Aislar Ventanas de Madera, ¿Persianas o Contraventanas?

Aislar Ventanas de Madera, ¿Persianas o Contraventanas?

A la hora de aislar ventanas de madera existen diferentes soluciones entre las que puedes escoger. La más extendida son las persianas, pero las contraventanas son una opción con grandes ventajas. Conocer las características de cada una y en qué situaciones destacan te permitirá llevar a cabo una mejor elección en el futuro.

Ventajas y características de las persianas para ventanas

Las persianas para ventanas están muy extendidas en la actualidad. De hecho, los bloques de edificios de nueva construcción las incorporan casi por defecto. Su principal ventaja es la de salvaguardar la privacidad, algo muy necesario si vives en la ciudad. Con el simple gesto de bajarlas estarás aislando tu hogar de miradas indeseadas.

No obstante, son un elemento eminentemente práctico y muy importante en cuanto a la eficiencia energética. Gracias a su capacidad aislante conservarás mejor el calor en invierno y en verano podrás mantener fresca la casa si abres las ventanas de par en par y bajas la persiana. Además, aislar con persianas del ruido exterior es muy simple, algo que se combina con unos cristales aislantes.

Junto a esto, unas persianas permiten un control eficaz de la iluminación natural que ofrece el sol. Este es un rasgo que no poseen las contraventanas y que confiere tanta versatilidad a las persianas. A la hora de pensar dónde instalarlas no hay un escenario en el que desentonen. Sin embargo, en las ciudades es el ambiente donde se les sacará más partido, sobre todo si tienes en cuenta las características citadas hasta ahora.

Las claves de las contraventanas para ventanas

Las contraventanas para ventanas eran hasta hace unas décadas el principal elemento para proteger una ventana. No hay que desmerecer sus capacidades en absoluto, ya que siguen siendo una protección muy destacable contra la entrada de luz. Si bien en una persiana pueden quedar huecos por donde la luz entre, una contraventana tapa por completo su entrada, por lo que conciliar el sueño será más sencillo.

Además, son una gran protección contra el viento fuerte o las ventiscas, en especial cuando están instaladas en el interior de los hogares, aunque lo habitual es que se coloquen fuera. Esta es una cualidad que las persianas no poseen, ya que es raro verlas instaladas en el interior.

Sin embargo, el genuino punto fuerte de las contraventanas de madera es su capacidad decorativa. Mejoran enormemente la estética exterior de un edificio y ofrecen un estilo distintivo que no pasa desapercibido. Esta es la razón de que se instalen en chalets o casas unifamiliares. En un bloque de pisos resultan prácticamente inviables, ya que resultarían muy complejas de mantener y romperían con la estética uniforme que suele darse a estas edificaciones.

Conclusiones

Como has podido ver, estos son los principales sistemas para aislar ventanas de madera. Ambos realizan funciones parecidas, pero la gran diferencia reside en dónde instalarlos. Las persianas son las reinas de las ciudades, mientras que las contraventanas mejorarán la imagen de una casa unifamiliar como no logran hacerlo las persianas.