Ventanas de Madera

Mantenimiento en Ventanas de Madera

Las ventanas de madera consiguen darle a nuestro hogar una belleza y calidez inigualable en otro material. Cuando instalas tus nuevas ventanas de madera en casa aprecias la naturalidad y brillo que da la madera a nuestro hogar, pero si no nos preocupamos de darle a nuestras ventanas un mantenimiento optimo en cuestión de tiempo la madera empezara a perder esa estética que nos ofrece recién fabricada.


Por ello debemos saber que pasos hay que seguir para conseguir que nuestra ventana se vea como nueva durante muchísimo mas tiempo. En primer lugar debemos saber los problemas a los que nuestras ventanas de madera se enfrentan en su día a día, el clima es el factor más determinante a la hora de dañar el aspecto de nuestra ventana y madera, con climas “extremos” con nieve, granizo, mucha lluvia o sol fuerte nuestra ventana sufrirá más y mas rápidamente su deterioro mostrando así un aspecto de envejecido que a nadie nos gusta ver en nuestras ventanas.

Para evitar esto debemos seguir un mantenimiento periódico y prematuro antes de que empiece a deteriorarse “mejor prevenir que curar”:


Mantenimiento Ventanas de Madera

Primer Paso

Con regularidad debemos hacer una limpieza básica con una bayeta suave ya sea seca o algo humedecida, sin necesidad de utilizar productos de limpieza, pasando la bayeta por toda la ventana con suavidad eliminaremos las marcas de dedos, polvo acumulado, etc. En el caso de utilizar algún tipo de producto de limpieza debes cerciorarte que no sea excesivamente fuerte pues podríamos comernos el color en el que esté pintada nuestra madera.

Mantenimiento Ventanas de Madera

Segundo Paso

Cada cierto tiempo (2-3 años) deberemos hacerles a nuestras ventanas de madera un lavado de cara completo y así recuperaremos el aspecto del primer día. Para ello solo necesitaremos una lija de grano fino para eliminar la primera capa de barniz y un barniz incoloro especial maderas.

Lo primero que tenemos que hacer es lijar con suavidad y uniformemente la superficie de nuestras ventanas, solo necesitamos eliminar la primera capa de pintura de las ventanas por lo que no es necesario que se vea la madera al natural (no te pases lijando). Una vez las tengamos lijadas retiraremos y limpiaremos el polvo acumulado en la superficie para poder darle una mano del barniz incoloro. Aplicaremos el barniz protector a toda nuestra ventana y dejaremos secar antes de volver a montarlas. Esto nos ofrecerá una nueva protección a nuestra ventana así como un color renovado y brillante, nuestras ventanas estarán como nuevas en cuestión de horas.

Mantenimiento Ventanas de Madera

Tercer Paso

En caso de que nuestra ventana de madera ya se haya deteriorado mucho y presente un aspecto muy desgastado deberemos ejecutar el segundo paso antes explicado pero lijando y eliminando completamente el antiguo barniz dejando la madera natural a la vista y aplicando varias capas de barniz del color que nos guste, así conseguiremos volver a darle vida a nuestras ventanas.

Ventanas de Madera
Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí