ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Fabricación, Diseño e Innovación para tu Hogar

Ayuda & Presupuestos

969 208 152 - 630 857 914

Obras de demolición total o mantener estructura de la casa. ¿Qué nos conviene más?

  • 10 / noviembre / 2020
  • 8'
Obras de demolición total o mantener estructura de la casa. ¿Qué nos conviene más?

A la hora de afrontar reformas u obras necesitamos tenerlo todo bien organizado para que el proyecto no se convierta en un dolor de cabeza y nos de más de un disgusto. Por ello, vamos a intentar ayudarte para que aprendas cosas que tendrás que conocer...

 

Iniciar obras de cierta envergadura nos lleva a plantearnos las siguientes preguntas:

 

¿Merece la pena reutilizar y reparar un edificio antiguo?

 

¿Es mejor demolerlo y volver a construir todos sus elementos arquitectónicos?

 

Imaginemos que descartamos la segunda opción, igual tendremos que abordar un problema similar para cada zona del edificio:

 

¿Restauramos las fachadas o las rehacemos desde cero?

 

¿Están bien los forjados?

 

¿Conviene reforzarlos o rehacemos toda la obra de nuevo?

 

Como podemos ver, construir una casa o hacer una reforma integral es toda una aventura llena de aspectos que controlar, y es importante analizar todo con paciencia. El resultado será que al final cristalice la maravillosa casa de nuestros sueños.

 

Existen algunas claves para saber que te conviene más, si es mejor demolición total o mantener estructura de la casa y realizar una reforma integral. En este sentido, hay muchos elementos a tener en cuenta no solo referidos a la parte económica. También existen aspectos relacionados con la ubicación de la casa, los requisitos legales, el estado general de la vivienda y nuestros propios intereses y gustos personales. A continuación, te mostramos algunos apartados que te ayudarán a definir el tipo de obra que necesitas para construir tu casa.

Derribo de la casa y reconstrucción

Reformar nuestra casa puede ser una alternativa rentable, pero, a veces, derribar y construir una vivienda desde cero puede resultar más económico y seguro. Tengamos en cuenta que una decisión firme debe estar en sintonía con las necesidades que presente el hogar. No todos los núcleos familiares requieren las mismas modificaciones y reformas. Hay familias que quizás necesiten ampliar de manera radical los metros cuadrados de las estancias, o diseñar un modelo de casa a medida.

 

Está claro que la opción más coherente será la reforma si solo precisamos remodelar ciertos aspectos de la casa, agregar zonas útiles o incluso edificar otra planta. Por otra parte, el derribo de la casa y su reconstrucción a veces son necesarios cuando las necesidades estructurales así lo requieren. Por ejemplo, si el inmueble tiene más de 40 años y presenta una debilidad estructural que permita soportar el desarrollo de una segunda planta.

¿Cuánto puede costar derribar una casa?

El coste de derribar nuestra casa para proceder a reconstruirla va a depender de varios factores. Por ejemplo, cómo es nuestro inmueble: no cuesta lo mismo derribar una casa de varias plantas entre medianeras que una unifamiliar. El precio por otra parte se incrementa cuando hay que realizar el derribo de forma más segura y si se utilizan medios manuales o mecánicos.

 

En general podemos concluir que derribar una casa de 70 metros cuadrados puede tener un costo entre 3500 y 7000 €. Como podemos observar, demoler un metro cuadrado cuesta, dependiendo de la empresa, entre 50 y 100 euros.

¿Qué requisitos legales existen?

Los derribos y reformas se basan en el Código Técnico de la Edificación (CTE). Ahí se recogen los requisitos básicos. Lo que sí es seguro que necesitamos es un proyecto de derribo dado por el ayuntamiento competente. Esta tarea le corresponde a tu arquitecto o arquitecto técnico.

 

Si necesitamos ampliar la vivienda parcialmente también necesitaremos un proyecto a manos de un arquitecto con su correspondiente licencia de obra mayor. También si modificamos el aspecto de la fachada con cualquier tipo de cerramientos.

Ventajas de la construcción de tu casa desde cero

Planificar nuestra casa desde el principio es similar a comprar el coche que deseamos y que realmente nos gusta. Algunas de sus ventajas principales son las siguientes:

Localización

¿Quieres vivir cerca de la familia o en las proximidades del trabajo?

 

¿Prefieres vivir en la playa o la montaña?

 

Escoger la ubicación de la casa no es una cuestión de capricho sino, más bien, de establecer la forma más cómoda y eficiente para desarrollar nuestro día a día.

 

Por otra parte, tenemos que considerar el aspecto de inversión, ya que algunos terrenos se revalorizan de forma notable con el paso de los años.

Diseño personalizado

Construir una casa de nueva obra constituye el nivel más elevado de complicidad con nuestro nuevo hogar. Nos permite dar rienda suelta a la imaginación, elegir cuántas habitaciones queremos tener, los materiales que vamos a usar y desarrollar nuestra creatividad al máximo. En definitiva, es como crear el armario perfecto donde cabe toda la ropa que tienes y mucho más.

Menos problemas ocultos

Sin una supervisión adecuada, un proyecto genérico puede esconder problemas de fallas eléctricas, la clásica humedad o algún daño estructural. Cuando iniciamos una casa desde cero estamos pendientes de su correcta ejecución y podemos visualizar y corregir a tiempo la posibilidad de los problemas ocultos.

Zonas de entretenimiento

La parte más divertida es que podrás diseñar las áreas de entretenimiento y añadir lo que más te guste. Por ejemplo, diseñar y ubicar la piscina, las zonas ajardinadas o incluso un pequeño gimnasio. ¡Todo es posible! La única limitación real será el presupuesto que tengamos disponible.

Desventajas de construir completamente una vivienda nueva

Cuando somos auto promotores de nuestra vivienda, también nos encontramos con una serie de desventajas que pasaremos a analizar a continuación.

Tiempo de ejecución

Realmente teniendo las posibilidades económicas de ejecución, el principal problema es saber cuándo va a finalizar nuestra obra. Desde el momento que elegimos hacer nuestra propia casa hasta que vivimos en ella pasa un tiempo considerable. Y puede ser bastante largo si lo comparamos con comprar una vivienda ya hecha o un proyecto sobre plano ya determinado.

 

Por otra parte, demoler una casa y construirla es un proceso lento donde debemos adaptarnos a los plazos establecidos. Por un lado, el proyecto, el diseño y la ejecución; por otro lado, los tiempos de concesión de permisos y licencias por parte de los municipios.

Transmitir qué queremos

El arquitecto es el que desarrolla el proyecto y la supervisión de nuestra obra. Pero, a fin de cuentas, somos nosotros los responsables directos de la obra y de saber transmitir nuestros deseos. En este sentido, conviene definir claramente cuáles son nuestros objetivos y necesidades, para que cristalice el proyecto tal como lo queremos.

 

Una cosa es el ideal de casa que tenemos en mente, y otra cosa bien diferente, las posibilidades reales para poder materializar nuestras ideas.

Ventajas de realizar una reforma

Las reformas suponen el 80 % de la actividad actual en el sector de la construcción. La cocina y el baño son las zonas principales que nos gustan reformar a los españoles. A continuación, te mostramos los beneficios de reformar tu casa.

Ahorrar en gastos

Esta claro que una de nuestras mayores preocupaciones es realizar bien el presupuesto de la reforma de una casa. Al principio una reforma integral puede parecer algo costosa, pero a la larga es más económica que realizar distintas modificaciones poco a poco.

 

Una alternativa interesante de ahorro es comprar una vivienda usada y reformarla a nuestro gusto. Conviene hacer un presupuesto inicial con un margen por encima para poder cubrir los costos inesperados que vayan surgiendo sobre la marcha.

Materiales más eficientes

Al realizar la reforma sobre una casa más o menos antigua, es probable que no esté construida con materiales que aíslen bien de las condiciones climáticas adversas. Componentes poco eficientes que aumentan el consumo de energía de la casa. En este sentido, la reforma integral es un momento ideal para poder mejorar el aislamiento de una casa. Perfeccionar los cerramientos, las ventanas y las tuberías. Además, es bueno informarse acerca de ayudas económicas y subvenciones destinadas a la reforma de viviendas antiguas.

Adaptar la casa

La reforma nos permite configurar la casa según nuestras necesidades, actualizarla y realizar todas las modificaciones oportunas. Nos da libertad de aplicar nuevos materiales y distribuir mejor los espacios y los acabados a un costo asequible.

 

Una adaptación bastante común es ampliar el área de la casa uniendo, por ejemplo, la cocina y el comedor. Por supuesto, todo va a depender de las necesidades y los gustos de cada núcleo familiar.

Aumenta tu patrimonio

Un punto interesante, a pesar de que no tengamos intención de vender, es que toda reforma aumenta el valor del inmueble. En un futuro, si pensamos en vender, tendremos más argumentos para conseguir un mejor precio de venta.

Desventajas de reformar tu casa

Es evidente que las reformas tienen ciertos inconvenientes, y tendremos que armarnos de paciencia para ver los resultados deseados. Por otra parte, es recomendable que perdamos un poco de tiempo buscando profesionales cualificados que estén capacitados para realizar los trabajos.

Tiempo para reformar

Lo ideal antes de embarcarnos en una reforma es que tengamos tiempo para realizarla y no vayamos con prisas. Una de las desventajas es que la duración de las labores va a depender del tamaño de la reforma y la profundidad de las tareas. Realmente, el tiempo de reforma es relativo y está directamente relacionado con el alcance de los trabajos a realizar y los imprevistos que puedan surgir. Para hacernos una idea, una reforma que incluya cambio de suelos, tuberías, electricidad y pintura puede durar hasta un mes.

Costes finales

Una cosa es el presupuesto inicial fijado y otra muy diferente es el coste final. La segunda desventaja son los imprevistos que surgen conforme avanzan las reformas. Un imprevisto normal se da cuando el especialista se enfrenta al problema y resulta ser peor de lo esperado.

 

Un ejemplo podría ser la reparación de una pared con daños severos de humedad. Al principio nos dan un cálculo del coste de reparación; sin embargo, aparecen ciertas filtraciones que afectan a otros elementos esenciales de la vivienda. Conclusión: el precio final aumenta.

Factores a tener en cuenta a la hora de fabricar tu casa completamente nueva

Existen varios factores influyentes que debemos tener en cuenta. A continuación, te los resumimos:

Adquirir el terreno

Antes de comprar el terreno donde edificaremos nuestro nuevo hogar, tenemos que comprobar si la compra es legal. La normativa municipal va a determinar si podemos adquirir el terreno donde construir o, al menos, si nos dejan edificar un número determinado de metros cuadrados. Cada ayuntamiento tiene sus propias normas legales que varían dependiendo de la región.

Servicios y orientación

Un punto que no podemos pasar por alto es que nuestra casa cuente con los servicios básicos de abastecimiento: luz, agua, fibra óptica, gas y telefonía.

 

Por otra parte, es bueno valorar la orientación de nuestra casa. Hay que tener presente que las zonas de valle tienen más riesgo de inundación que las zonas elevadas, más expuestas también a los agentes meteorológicos.

Elaboración del proyecto

Un proyecto bien elaborado debe especificar todos los aspectos constructivos de la casa. Tendremos planos de la estructura, planos de emplazamiento y todo lo relacionado con la capacidad técnica de la casa; también encontraremos planos de las instalaciones de luz y agua a escala y en general todo lo necesario para conseguir las licencias de obras oportunas.

Proyecto de ejecución

Este proyecto nos sirve para poder ajustar nuestro presupuesto a la construcción de la casa. Debe estar bien definido, ya que está relacionado directamente con nuestra disponibilidad económica. Es importante especificar con claridad los tipos de materiales que se usan, la calidad de los mismos y ser pacientes y dedicados.

Presupuestos de la obra

¿Por qué limitarnos a pedir un solo presupuesto? Debemos pedir varios presupuestos, investigar bien a la empresa que vamos a contratar y, si es posible, dialogar previamente con el equipo responsable. Es bueno que la empresa disponga de sellos de garantía, esté inscrita en la REA, tenga seguro de responsabilidad civil y cuente con el personal apropiado.

 

Una vez que tenemos claros todos los puntos anteriores, disponemos de una empresa fidedigna y la licencia de construcción ¡ya nada nos puede parar! En esta etapa es importante que estemos informados de cada paso que se va dando en el proyecto. Debemos obtener la información del director de la obra, establecer días para reuniones y realizar visitas a pie de obra. Es clave que estemos pendientes de la ejecución de la casa y formemos un buen equipo junto con la empresa constructora. De esta manera, podremos reaccionar si son necesarias ciertas modificaciones o cualquier tipo de imprevistos normales en las obras de cierta envergadura.

Hemos pensado que te podría gustar: