Ventanas de Madera

Aperturas en Ventanas de Madera

Abatibles:

Ventanas de Madera

Los sistemas de apertura abatible en las ventanas son los ideales para un optimo aislamiento térmico y acústico, ademas estos sistemas permiten la fácil limpieza de los cristales así como una buena ventilación.

Ver un Ejemplo

Correderas:

Ventanas de Madera

Los sistemas correderos son ideales para ahorrar espacio, los nuevos diseños y sistemas de perfil garantizan un deslizamiento suave y silencioso junto con una estanqueidad mejorada. Son perfectos para una buena ventilación pero más aparatosos a la hora de limpiar.

Ver un Ejemplo

Pivotantes:

Ventanas de Madera

Los sistemas pivotantes proporcionan una apertura novedosa y minimalista. Estos sistemas gozan de una buena estanqueidad gracias a su cierre a presión, un campo de visión muy amplio y ocupa la mitad de espacio que una ventana abatible una vez abierta. Se caracterizan por poder regular fácilmente la ventilación y su fácil limpieza.

Ver un Ejemplo

Proyectable:

Ventanas de Madera

Este sistema es muy utilizado en oficinas y negocios. El sistema permite abrir la ventana hacia el exterior desde su base evitando así el paso del agua en días lluviosos. Ofrece una buena ventilación pero es muy difícil limpiar sus cristales por la parte exterior desde el interior.

Ver un Ejemplo

Guillotina:

Ventanas de Madera

Compuesta por dos hojas, solo una de ellas (la inferior) es movil deslizándose verticalmente. Permite una ventilación optima y ofrece una estanqueidad de calidad gracias a su hoja superior fija. En cuanto a la limpieza es algo complicado ya que una de las hojas monta encima de la otra.

Ver un Ejemplo

Celosía:

Ventanas de Madera

Son el sistema tradicional de montaje de ventanas en residencias económicas, puede graduarse su apertura para ofrecer un perfecto control de la ventilación, el nivel de luz que deja entrar es mínimo y su limpieza es bastante aparatosa. En cuanto a la estanqueidad deja mucho que desear.

Ver un Ejemplo

Proyectada:

Ventanas de Madera

Este tipo de sistema es igual al de las Proyectables pero dirigiendo su apertura hacia el interior de la vivienda. Es común ver este tipo de ventanas en baños. Tienen un buen nivel de ventilación y su limpieza es bastante facil, ofrecen buen aislamiento térmico y acústico y puede regularse su nivel de apertura.

Ver un Ejemplo

OsciloBatiente:

Ventanas de Madera

Es la combinación entre las ventanas abatibles y las ventanas proyectadas, dependiendo de la posición de la manilla la ventana puede abrirse de una forma u otra dependiendo de las necesidades del momento. Suelen ser fáciles de limpiar y ofrecen una perfecta ventilación regulable. El aislamiento que ofrecen es optimo así como la regulación del caudal de aire dependiendo de la forma de apertura que elijas.

Ver un Ejemplo

Fija:

Ventanas de Madera

El sistema fijo de ventana no dispone de apertura alguna. Se caracteriza por su nivel de estanqueidad y aislamiento ya que no dispone de este sistema. En cuanto a la limpieza es fácil por su parte interior pero imposible en su parte exterior si se coloca en edificios y plantas altas.

Ver un Ejemplo
Ventanas de Madera
Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí