Ideas para decorar con celosías de madera

Ideas para decorar con celosías de madera

Hay mil y una maneras de decorar tu hogar con celosías de madera. Estas estructuras destacan por su increíble versatilidad, especialmente cuando se trata de crear espacios tanto en interiores como en exteriores. Son capaces de establecer una división con un aire moderno entre dos estancias, ofrecer un entorno privado en el jardín o, simplemente, actuar como un motivo decorativo más en una pared.

Además, una celosía en madera cuenta con la elegancia y resistencia que este material ofrece, junto a la capacidad para dotar de calidez al lugar donde se encuentre. Dónde colocar una celosía depende de ti, pero quizás necesites una ayuda o algunas ideas. Si ese es el caso, estás en el lugar adecuado. Coge papel y lápiz para apuntar estas propuestas.

1º. Utilizarlas a modo de ventana

En un principio puede resultar un poco extraño, pero, créeme, es un uso de lo más distintivo. La idea en colocar la celosía en un lugar donde destaque. Si bien en el salón o en una habitación cualquiera son lugares en los que no encajaría, una buhardilla es una gran opción. Estos espacios apenas son utilizados para algo más que almacenar trastos inútiles.

Sin embargo, la buhardilla puede convertirse en una encantadora habitación y darle el uso que quieras. Puede ser el lugar perfecto en el que alojar a los invitados o un lugar apartado donde leer con tranquilidad. Tú elijes. Y aquí es donde entra la celosía. En muchos casos el hueco que queda al exterior es asimétrico y una celosía lo va a cubrir a la perfección.

Son capaces de adoptar cualquier forma y diseño, pero el asimétrico será el acertado en este caso. Además, con el patrón de diseño adecuado puedes lograr un interesante juego de luces y sombras. Píntalas como quieras. ¿Necesitas un entorno cálido? Entonces permite que toda la potencia de la madera salga a relucir y, si lo que buscas es una habitación iluminada, el blanco será la clave en tal caso. La versatilidad al poder.

2º. Solidez y elegancia para una terraza

Me suelo encontrar con terrazas bastante desaprovechadas y desangeladas. Estos espacios cuentan con innumerables posibilidades, sobre todo cuando son de grandes dimensiones. Las celosías son un elemento que vendría como anillo al dedo, ya que pueden cumplir diversas funciones en la terraza. Podría ser un perfecto divisor entre el interior y el exterior, en especial si está dispuesta junto a la entrada. O también puede actuar como elemento que acote el espacio.

En este último caso, una posibilidad es colocar una celosía en madera cuyos colores combinen con los de la terraza. En cuanto a la madera, esta encaja casi sin problema en múltiples espacios. Además, el diseño de la celosía será un aliado si buscas privacidad para tu terraza, sobre todo si tu casa no está en el último piso. Unos listones de madera horizontales o verticales podrían ser suficientes, pero si alternas franjas horizontales o cuadrados le estarás dando un toque artístico único.

3º. Jardín interior con estilo

Pese a que no suele ser algo muy común, un jardín interior es una manera original de aprovechar ciertos espacios que no se usan, ni siquiera como zonas de paso que conecten dos lugares distintos. Así, crear un pequeño jardín es una buena idea para dar utilidad a ese lugar y una celosía es el cerramiento perfecto.

Al instalar la celosía de madera combinas este material con las plantas. En cuanto al diseño, uno orgánico sería la elección a seguir. Tanto el jardín como la celosía mantendrían una gran relación entre sí y, además, se lograría un espacio único difícil de imitar. Colocarla en un solo punto le daría un toque encantador a todo el conjunto que sorprenderá a los visitantes, los cuales se verán tentados a descubrir qué se esconde tras la celosía.

4º. Divisores funcionales

Las celosías no solo encajan en exteriores, en interiores son un perfecto divisor de espacios para un piso o una casa. Dada su amplía variedad de diseños puedes hacer que encajen en casi cualquier estilo decorativo. Además, en este caso están cumpliendo una función divisoria, con la que puedes crear áreas en tu hogar que antes no existían y dar intimidad.

Un buen ejemplo de su uso es en un piso pequeño. En estos casos cada centímetro cuenta y una celosía podría ser la división perfecta entre el dormitorio y una sala de estar. De esta manera, estarías logrando privacidad y una división que apenas ocupa espacio alguno. Además, contarás con la inestimable mejora del entorno que te aporta el diseño de la celosía.

5º. Decoración de pared

La gran versatilidad que ofrecen estos elementos les lleva a aparecer en casi todas partes. Las paredes son casi un lienzo. Hoy en día no solo se pintan o se les aplica el típico gotelé, sino que los murales y los grafitis empiezan a colarse en las casas de muchos. Sin embargo, una celosía aporta algo único: relieve. Muy pocos son los hogares que cuentan con este tipo de decoración.

Así, la celosía adquiere una dimensión nueva y da un golpe de personalidad a la habitación donde la decidas instalar. Ya he dicho que sus estilos son de lo más variado y prácticamente no hay límites Imagínate una celosía que imite el relieve de un templo griego o romano. ¿No sería algo original? Sin embargo, es cuestión de gustos y recuerda que no hay apenas limitaciones en cuanto al diseño.

Celosía en madera, la mejor decoración

Las celosías destacan por su versatilidad, ya que encuentran su lugar en diferentes entornos. Pueden ser una opción para exteriores, como una terraza, o para crear espacios diferenciados en el interior de un piso. Sacarle todo su potencial requiere de cierta maña y la búsqueda de un estilo único.

Las celosías de madera son un gran acierto allí donde se instalen. Ya sea para dividir una habitación, lograr esa intimidad tan ansiada en una terraza o crear un jardín interior, estos elementos destacarán. ¿A qué esperas para hacerte con una?