Claves para baños pequeños, puertas correderas

Claves para baños pequeños, puertas correderas

Las puertas correderas para baños pequeños son uno de tus grandes aliados si buscas ahorrar la mayor cantidad de espacio posible. Un cuarto de baño de pequeñas dimensiones puede llegar a ser un engorro; pero también un lugar donde aplicar cientos de ideas. Las puertas correderas no deben dejarse a un lado cuando hay que ganar espacio.

Puertas en baños pequeños para ganar espacio

Con las correderas consigues ese espacio que tanto ansiabas para el baño. Hoy en día son muchos los que se enfrentan a esta problemática, es el signo de los tiempos presentes. Una puerta convencional puede ocupar demasiado espacio, llegando incluso a los 80 centímetros de apertura en la hoja. Es un espacio descomunal cuando solo se poseen unos pocos metros cuadrados.

Sin embargo, una puerta corredera se abrirá manteniendo su hoja pegada a la pared, incluso podrás ocultarla para darle un toque aún mejor. Con estas puertas sacas un partido extra al espacio, que puedes utilizar para disponer algunos armarios más, los cuales siempre son muy necesarios.

Además, son muy sencillas de instalar, ya que solo requieren de unos rieles por los que discurrirá la hoja de la puerta. En este caso no necesitas una gran obra; sin embargo, en el caso de querer ocultarla sí que necesitarás unos retoques en los tabiques, incluso tirarlos y sustituirlos por una estructura que esconda la hoja de la puerta.

Puertas en los baños muy decorativas

No solo son las puertas en baños pequeños que más espacio aprovechan, sino que aportan una estética difícil de igualar por las puertas convencionales. Puedes optar por una puerta lisa y sin muchos ornamentos o elegir una que cuente con texturas. Hay muchos más ejemplos e incluso puedes utilizarlas como cerramientos de la ducha, con lo que estarás ganando aún más espacio.

Los colores que estas puertas admiten son casi ilimitados, al igual que los acabados. Un punto fuerte que te va a encantar es que, pese al pequeño tamaño del baño, con estas puertas es posible conseguir diferenciar espacios. Dividir la zona del retrete y la ducha entre la de almacenaje es tarea sencilla con estas puertas. La clave está en el grosor que elijas para ellas, el cual es variable y ofrece grandes posibilidades.

No hay que limitarse al exterior, ya que son puertas de interior para baños que cumplen todo tipo de funciones. Además, darán un toque moderno y singular al cuarto de baño que no va a pasar desapercibido. Incluso puedes esconder esta estancia y sorprender a tus visitas cuando lo encuentren. Las correderas revolucionan las puertas en los baños y llegan allí donde otros tipos se quedan cortos.

Puertas para wc que ofrecen grandes posibilidades

Las puertas correderas para baños pequeños son la opción que sí o sí debes elegir para estas estancias. Estarás consiguiendo un aumento del espacio, una mayor estética e incrementar las opciones decorativas. Además, son puertas para wc que crean espacios dentro de estos entornos, por lo que las posibilidades que ofrecen aumentan considerablemente.