un ahorro de energía, apagando o encendiendo cuando se llegue al confort necesario en la casa.
  • Controlar la iluminación de la vivienda. Se puede ir regulando a distancia el control de la iluminación del hogar, especialmente en lugares donde se pase más tiempo. Además, se pueden incorporar detectores de presencia para un mayor control de la actividad realizada.
  • Desconectores de electricidad, según la programación. Con ello, se pretende evitar el consumo "vampiro" o "stand by" al desconectar las tomas cuando lo necesites.

¿Cuál es el precio para hacer un hogar inteligente?

Algunas personas piensan por error que un hogar de este tipo conlleva una gran inversión o un precio económico desorbitado. En la actualidad, no es necesario contar con un gran presupuesto para poner en marcha la domótica en el hogar. Muchas viviendas incluyen estas mejoras y son en este momento las más demandadas, vendidas y atractivas en el mercado constructor e inmobiliario en España.

Si tenemos en cuenta el actual valor de los inmuebles, el coste de la domótica en el hogar (también de instalarla) está entre el 0,5 y el 1 % del valor del mismo. El coste de la instalación se ve afectado, como es normal, por el tamaño de la vivienda o la complejidad del sistema a instalar. No obstante, existen soluciones muy asequibles, que varían entre los 1300 y los 5000 €, dependiendo de la solución adoptada en la vivienda. También debemos pensar que la domótica hace revalorizar el precio de la vivienda, por lo que es una solución si queremos dar al hogar un valor añadido.

Estos sistemas, cada vez, han ido mejorando e incorporando nuevas funcionalidades, ofreciendo una gran programación que reduce los errores de funcionamiento. El mantenimiento es económico y las averías se ven solventadas en menos tiempo o coste, en muchos casos con un mantenimiento a distancia o remoto sin que el servicio se desplace a la vivienda.

El ahorro de un sistema de este tipo en la vivienda es importante

Ya no solo hablamos del coste de la domótica, también del ahorro que supone contar con esos sistemas. El ahorro en energía puede llegar hasta el 26 % gracias al control, monitorización o automatización de los dispositivos del hogar. Todas estas soluciones en la vivienda reducen gastos cada mes en el agua, luz o gas. Además, la iluminación se ajusta a las necesidades de los habitantes del hogar, respondiendo a una necesidad creciente de una forma de vida más sostenible.

or otro lado, la domótica en climatización, iluminación y electrodomésticos entran en funcionamiento en el momento en el que la energía tiene un precio inferior o cuando se debe aprovechar la luz solar. Si se quiere reducir el consumo y, a la par cuidar el medio ambiente, esta solución tecnológica es la adecuada, puesto que tiene un control zonificado por zonas, permitiendo diferentes temperaturas. Por ejemplo, según estudios del Ministerio de Industria y Energía, un sistema de aire acondicionado que cuente con un mal funcionamiento puede suponer un incremento en la factura de más del 10 % cada mes. ¿Por qué es importante la domótica en este caso? Porque ante una avería, el sistema es capaz de avisarnos de que algo funciona mal.

Las ventajas de la domótica en las viviendas

Entre sus principales beneficios, te destacamos los siguientes.

Ahorro de energía

Volvemos a insistir en el ahorro de energía eléctrica. La programación de los aparatos, que se encienden y se apagan en un momento determinado, hace que no se consuma ni se gaste sin necesidad. Donde más se llega a percibir el ahorro es la climatización, puesto que dejarla todo el día encendida para dejar las habitaciones calientes o frías desaparece. Es decir, podemos activar la climatización justo antes de llegar a casa, de forma remota y consiguiendo que, por ejemplo, media hora antes de llegar se calienten o enfríen las habitaciones sin necesidad de realizar un gasto todo el día.

El ahorro llega también a las averías y mal funcionamiento del sistema. En este caso, se hace referencia a que si existe algún problema en un aparato del hogar, la domótica percibe el fallo y nos avisa de que debe repararse, evitando un mayor consumo en el funcionamiento o que se empeore la avería.

Seguridad

Es una de las ventajas más importantes, puesto que puede detectar la entrada de personas a la vivienda, pero también la posible fuga de agua o gas. En otros casos, puedes ver remotamente (desde tu teléfono móvil), lo que ocurre en el hogar y hasta subir o bajar las persianas cuando estás de vacaciones, permitiendo en este caso que la vivienda parezca habitable para alejar a posibles personas que quieren entrar a robar en casa. También por la inclusión de cámaras, videoporteros y otros equipos que nos permiten vigilar la vivienda.

También aporta seguridad a personas con problemas de movilidad funcionales. En estos casos, estos sistemas inteligentes ayudan a moverse a las personas, además de incorporar soluciones novedosas. Como comentamos en el párrafo anterior se incluyen cámaras para vigilar la vivienda, así que en este caso se pueden controlar a niños o personas mayores de forma remota. Podrás observar a través del teléfono mientras trabajas si ocurre algo en el hogar o detectar las necesidades de las personas que lo habitan.

Comodidad

La comodidad es algo verdaderamente importante en estos sistemas. ¿Por qué? Porque un control a distancia de la vivienda es ideal y cómodo, ganando en confort y funcionalidad. Da igual si lo que deseas es activar la climatización cuando estás a 20 kilómetros de distancia o si te encuentras tumbado en el sofá y no quieres levantarte a bajar la persiana. En cualquier situación o momento, la comodidad es importante y es otro de los motivos para contar con este sistema.

Valor añadido

La instalación de esta tecnología aporta a la vivienda un mayor valor. Las viviendas domóticas en el mercado son más caras, especialmente tras realizar una reforma, por lo que es una buena inversión para que el hogar resulte más atractivo ante posibles compradores. Altamente demandados, estos hogares son los que más rápido se venden, según diferentes estudios de promotoras inmobiliarias en territorio español y los que garantizan un mayor ahorro y sostenibilidad.

La domotica en casa es una solución para miles de hogares en materia de sostenibilidad, ahorro de energía, comodidad e inversión. Por ello, es importante que conozcas todas las ventajas, el precio, por donde empezar a a implementar este sistema y todos los detalles del mismo. En España, un importante número de viviendas que se reforman optan por incorporar la domótica en la vivienda.