Ventanas de Madera, ¿Oscilobatientes o Batientes?

Ventanas de Madera, ¿Oscilobatientes o Batientes?
Las ventanas de madera se presentan en diferentes tipos y modelos. Las oscilobatientes y las batientes son de las más comunes. Ambas poseen unas características propias que merece la pena conocer, no solo por expandir el conocimiento, sino para poseer una base con la que elegir ante una reforma. Descubre las peculiaridades de estas ventanas en la presente entrada.

Características de las ventanas oscilobatientes

Las ventanas oscilobatientes permiten dos tipos de apertura. La primera es una horizontal de 180 º y la segunda consiste en una vertical de unos 45 º. Esta característica es prácticamente única de esta ventana y te permitirá modular la temperatura del interior del hogar con menor entrada de ruido. Los complejos herrajes que poseen permiten este movimiento doble. Son unas ventanas con una mayor seguridad. El mecanismo de cierre la frena en caso de movimientos bruscos. También hace lo propio con las aperturas inesperadas. Además, en caso de tener niños en la casa, al utilizar la modalidad de apertura limitada no habrá riesgos de caídas accidentales. Elegirlas es una cuestión de gustos y de búsqueda de una mayor insonorización. Cada día son más comunes, ya que estas características son muy apreciadas. Además, en caso de que optes por ventanas a medida no estarás sino potenciando las cualidades antes nombradas.

Las peculiaridades de las ventanas batientes

Las ventanas batientes o abatibles son un clásico, ya que es el método tradicional de apertura. Están presentes en la mayoría de las casas y sus características son muy reconocibles. Permiten una gran abertura con la que ventilar una habitación en pocas horas. Asimismo, cuentan con un marco robusto y cristales de gran calidad para garantizar una correcta insonorización. Su precio es más reducido que el de las oscilobatientes, ya que sus mecanismos son más sencillos. Esto redunda en una gran facilidad de mantenimiento, solo tendrás que revisar el estado de las bisagras y la manilla. También admiten casi todos los tipos de materiales posibles. Son una de las ventanas de madera a medida que más atraen a la mayoría de compradores. Por último, destacan por ser fáciles de limpiar. El marco no requerirá de mucho tiempo y los cristales tampoco, por lo que son una opción que permite ahorrar a la larga. Esto apuntala el hecho de que su precio ya sea de por sí reducido en comparación con los demás tipos.

¿Cuándo elegir cada una?

Ambas poseen características únicas y elegir puede llegar a ser una tarea complicada. No obstante, si buscas una mayor seguridad y aislamiento, las oscilobatientes son la elección a seguir. Las batientes destacan en cuanto a su precio y sencillez, por lo que si no estás dispuesto a realizar un gran desembolso resultarán ser una gran opción.

Conclusiones

Las ventanas de madera, sean oscilobatientes o batientes, son una buena elección. Cada una de ellas se adapta a unas circunstancias determinadas. Esta es la razón que se esconde detrás de conocer sus características. Así, cuando llegue el momento de la elección tendrás una información sobre la que basarla.