ePrivacy and GPDR Cookie Consent by Cookie Consent

Fabricación, Diseño e Innovación para tu Hogar

Ayuda & Presupuestos

969 208 152 - 630 857 914

Equipa tus baños y gana en comodidad

  • 10 / diciembre / 2020
  • 6'
Equipa tus baños y gana en comodidad

Los baños son una de las partes de nuestro hogar en la que más tiempo pasamos, es el primer sitio al que solemos ir al levantarnos y el último antes de acostarnos. Por ello, tener un baño que nos guste y nos haga la vida más cómoda es algo muy importante para nuestro día a día.

Actualmente las casas ya vienen con unos baños con una estética muy cuidada y que son muy prácticos. Sin embargo, si ese no es tu caso y tienes un baño al que le pones muchos "peros" seguramente tengas en mente hacer una reforma. Las reformas no son fáciles y, cuanto más atadas lleves las cosas a la hora de meterte en una, mejor. Aquí te dejamos algunas recomendaciones que esperamos que te sean de utilidad.

Claves para acertar con los sanitarios

Puede parecer que no hay muchas opciones y que es una elección simple, pero nada más lejos de la realidad. A la hora de elegir un sanitario hay varias cosas que debemos tener en cuenta:

Su forma

Principalmente hay tres tipos de inodoros: los que tienen forma redonda, los alargados y los cuadrados. Los redondos son más cortos, lo que los convierte en la mejor opción para los espacios pequeños, los alargados son los más cómodos y los cuadrados destacan por su diseño.

La altura

Otro dato a tener en cuenta es la altura de la taza al suelo. La medida estándar es de 35 a 38 centímetros más o menos, sin embargo, si hay una persona alta en la casa o alguien que padezca de problemas de espalda, lo más recomendable es optar por la medida de 40 a 43 centímetros.

El tanque de agua

Otro punto en el que podemos elegir entre varias opciones es el tanque de agua. El más común es el tanque de agua bajo, que está unido al sanitario; otra opción es el tanque compacto que está totalmente integrado en la pared, ocupa menos espacio y es más moderno; y finalmente, el tanque alto que era el primero que se utilizó, el tanque está separado de la taza y elevado en la pared.

También tenemos que tener en cuenta el ahorro, para ello lo mejor es optar por los sanitarios de doble descarga, la mayoría de las veces no necesitamos utilizar mucha agua al tirar de la cadena; y el uso que le vamos a dar. Si el baño está en la habitación podemos elegir una cisterna que suene menos o que la tapa sea amortiguada, se cerrará suavemente y sin hacer ruido. Otra cosa es si es el baño de la entrada, en este caso, la descarga debe tener más potencia porque es uno de los que más se utiliza.

¿Plato de ducha o bañera?

Una de las primeras decisiones que tomamos a la hora de reformar el baño es si queremos que tenga una bañera o si por el contrario, preferimos plato de ducha. Antes no podíamos concebir una casa sin bañeras pero hoy en día cada vez son más los hogares que optan por la ducha. Y es que, esta opción tiene muchas ventajas:

El espacio

El plato de ducha ocupa mucho menos que una bañera, lo que lo convierte en la opción perfecta para las estancias que no tienen un tamaño muy grande.

Seguridad

Uno de los motivos por los que mucha gente se decanta por esta opción es por la seguridad. Cuando hay mayores en casa o personas que tienen movilidad reducida, no hay color entre tener que asearlos en una bañera o en una ducha. En estos casos lo más recomendable es elegir una ducha a ras de suelo y sin bordes, es menos peligrosa y les dará mucha autonomía.

Limpieza

Las duchas son mucho más fáciles de limpiar.

Ahorro y cuidado del medio ambiente

Estas dos van unidas porque al ducharnos gastamos mucha menos agua y con ello, además de ahorrar en nuestra factura, estaremos cuidando el medio ambiente.

Rapidez

La ducha nos da una rapidez muy necesaria en nuestro día a día. De hecho, aunque tengas una bañera en casa, seguramente la mayoría de las veces te duches y reserves los baños para el fin de semana.

Las bañeras tienen bastantes menos ventajas, pero las que tienen son de peso:

Ideal para los niños

Si tienes niños en casa tener una bañera es prácticamente imprescindible. No sólo por la comodidad y seguridad a la hora de bañarlos (en la ducha es más fácil que se resbalen), si no porque es su momento relajante del día. Además, si tienes más de un hijo puedes bañarles a todos a la vez, ahorrarás tiempo y será un rato divertido de juego entre hermanos.

Los baños relajantes

Hay personas que pueden vivir perfectamente sin ellos, pero otras necesitamos de vez en cuando poder llenar la bañera, poner música, un poco de espuma y desconectar. Aunque realmente se haga dos veces al año, saber que tienes la posibilidad de hacerlo es importante.

Las bañeras también son una buena opción para recoger agua si sabes que va a haber un corte de agua pero, si no tienes niños y puedes vivir sin baños relajantes, la decisión es sencilla.

Acierta con al elección de los muebles de baño

Una vez hemos elegido el sanitario y la ducha o bañera, nos toca decantarnos por el mueble del baño. En este caso, además del espacio tenemos que tener muy presente la necesidad de servicio que tenemos, es decir, ¿necesitamos que tenga mucho espacio para guardar cosas?

Estas son los tipos de muebles que podemos elegir:

Mueble suspendido

Es la mejor opción si nuestro baño es pequeño ya que ocupan menos espacio y dan sensación de ligereza al estar abiertos por abajo; además, esto hace que sean mucho más fáciles de limpiar. Una cosa que debemos tener en cuenta si optamos por uno suspendido es el estado de la pared, ten en cuenta que todo el peso irá anclado a la misma.

Muebles con patas

Este tipo de muebles tienen mucha más presencia y si necesitamos mucho espacio para guardar cosas, suelen tener más capacidad que los suspendidos.

Mueble doble

Si el tamaño de tu baño lo permite, otra buena alternativa es el lavabo doble. Para este tipo de lavabos lo mejor es optar por un mueble suspendido y es una opción genial cuando compartes el baño con tu pareja o si tienes más de un hijo para ponérselo en su aseo.

A la hora de escoger nuestro mueble de baño el tamaño es básico, tanto de ancho como de fondo. Los muebles de baño suelen tener una medida estándar de 46 centímetros, pero en el caso de necesitarlo más estrecho, podemos optar por un mueble de baño con fondo reducido.

Además del mueble principal, si el espacio nos lo permite, podemos optar por añadir más equipamiento o muebles auxiliares. En este caso, lo ideal sería que pertenecieran todos a la misma colección y, en caso de no ser así, que sean lo más similares posibles para que todo guarde una armonía.

Normalmente, en el baño necesitamos guardar muchas cosas: champús, geles de baño, cremas hidratantes, productos para el pelo, toallas, maquillaje... acertar en la elección de nuestros muebles puede marcar la diferencia entre tener todo ordenado o que sea un caos. Pensar en las cosas que vas a necesitar guardar te puede ayudar mucho a la hora de elegir los muebles y, sobre todo, de estructurarlos.

Tipos de grifería para tus baños

Otra decisión importante es el tipo de grifería que vamos a utilizar. A la hora de elegir el del lavabo tenemos varias opciones:

El bimando

Era el que más se utilizaba antes y ahora se lleva sobre todo en baños a los que queremos darle un estilo vintage. Tienes un mando para el agua caliente y otro para el agua fría.

El monomando

El más utilizado actualmente, con un sólo mando controlamos el agua fría y caliente. Es muy cómodo y de fácil instalación.

De caño alto

Este tipo de grifo lo necesitaremos únicamente si optamos por un lavabo sobrepuesto en el mueble en lugar de integrado.

Empotrado

En este caso no va situado sobre el mueble si no que sale de la pared. Es un grifo muy estético, moderno y sobre todo, fácil de limpiar ya que deja despejado todo el lavabo.

Además de su coste y utilidad, principalmente lo que vamos a tener en cuenta a la hora de escoger el grifo es su estética, que nos guste y que vaya acorde con el estilo del resto del baño.

En cuanto a la grifería para la bañera, la más utilizada son los mandos termostáticos. Este tipo de grifos tienen dos mandos, uno para controlar la temperatura del agua y poder dejarla en una constante y, el otro, para controlar el caudal.

Si lo midiéramos anualmente, pasamos muchas horas en el servicio, por eso acertar a la hora de equipar nuestros baños es importante, nos ayudará a disfrutar de una mayor comodidad en nuestro día a día.

Hemos pensado que te podría gustar: