¿Cómo hacer una ventana de madera?

¿Cómo hacer una ventana de madera?

La carpintería y las manualidades son el pasatiempo de muchas personas. Con estas actividades puedes desarrollar una gran habilidad manual, dar rienda suelta a tu creatividad o crear los más diversos objetos. Sin embargo, ¿sabes cómo hacer una ventana de madera? Es una pregunta que, si eres aficionado a estas labores, quizás te hayas preguntado.

Si, por el contrario, no has indagado y lo desconoces, estás de suerte. En esta entrada vas a encontrar los pasos para crear desde cero una ventana de madera, así como los materiales necesarios para tal fin. Si estás empezando en el mundo de la carpintería este texto te resultará muy útil. ¿Nos acompañas?

Materiales para la ventana

Además de un lugar para trabajar, el cual espero que ya poseas, vas a necesitar varios materiales y herramientas. El primero y más importante es la madera, la cual puede ser de diferentes especies. Las más habituales son el pino, el abeto, el castaño o el roble. Elige la que más te guste o la que tengas a mano.

También necesitarás una sierra circular para realizar los cortes en la madera, abrazaderas para mantenerla inmóvil, un martillo, un metro para las mediciones y cola para unir los listones. Por supuesto, no te olvides del cristal.

Pasos para construir la ventana

Construir una ventana es más sencillo de lo que pueda parecer, aunque nunca debes confiarte y bajar la guardia por un exceso de seguridad.

Toma nota de los pasos:

  • 1. Para empezar, debes medir el hueco que va a ocupar la ventana y dividirlo por el número de hojas que quieres otorgarle al diseño. Una vez obtenidas las medidas es hora de ponerse manos a la obra. Deberás cortar los largueros y travesaños del marco. Por descontado, deben ser de las mismas medidas, salvo que te hayas planteado un diseño asimétrico.
  • 2. Una vez tengas listos los listones y travesaños debes unirlos. Para lograrlo va a ser necesario que realices una unión de lazos rectos, los cuales pueden realizarse con una fresadora mientras utilizas una guía para no equivocarte. El resultado final debería permitir encajar las esquinas de los listones y travesaños los unos con los otros como si entrecruzaras tus propios dedos.
  • 3. Para que no se desmonte la pieza que acabas de crear, será necesario encolar las esquinas. Una vez encoladas y tras el secado pertinente, hay que evitar que se muevan lo mínimo posible, mide que todos los lados sean iguales y que ambas esquinas están a 90º. Puedes utilizar un cartabón para esto y una cinta métrica para conocer cuánto mide la diagonal.
  • 4. Con la cola seca llega el momento de lijar toda la pieza e igualar todas las uniones. De este modo, el marco de la ventana tendrá un mejor aspecto.
  • 5. Mediante unos listones de menor tamaño se realizarán los junquillos interiores. Estas piezas permitirán retener el cristal sin que se mueva. Para ello, vas a necesitar cortar los junquillos en función de las medidas internas del marco y precisarás tantos como divisiones hayas planteado en el interior del marco. Deberán encajar y ser lo suficientemente anchos como para disponer en ellos el futuro cristal.
  • 6. A la hora de fijar los junquillos, es conveniente utilizar una combinación de cola adhesiva y clavos. Estos se dispondrán a igual distancia a lo largo de la pieza, cinco centímetros, y se dejará sobresalir la punta. Al unirlos al marco bastará con hacer un poco de presión para fijar los clavos y el pegamento.
  • 7. Una vez el marco esté listo con los junquillos bien fijados, será el momento de acometer la parte más delicada, en la que vas a colocar los cristales. Sobra decir que estos van a necesitar unas medidas que permitan que encajen en la estructura del marco.
    • En los junquillos dispón adhesivo y sobre él el cristal, haz presión para que se extienda bien y déjalo descansar para que la fijación sea efectiva. Al cabo de una hora comprueba que el cristal no se mueve y que está bien fijado. Si es así, ¡felicidades!, has construido tu primera ventana.

      Ventanas de montaje sencillo

      Como ves, montar una ventana no es un trabajo demasiado complejo, pero sí que lleva su tiempo y hay que ser cuidadoso. Sin embargo, los resultados son tan útiles como cualquier ventana que se venda en el mercado. Este tipo de construcciones son perfectas para sustituir las ventanas de una casa de campo o para la construcción de un pequeño refugio en una finca. Ademas, es una buena manera de iniciarse en el mundo del bricolaje y la carpintería.

      La pregunta de como hacer una ventana de madera queda resuelta. Eso sí, recuerda mantener la seguridad en todo momento y evita posturas incómodas que puedan llevar a producirte cortes. Al finalizar, habrás elaborado una ventana que podría decirse que es una artesanía. ¿Te animas?