Blog de carpintería y decoración con madera

Cómo reutilizar tu vieja puerta

Creado el día: 19 ene, 2017
Cómo reutilizar tu vieja puerta

Sabemos que os gusta reciclar, y cuando cambias tus viejas puertas por unas nuevas tienes la oportunidad perfecta para darle rienda suelta a tu imaginación y reutilizar tus viejas puertas que ya has quitado para hacer nuevo mobiliario para tu hogar y sin gastarte un euro.

Las puertas tienen una vida útil muy larga, pero siempre llega ese momento en el que nos vemos obligados a cambiarlas para mejorar su aspecto, sus cualidades y sus diseños, pero ¿qué podemos hacer con las viejas puertas?, pues muy fácil, utilizarlas para otras muchas cosas que nos pueden hacer falta y nos ahorraremos comprarlas por altos precios.

Hoy vamos a ver una serie de ideas, muy originales y económicas con las que darle una nueva vida a las puertas que hemos quitado, mira:




Hacer una mesa con tus viejas puertas

Sea el tipo de puerta que sea, podemos hacer una fantástica mesa para nuestro comedor en cuestión de un par de horas, algo de pintura, un fino cristal como base y 4 patas de madera de lo más sencillas.

Esta idea es una de las más conocidas y utilizadas por todo aquel que busca darle una segunda oportunidad a sus viejas puertas, sólo tenemos que que coger la hoja de la puerta que hemos retirado, quitarle todos los herrajes que lleve (pernios y manilla) y darle un fino lijado para que nuestra pintura de adhiera sin problemas. En este caso hemos utilizado pintura a la tiza que cubre a la perfección y brinda un acabado único y muy decorativo. Pero cuidado, antes de pintar nada te recomendamos que le pongas patas a tu nueva mesa, si lo haces después de pintar seguramente dañes la pintura y no puedas rematar con masilla los pequeños desperfectos…

Para las patas hemos utilizado 4 tablones cuadrados de madera de igual longitud y grosor, sencillos pero efectivos y resistentes, los hemos atornillado a la puerta y hemos reforzado la union con ayuda de cola adhesiva especial madera. Ahora si que podemos pintar toda la estructura del color que más nos guste o mejor combine con nuestra decoración sin problemas.

Una vez hemos pintado y ha pasado el tiempo de secado que nos indica el fabricante, nos disponemos a proteger nuestro suelo poniendo en cada pata un protector inferior, así si movemos la mesa no dañaremos el suelo. Ahora toca colocar el cristal a medida, para ello primero tendremos que colocar puntos fijos de base donde descansará el cristal y evitará que se mueva, para ello nosotros hemos utilizado unas fijaciones de ventosa de doble cara, muy efectivas y económicas, después hemos colocado el cristal y listo, ya tenemos una mesa original, económica y muy práctica!




Hacer un mueble rinconera con una puerta vieja

En este caso vamos a aprovechar que hemos quitado una de nuestras viejas puertas de interior para hacer con ella un precioso mueble rinconera que además nos va a venir genial tanto para decorar como para colocar unas cuantas cosas que tenemos por ahí desperdigadas.

Para ejecutar esta magnifica idea sólo vamos a necesitar algo de pintura, una sierra de calar y 4 tablillas de madera con las que hacer las baldas. Lo primero es retirar de la puerta los pernios que tiene atornillados, en este caso dejaremos la manilla, va a formar parte de la estantería para darle un toque más decorativo.

Ahora tenemos dos opciones, podemos tapar los huecos que han dejado los pernios con ayuda de masilla especial madera o dejarlos vistos, tu eliges. Después nos dispondremos a marcar el centro vertical de la puerta y nos desviaremos hacia el lado contrario de la manilla el mismo espacio que el grosor de la puerta, así nos quedara una parte un poco más grande (la de la manilla) que la otra, esto es para que al unir los dos trozos a modo de rinconera queden de la misma medida y podamos atornillar un trozo con otro.

Ya tenemos los dos trozos cortados, hora de unir, para ello los juntaremos en un ángulo de 90º y atornillaremos de tal modo que traspase ambas partes y queden bien fijadas. Después lo más lógico sería pintar, pero no, primero debemos colocar las 4 baldas para que no dañemos el trabajo una vez hecho. Estas baldas las cortaremos como cuñas de queso para que podamos disponerlas en el interior de nuestra rinconera a la altura que más nos convenga o guste, una vez cortadas las fijaremos en sus posiciones con ayuda de tornillos tirafondos y listo, ya podemos ponernos a pintar.




Hacer una caseta de herramientas con una puerta vieja

Si tienes la suerte de poder disfrutar de un jardín en tu casa esta idea te va a gustar. Seguro que tienes diferentes herramientas como taladros, rastrillos, palas… todo esto necesita un lugar fuera de casa donde guardarlo, así que vamos a utilizar la vieja puerta que hemos sustituido en casa para hacer una caseta de herramientas en nuestro jardín.

Sólo necesitaremos 2 tablas de madera de unos 2 metros por 1,50 metros, 1 tabla de 2 metros por la anchura que tenga tu vieja puerta y otras dos tablas de madera de 1,60 por la anchura de tu vieja puerta, esta será la estructura de nuestra caseta, también te recomendamos coger 4 tacos de madera que harán de soportes para que ésta no esté en contacto directo con el suelo, así nos evitamos que la madera se pudra.

Comenzamos con la fabricación de nuestra caseta, las tablas más grandes las utilizaremos para los laterales, las más pequeñas para la base y el techo y la sobrante para hacer la parte trasera. Sabiendo esto ya sólo tenemos que unirlas con ayuda de tornillos tira-fondos y un poco de cola de adhesión. Una vez tenemos la estructura montada vamos a colocarle nuestra vieja puerta, para ello nos ayudaremos de los pernios viejos que lleva ya puestos, atornillando estos a la estructura a modo de que pueda hacer el juego de abrir y cerrar sin problemas.

Ahora toca colocar los tacos a modo de alza, sólo tendremos que disponer cada uno en una esquina de la base y levantar la estructura para atornillarlos, ahora pintaremos toda la caseta con un barniz especial para exteriores, así evitaremos que se estropee por las inclemencias meteorológicas, y listo, ya tenemos nuestra caseta de herramientas con una puerta vieja.




Hacer un cabecero de cama con una puerta vieja

El cabecero de la cama es uno de los elementos más utilizados en todo hogar, por eso vamos a ver cómo utilizar una vieja puerta para hacernos un cabecero de lo más original y por supuesto económico.

Una vez retirada la vieja puerta le quitaremos todos los herrajes que lleve, manillas y pernios, ahora tendremos que tapar esos agujeros con ayuda de masilla especial madera para después poder lijar toda la puerta y dejar una superficie lisa.

Cuando la masilla ha secado lijamos y pintamos la puerta del color deseado, que combine con la decoración del dormitorio y que transmita relajación. Ahora toca colocarla en la pared, para ello tenemos dos opciones, ayudarnos de tornillos y sujeciones o utilizar adhesivo de doble cara que nos evita hacer agujeros en la pared, nosotros nos hemos decantado por esta última opción, así si queremos cambiarlo en un futuro no tendremos problemas. Listo, ya tienes tu nuevo cabecero con una puerta vieja reutilizada!

Autor: Joel Collado

Aficionado a la decoración con un toque innovador.
En busca de aplicar nuevas tendencias a un bajo coste. Ahorra y decora.

Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí