Cómo elegir puertas correderas

Cómo elegir puertas correderas

Las puertas correderas te aportan una gran versatilidad y belleza. Estas puertas destacan en casas de pequeñas dimensiones, ya que apenas ocupan espacio, y se cierran sobre sí mismas. Son una opción, además, para quien busca un toque distintivo, pues son muchas y muy variadas las opciones decorativas que estas puertas ofrecen. En definitiva, son una apuesta sincera por la modernidad.

El material de las puertas de interior correderas

Es esencial que te fijes en el material de las puertas de interior correderas. Madera, pvc o aluminio son los más usuales. Cada uno de ellos te aporta unas ventajas, las cuales merece la pena conocer. Las puertas correderas de madera son muy versátiles. Estas puertas se elaboran en una hoja sólida de madera o en una hueca. Las primeras son más caras y aíslan mejor, pero las segundas resultan más livianas, baratas y sencillas de instalar.

El pvc es un material moderno, con infinitas posibilidades decorativas y que no pesa prácticamente nada. Además, aporta unas cualidades aislantes sobresalientes y su precio es bastante asequible. Con el metal pasa algo parecido que con el pvc, aunque es mucho menos aislante. Sin embargo, otorga unos acabados a las puertas corredizas muy difícil de imitar.

La decoración de las puertas correderas baratas

Las puertas correderas baratas admiten todo tipo de decoraciones. Apliques, colores, acabados o cristales son algunos ejemplos. Con estos puedes hacer que la puerta encaje en la decoración de tu hogar o dotarle de mayor utilidad, como es el caso de los cristales. Permitirás que entre aún más luz en la habitación y podrás disfrutar de unas hermosas vistas.

Los acabos le dan a las puertas un toque de personalidad que las hace únicas. Algo que también ocurre con los apliques, los cuales logran dar relieve a las puertas o hacer que un material parezca otro. Además, puedes jugar con estas puertas y las paredes del hogar. Así, podrás crear puertas secretas, por ofrecer una propuesta original, que sorprendan a tus invitados y hagan las delicias de los más pequeños. Con estas puertas correderas para interior ganarás espacio y le darás un toque único, basado en tu personalidad, a todo el hogar.

Por descontado, no dejes de buscar unos herrajes adecuados. Por ejemplo, los tiradores de estas puertas son muy variados. Los hay que pasan desapercibidos siendo un mero círculo en la puerta y otros destacan por ser muy decorativos.

Pensamientos finales

Las puertas correderas son un añadido necesario a una casa pequeña y a una que busca distanciarse de las demás. Procura elegir el material más adecuado y una decoración que se asemeje a la que ya posee el hogar. Así, contarás con una muestra más de tu personalidad, una que, además, aporta versatilidad y una belleza singular.

La decoración de las puertas correderas baratas

¿Qué opciones tienes si deseas instalar una puerta corrediza?

Básicamente existen dos tipos de puertas correderas para interior en el mercado, eso si varias opciones con múltiples acabados con infinidad de posibilidades decorativas.

Las puertas corredizas se dividen en dos grandes grupos:

Puertas correderas con obra o incrustadas en la pared

Puertas correderas con obra

Este tipo de puertas se trata de una estructura llamada casoneto que se incrusta en la pared, la pared o bien de un tabique enlucido (el casoneto de la puerta corrediza debe de ser instalado en obra) o bien de un tabique de pladur. Esta estructura en la cual se introduce la hoja está formada por elementos tales como rieles, carros de deslizamiento, topes,… y el funcionamiento es simple, la hoja entra y sale de la estuctura del casoneto deslizándose.

Este tipo de puertas correderas se sirven junto con el kit de carpintería (los galces, los cepillos y las gomas) y normalmente junto con el cassoneto, los más populares son la serie “Eco” que tiene opciones para todas las puertas de medida standard más una de 92´5 cm con una extraordinaria relación calidad/precio. Recuerda que debes de especificar cuando adquieras tu puerta corredera si se trata de un casoneto para un tabique de enlucido o de pladur, ya que las características son distintas.

Comprar este tipo de puertas corredizas tienen otra gran ventaja y es que puedes instalarles complementos tales como condenas (pestillos para los cuartos de baño) o cerraduras (para trasteros o estancias que se deseen cerrar) a precios realmente económicos.

Puertas correderas sin obra o instaladas con guía exterior

Puertas correderas sin obra

Estas puertas corredizas no necesitan de obra, se trata de un producto que se sirve en un kit con todos los elementos necesarios para la instalación.

Todas las guías exteriores se sirven en un pack y tienen los mismos elementos, que son la propia guía, rodamientos y escuadras. Si bien es cierto que existen de multitud de estilos para que decidas cual es el que mejor se adapta a tu hogar.

Una de las partes interesantes que tienen este tipo de puertas correderas es que el aspecto final es más personalizable en algunos aspectos, ya que tu decides si quieres guía vista o la prefieres ocultar y si prefieres realizar el revestimiento del hueco con galces tapetas o dejar el tabique desnudo.

Además, al no necesitar obra los precios de este tipo de puertas son bastante más bajos que en el caso de comprar puertas correderas empotradas en la pared.

¿Sabes ya cuál es la opción de puertas corredizas para tu hogar?

Lo primero que debes de pensar antes de tomar tu decisión sobre si deseas puertas correderas con obra o casoneto o si en cambio deseas puertas correderas sin obra o con guías exterior es hasta donde estás dispuesto a meterte en una reforma para que la opción de la decoración prime sobre la facilidad de instalación.

Si están pensando en una puerta corrediza de las que se esconden dentro de la pared lo primero que necesitas es una doble pared que albergue dentro el cassoneto. Si es en obra es más sencillo pues en casoneto se instala en ese momento dejando un acabado enlucido perfecto. Si en cambio estamos hablando de reforma la solución más fácil para instalar el casoneto de tu puerta corrediza pasa por crear un segundo tabique de pladur para albergar el cassoneto. Ambas soluciones harán que tengas una puerta corredera con casoneto completamente funcional.

Pero este sistema tiene un incoveniente principal, este inconveniente se trata que una vez instalado el cassoneto de nuestra puerta corrediza con obra las paredes que albergan el cassoneto no podrás usarlas para colgar ni anclar nada, a menos que sea con el sistema de cuelgafáciles que tiene muy poca produndidad.

Si no quieres demasiado lío en casa o meterte en obra o que se dispare el presupuesto para tu puerta corredera la solución es que instales una puerta corrediza con guía exterior. Este tipo de puertas correderas aportan a tu casa un plus estético al quedar a la vista que las puertas corredizas con obra no tienen al quedar ocultas dentro del tabique.

Las puertas correderas con guía exterior tienen distintos estilos en cuanto a los herrajes nos referimos. Primero antes de nada tienes que pensar en si deseas que la guía exterior de tu puerta corrediza quede visible y aporte un extra decorativo o si en cambio quieres que quede oculto y que la decoración resultante sea producto de la tira de tapeta que ocultará la guía de tu puerta corredera. La tira en este caso tu decides si quieres que sea del color de la puerta o si deseas aplicarle un contraste a tu hogar instalándola de otro color.

Si deseas que la guía de tu puerta corrediza sea visible tienes varios tipos de guías con distintos acabados para que elijas cual es la que mejor se adapta a las necesidades de tu casa. A continuación te vamos a contar cuales son las principales guías de exterior para que puedas estudias y tomar la decisión de la mejor opción para que instales tu puerta corredera con guía exterior.