Utensilios de cocina. Todo lo que tienes que saber...

Utensilios de cocina. Todo lo que tienes que saber...

Todo lo que siempre has querido saber sobre utensilios de cocina

No importa si estás dando tus primeros pasos en la cocina o si, por el contrario, tus platos parecen de restaurante. En ambos casos, los utensilios de cocina son indispensables. En primer lugar, porque van a ser tu herramienta diaria. Vas a utilizarlos cada día. Por ello, debes dedicar un poco de tu tiempo en seleccionarlos, para que sean los adecuados.

Además, el tiempo es una de las cosas más valiosas que tenemos en nuestras vidas, y te aseguramos que si cuentas con los artículos adecuados, ahorrarás un montón de minutos cada día, lo cual se agradece.

Es importante conocer los diferentes utensilios, así como la gran variedad de materiales que existen en el mercado, para, de esta forma, poder elegir los que más se adapten a tus necesidades. De hecho, la elección es algo muy personal, ya que no todos tenemos los mismos gustos o las mismas preferencias. Dependiendo de tu forma de ser y cocinar, encontrarás productos más o menos adecuados para ti.

Cuando decidimos comprar artilugios de cocina, parece que nos entra el pánico. La variedad es inmensa, tanto en artículos, como materiales, al igual que en precios. Sobre el precio es necesario puntualizar algo. De primeras, nos puede parecer una gran inversión. Eso sí, si adquieres productos de calidad, sin duda alguna, acabarás amortizando la compra.

¿De silicona, de madera o de acero inoxidable?

Son casi joyas que nos pueden durar un montón de años, si no toda la vida. Por ello, es importante no escatimar y comprar productos de calidad. Como ya sabrás, existen decenas de materiales. Desde la madera, pasando por la silicona, hasta el acero inoxidable.

A continuación, describiremos brevemente los materiales más comúnmente utilizados para saber cuál utilizar en cada caso:

  • - Silicona: es un material sintético, antiadherente, que soporta muy bien tanto altas temperaturas, hasta 260 ºC, como bajas, llegando a aguantar hasta -60 ºC. Se utiliza principalmente para horneado y una de las mayores ventajas es que es fácil de limpiar.
  • - Acero inoxidable: es un material constituido, principalmente, por hierro y con mínimas cantidades de otros metales. Es importante que sea de buena calidad para evitar la liberación de esos metales en la comida. Las principales ventajas son su gran resistencia y que no requiere grandes cuidados.
  • - Dentro del acero inoxidable encontramos el acero japonés: se suele utilizar en cuchillos y se consigue gracias a una aleación ligera de una calidad increíble.
  • - Madera: sin duda alguna, uno de los materiales que no debe faltar en la cocina. Ya sea en forma de cuchara, tabla de cortar, etc. Se ha comprobado que es más higiénico que el plástico. Además, no daña el antiadherente de sartenes y otros utensilios.
  • - Vidrio y cerámica: se trata de materiales muy seguros, no tóxicos, que suelen utilizarse principalmente para vajilla. Una de las principales ventajas es que no alteran el sabor de la comida. Por otro lado, se pueden lavar en el lavavajillas.
  • Revestimientos cerámicos: son la gran alternativa al teflón. Si son de calidad, no contendrán metales pesados, siendo una opción saludable. Además, soportan altas temperaturas, hasta 450 ºC, y son económicos.

Como ves, cada material tiene sus propias características y dependiendo del uso que le vayas a dar, será más adecuado un tipo de utensilio u otro.

Pero no todo tiene que ver con las propiedades de los materiales.

En la cocina, al igual que en cualquier otro campo de nuestras vidas, también hay que tener en cuenta el estilo.

El estilo de los artilugios de cocina

Seguro que tú tienes preferencias a la hora de vestir, de elegir tu coche, o de decorar tu casa. Pues con los utensilios de cocina pasa exactamente lo mismo. La gama es casi infinita, y quizás sea aquí donde tu gusto tenga la voz cantante.

En la actualidad, puedes encontrar casi todo lo que puedas imaginar. Desde utensilios de diseño, pasando por otros más clásicos, incluso de estilo más nórdico, hasta utensilios antiguos.

Con forma de juguete, los más originales

Los más originales parecen incluso tener forma de juguete. Peladores con forma de sacapuntas, cortador de pizza con forma de bicicleta, tabla de cortar con forma de queso, etc. Lo más importante, como siempre, es que elijas lo que elijas, independientemente del estilo, te inclines por productos duraderos y útiles. Tu bolsillo te lo agradecerá.

Pero, ¿qué utensilios de cocina debo de comprar? La respuesta a esta pregunta no es nada sencilla.

Puede pasar mucho tiempo, incluso años, desde que empieces a equipar una cocina hasta terminar de completarla. Por eso, lo importante es que los conozcas y que poco a poco vayas haciéndote con ellos.

Las herramientas básicas

Uno de los utensilios más básicos e importantes en una cocina, es el cuchillo. Una herramienta que si es de calidad, nos durará toda la vida. Un cuchillo adecuado no solo nos va a facilitar inmensamente el trabajo, haciéndolo más cómodo y más rápido, sino que evitará incluso accidentes causados por el empleo de la fuerza.

Basándonos en los materiales hay dos grandes grupos de cuchillos. De acero y de cerámica. Estos últimos son más delicados, por lo que necesitan ser tratados con más mimo.

Dependiendo de la función, estos son los principales tipos de cuchillo:

  • - Puntilla: es pequeño y sirve principalmente para pelar vegetales o realizar pequeños cortes.
  • - El del chef: suena muy profesional. Un multiusos todoterreno indispensable. Sirve para cortar todo tipo de alimentos.
  • - Cuchillo de chef japonés. Ideal si te gusta la comida japonesa. Es parecido al anterior, pero con diferencias a la hora de utilizarlo.
  • - Macheta: permite trocear piezas grandes de carne o pescado.
  • - Fileteador: su hoja larga, delgada y flexible te va a permitir cortar tanto filetes de carne como de pescado.
  • - Deshuesador: el nombre ya lo deja todo claro, aunque también sirve para extraer las espinas del pescado.
  • - Jamonero: especialmente diseñado para cortar jamón. Cortar y disfrutar.
  • - De sierra: el ideal para cortar el pan.
  • - Para queso: dentro de este tipo de cuchillo hay muchos, ya que existe una gran variedad de quesos, más y menos duros. Todo dependerá de lo apasionado que seas por este tipo de alimento.

Como ves son muchos y variados, y todos ellos están pensados para facilitarte la vida.

Al hablar de cuchillos, no podemos dejar de mencionar otros dos utensilios: la tabla de cortar y el afilador. Ambos son indispensables.

La tabla de cortar y el afilador

La tabla de cortar, que como ya hemos visto anteriormente, es recomendable que sea de madera, es más higiénica y nos va a facilitar muchísimo el trabajo diario. Por su parte, el afilador nos va a permitir mantener nuestros cuchillos en perfecto estado y alargar, de esta forma, su vida útil.

A la hora de colocar los cuchillos, debido al gran tamaño de alguno de ellos, podemos utilizar un taco de madera, o una repisa con imanes que va anclada a la pared, resultando muy cómoda.

Las cucharas

Pero no todo son cuchillos. Vamos a hablarte ahora de otro de los utensilios elementales: las cucharas. Al igual que pasaba con los cuchillos, hay cucharas de muchos tipos y formas. Vamos a ver las principales, junto con sus usos, para que puedas decidir cuáles necesitas.

  • - Cucharónde madera o acero. Nos va a permitir tanto remover mezlcas como traspasar alimentos de un lugar a otro. Debes recordar que la madera no raya las cacerolas ni las sartenes, un detalle para tener en cuenta cuando queremos que nuestros utensilios duren mucho tiempo.
  • - Cucharón con agujeros: simple pero eficaz. Te va a permitir separar alimentos líquidos de sólidos. Muy útil. En este caso, lo más común es el acero inoxidable, pero también existen de plástico y madera.

La espátula

Parecido a las cucharas pero distinto, el siguiente utensilio tampoco puede faltar en la cocina: la espátula. La espátula nos sirve para darle la vuelta a muchos alimentos. Las más utilizadas son de acero, aunque también hay de plástico refractario. Para las frituras utilizaremos un tipo de espátula con ranuras o agujeros.

Si tu especialidad son los postres, en tu cocina no puede faltar una espátula de silicona. Sirve para desprender restos adheridos a las paredes, rebañar alimento acumulado y también, extender cremas. De gran ayuda a la hora de hacer pastel o lasaña.

Ya que hemos nombrado la pastelería, aprovecharemos para presentarte uno de sus utensilios estrella, los batidores.

Los batidores

Se trata de unas varillas de metal unidas a un mango, y sirven para batir ingredientes de forma higiénica y eficiente. Hay diferentes modelos, pero un buen batidor de acero te durará toda la vida.

Dejando a un lado cuchillos, cucharas, espátulas y batidores. Una cocina sin diferentes boles y cuencos no es una cocina. Son utensilios que usarás diariamente. Los puedes encontrar de todos los tamaños y materiales, desde los más pequeños para hacer mezclas, hasta los más grandes para servir ensaladas. De cristal, madera, o incluso de acero inoxidable. En cualquier caso, todos ellos resultan superútiles.

Los pequeños utensilios

La mayoría de las veces los pequeños detalles cuentan. Por eso, antes de lanzarnos con utensilios de mayor embergadura, vamos a revelarte los pequeños utensilios que harán tu vida mucho más fácil.

  • - Pelador: uno de los inventos del siglo, te ahorrará muchísimo tiempo a la hora de cocinar. Un pelador en forma de Y con hoja de acero, es una de las mejores opciones.
  • - Pinzas: no solo te permitirán servir ciertos alimentos, sino que también te ayudarán a la hora de cocinar en aceite, o para mezclar la ensalada.
  • - Prensador de ajos: es una alternativa al mortero. Muy cómodo y eficiente, ya que no es necesario que peles los ajos.
  • - Ralladores: dentro de los ralladores hay todo un mundo. Lo mejor es que te decidas por uno que te cubra todos los usos que quieras darle.
  • - Colador: te va a permitir hacer infinidad de cosas, desde salsas hasta tamizados. Además, lo encontrarás en tamaños muy variados y grosores de malla de alambre diferentes.
  • - Escurridor: sí o sí, su presencia en la cocina es obligatoria. Podrás usarlo tanto para arroces, pastas o verduras, y normalmente los de acero duran más tiempo.
  • - Manoplas: no utilices el horno sin ellas. Aunque creas que no, en cualquier momento puede ocurrir un accidente, y un horno a 200ºC es bastante peligroso. Deben ser cómodas y de calidad.
  • - Exprimidor de cítricos: los hay tanto manuales como eléctricos, aunque un poco de ejercicio siempre viene bien para disfrutar de un zumo saludable.
  • - Sacacorchos: no sabes la rabia que te entra cuando quieres disfrutar de una botella de vino y no puedes porque te falta este utensilio. No es de uso diario, pero es muy recomendable.
  • - Tijeras: aunque no son indispensables, sí que en muchos casos son más adecuadas que el uso del cuchillo. Sobre todo para no poner en riesgo la integridad de nuestros dedos.

De generosas dimensiones

Ahora que ya hemos visto los pequeños elementos, y antes de terminar, vamos a explicar rápidamente esos otros que son los que más espacio ocupan en nuestras cocinas. Cazuelas, cazos, ollas y sartenes.

Utilizaremos una cazuela pequeña o grande, dependiendo de la cantidad de comida que vayamos a preparar. Su uso principal es para cocer y guisar diferentes alimentos. Los cazos, para realizar caldos y salsas. Puedes encontrarlos, al igual que las cazuelas, en diferentes tamaños, materiales y formas.

La olla a presión es otro de esos utensilios que te hacen la vida más fácil. Si no tienes mucho tiempo para cocinar, la olla a presión te sacará del apuro. Comodísima. Por último las sartenes. Hoy todas cuentan con material antiadherente, lo que hace que los alimentos no se peguen al cocinarlos. Se deben utilizar siempre junto con utensilios de madera, que no dañan su superficie.

Ahora que ya conoces los utensilios principales, sus características y sus usos, es el momento de empezar a hacerte con los que más se adapten a ti. Recuerda que lo más importante es comprar productos de calidad, que sean cómodos a la hora de trabajar y que nos hagan disfrutar de lo que hacemos.

Con ganas y unos buenos utensilios de cocina, los buenos platos están asegurados. Solo queda cocinar y disfrutar. ¡Que aproveche!