ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Asegura tu precio ¡Reserva ahora! Saber más ->

Diseño, Innovación y Fabricación para tu Hogar

Suelo de mármol: ¿por qué deberías tenerlo?

Suelo de mármol: ¿por qué deberías tenerlo?

Si estás en pleno proceso de decoración de tu hogar, necesitas plantearte el suelo de mármol como una opción a considerar. Este material es muy versátil (existen numerosas variantes) y además es resistente, a la par que elegante. En este artículo, te contaremos todas las ventajas que tiene este material, así como las tendencias que más despuntan últimamente en decoración.

Esperamos que las siguientes líneas te ayuden a decidir algo más sobre la decoración de tu hogar y te animamos a que te pongas manos a la obra ideando cómo quedarían los suelos de mármol en tu casa. Seguro que conseguirás combinarlo a la perfección y disfrutar así de un hogar elegante.

El suelo de mármol: ¿cómo puedes usarlo en el hogar?

Es cierto que hace un tiempo era típico incluir este material en los hogares, pero desde hace algunos años se utilizan materiales de poca calidad que resultan dañados con pocos años de vida. Afortunadamente, esto está cambiando y el mármol (entre otros) está recuperando su terreno en las viviendas españolas.

Esa idea de utilizar mármol para espacios lujosos como hoteles o restaurantes de etiqueta se ha acabado. Aunque la inversión inicial en estas piezas pueda ser ligeramente superior, con un mantenimiento adecuado duran para toda la vida y eso hace que las personas volvamos a pensar en ellas.

Una de las razones por las que este material ha vuelto es sin duda por su amplio repertorio. Los colores en tipos de mármol son cada vez más numerosos y también sus acabados. Además, no podemos olvidarnos nunca de que este material es creado directamente por la naturaleza, y de ahí que cada pieza sea única y original. Las roca calizas que se encuentran en determinadas zonas, si son sometidas a altas temperaturas y presiones, dan lugar a formaciones como el mármol (que ya se considera una roca metamórfica). Como la cristalización es elevada, es casi imposible que tu pieza de mármol sea idéntica a otra en el planeta.

Otras de las razones por las que el mármol vuelve a irrumpir fuerte en tendencias es porque cuenta con diferentes acabados y también se puede combinar con encimeras, revestimiento de paredes u otras zonas del hogar. Por tanto, las posibilidades en decoración (algo en lo que nos detendremos más adelante) son infinitas y esto hace que volvamos a apostar de nuevo por él.

Ventajas de utilizar este tipo de suelo en tus estancias

Aunque ya hemos ido dando algunas pinceladas sobre los beneficios que tiene este material, queríamos dedicar un apartado específico para hablar sobre cada una de ellas en detalle. Consideramos que esto es importante para que puedas decantarte por este tipo de suelo en tu hogar.

La primera de las ventajas tiene que ver con el aspecto estético: el suelo de mármol es sinónimo de elegancia. Y aunque inicialmente puedas pensar que elegante es tradicional y antiguo, no es así. Como te decimos, el mundo del mármol ha sufrido una importante revolución y eso supone que puedas optar por diferentes colores y estilos que son más modernos.

Siguiendo con lo más positivo en cuanto al estilo que da al hogar, hay que decir que el color de este material permanece inalterable. La tonalidad de la roca se mantiene igual durante toda su vida y eso hace que tengas seguridad sobre la decoración que acompaña al suelo. Además, también cabe destacar que es un suelo que aporta personalidad. Se pueden hacer diferentes combinaciones (estilo mosaico o mezclando colores) que hacen que los suelos sean únicos y reconocibles.

En cuanto al cuidado que tiene este material lo primero que tienes que tener en cuenta es su resistencia. Es muy poco usual que la roca se vea alterada por golpes o arañazos, pues tiene gran dureza. Esto hace que permanezca intacta en la mayoría de los casos, sin necesitar un mantenimiento. Sin embargo, en el caso improbable de que haya problemas de vertido de productos, se podría recuperar el material haciendo un pulido y un abrillantamiento. Con estas dos técnicas el material volvería a estar intacto de nuevo.

Por último, es importante comentar también la facilidad de limpieza de un suelo de mármol. Basta con usar una mopa o fregona con jabón neutro y pasarla sobre la superficie a limpiar para que el resultado sea perfecto. La lejía y suelo de mármol también son compatibles, aunque para que el material quede perfecto y el brillo se vea al máximo hay que intentar eliminar todo lo posible los restos de humedad tras la limpieza. Para las marchas más persistentes, es recomendable utilizar agua caliente con el propio jabón neutro. En resumidas cuentas, es un material muy fácil de limpiar que no requiere de productos costosos ni extraños, además su limpieza es bastante sencilla al tratarse de una superficie pulida.

Diferentes opciones para utilizar suelo de mármol en casa

Como venimos diciendo, el mármol es un material muy versátil porque se puede combinar en formas y también en colores. En este caso, queremos hablarte sobre los colores de mármol más utilizados y cómo es frecuente emplearlos en el hogar. Es el caso del suelo de mármol travertino, el suelo de mármol rosa, el de color verde, rojo, blanco o gris. Eso sí, en este apartado nos centraremos únicamente en el uso que se le da a cada uno de estos materiales para los suelos, pues también podría utilizarse en otros lugares.

El suelo de mármol travertino se utiliza fundamentalmente en los suelos de piscinas o en los bordes de estas. Es un mármol que tiene un color neutro y con un acabado rural y rústico, por lo que funciona especialmente bien en las zonas exteriores.

En cuanto al suelo de mármol rosa, nos vamos a otra dimensión completamente diferente. Existen diferentes tonalidades más o menos llamativas, pero se recomienda especialmente para zonas de descanso o que tengan poca luz, pues esta tonalidad aportará un toque muy interesante. Si quieres jugar a combinar el rosa con otros colores en el suelo, te animamos a que pruebes con verde o marrón, pues darán un contraste de lo más original.

En cuanto al color verde para el mármol, es uno de los más utilizados actualmente en los baños y aseos. Puede emplearse en otras zonas de la casa también, pero es en estas estancias donde se ha demandado en su mayoría. La idea es combinar el suelo de mármol verde con las paredes, buscando un veteado en blanco, para que el baño se vea más luminoso. Es una de las tendencias que más triunfaron durante el año 2018.

Siguiendo con el orden, ahora nos toca hablar sobre el mármol rojo, con tonalidades más o menos intensas. En los suelos, puede utilizarse en habitaciones interiores, pero es muy usual que se emplee en recibidores, pasillos o entradas de las casas. Además, es muy frecuente su uso en despachos, estancias de paso y también en escaleras. Eso sí, seguro que si buscas inspiración encuentras que la mayoría del mármol de este color se combina con otras tonalidades.

El mármol blanco en los suelos es el más tradicional. Desde siempre se ha utilizado especialmente en salones y así sigue siendo. Si eres una persona que busca elegancia y luminosidad para esta estancia, sin duda tienes que echar un vistazo a las posibilidades que te da este color.

Por último, nos queda comentar el caso de los suelos de mármol gris. Esta tonalidad siempre se ha considerado fría y no se recomendaba para las estancias interiores. Sin embargo, a pesar de utilizarse en terrazas exteriores, se está haciendo cada vez más hueco en el interior de las casas. Esto se debe a que en una combinación con otras tonalidades (como blancos o verdes) el resultado en cocinas o baños resulta ser sensacional. Además, se trata de un color muy interesante para disimular manchas e imperfecciones.

Suelo de mármol: ¿qué dicen las tendencias?

Las tendencias de los últimos años sitúan a este material como uno de los grandes triunfadores y apuestan por utilizarlo en paredes, encimeras, muebles, jarrones y demás decoración. En cuanto a las tendencias que más destacan en suelo ya hemos hablado de algunas como es el caso del mármol verde en los suelos de baños y aseos. Para los que no sean tan atrevidos, también existe la posibilidad de utilizar baños con suelo de mármol blanco, algo que sigue siendo muy interesante por la resistencia de este material al agua.

Además de esta, vuelven a tomar un cariz importante en la moda los salones con suelo de mármol blanco. Las casas con un toque elegante y atemporal se imponen a los diseños más modernos que han primado durante los últimos años y cada vez son más personas que apuestan por ellas por durar para toda la vida: ¿es tu caso?

Otra de las tendencias más novedosas para los suelos de mármol está en los vestidores. Estos espacios dentro del dormitorio se han reinventado, y ahora se lleva un suelo íntegro de mármol en colores neutros como el negro, gris oscuro o el blanco. Si te gusta la moda, la mejor de las opciones es utilizar un suelo negro con veteado blanco, pues dará una gran personalidad a esta estancia.

Pulir un suelo de mármol y abrillantamiento

Antes te habíamos explicado cómo fregar un suelo de mármol. No obstante, también resulta interesante conocer cómo se lleva a cabo el abrillantamiento del mismo y, si fuera necesario, también el pulido. Estos dos procesos son fundamentales para recuperar el brillo y mejorar la limpieza. Es conveniente hacerlo cada cierto tiempo, pero si eres precavido y mantienes un buen nivel de limpieza, podrás hacerlo con menos frecuencia.

Pulir el suelo es necesario únicamente si hay rayones o algún tipo de daño en el material. Si únicamente se quiere recuperar el brillo que se ha perdido, bastará con proceder a abrillantarlo.

El pulido, por su parte, varía en función de si el dañado es leve o profundo. Cuando los arañazos son pequeños, será suficiente con utilizar lana de acero. Sin embargo, cuando el problema es mayor, habrá que emplear materiales como el diamante, lo cual ya requiere la intervención de profesionales. Sin embargo, hay que destacar nuevamente que este proceso es excepcional, pues el mármol es un material muy resistente.

En cuanto a cómo abrillantar un suelo de mármol, los pasos a seguir para conseguir el mejor resultado son los siguientes. En primer lugar, se debería utilizar un decapante de suelos (base del cristalizador), que se pulveriza en las zonas que quieres tratar y que luego se extiende y se trabaja con una máquina de lana de acero. Este es el paso preliminar para después utilizar el cristalizador de suelos.

El procedimiento es similar al caso anterior, empleándose la misma máquina. No obstante, mientras que el primer paso era necesario para limpiar a fondo, en el segundo el cristalizador crea una capa resistente y dura que da el brillante que buscamos. Para finalizar, se añade una cera para mármol que ayudará a proteger la capa de cristalizador.

Es posible que te estés preguntando si este proceso lo puedes llevar a cabo por tu cuenta, y la respuesta es sí. En el caso de que únicamente quieras hacer el tratamiento sobre una zona pequeña del suelo podrás aplicar los productos por ti mismo (con ayuda de unos guantes). En caso de que pretendas realizarlo sobre toda la estancia, también es posible que te encargues tú de hacerlo, pero será más recomendable que optes por alquilar la máquina completa.

En definitiva, como has podido ver el suelo de mármol es una opción irresistible para dar un toque elegante a tu hogar. Además, es una de las alternativas materiales que más duraderas resultan y que permanecen impecables a pesar de los años. Aunque sí es interesante proceder al abrillantamiento, lo cierto es que con pequeños gestos de mantenimiento, este material brillará por encima de cualquier otro. Así que no lo dudes más e investiga los diferentes tipos que hay y en qué estancias puedes colocarlos. Y recuerda que la inversión para este suelo es rentable a largo plazo.