Blog de carpintería y decoración con madera

Cómo hacer una decoración relajante

Creado el día: 12 dic, 2016
Cómo hacer una decoración relajante

Vivimos en un mundo de estrés constante, eso se ve a simple vista, pero lo que no se ve es que muchas de las decoraciones de nuestros hogares no ayudan a combatir ese estrés sino que lo acrecentan considerablemente.

Puede parecer algo insignificante pero una mala decoración en nuestro único espacio personal puede hacernos estar realmente estresados constantemente aunque creamos que nos estamos relajando, por ello hoy vamos a ver como podemos hacer una decoración que de verdad consiga relajarnos.



  Separar espacios

  El primer paso y podríamos decir que la clave de toda decoración relajante es saber separar los espacios en función de las actividades que realizamos en cada uno, me explico. Si utilizamos el salón para comer, ver la tele, echarnos la siesta, jugar y trabajar, ese espacio nunca podrá ser relajante ya que nosotros mismos lo estresamos con distracciones y acciones que deberíamos realizar en otras partes de la casa.

  Siempre debemos dejar un espacio para el relax y el descanso, puede ser nuestra habitación, nuestra sala de estar, el salón… cualquiera en la que no realicemos actividades diarias como las que hemos nombrado antes, así tu cerebro asociará ese espacio al descanso y no con distracciones como el trabajo, el juego, etc…




  Cambios de luz

  El aprovechar al máximo la luz natural del sol puede ser un punto a favor del relax, pero algo que hacemos mal es cambiar bruscamente de la luz natural a la luz artificial cuando anochece, esto provoca repentinos cambios en nuestro sistema de percepción del entorno lo que a su vez provoca un gran estrés.

  Para evitar estos cambios podemos aprovechar la decoración de nuestro hogar poniendo velas o pequeñas lamparas de luz regulables que nos permitan empezar con una intensidad de luz baja e ir aumentando a medida que nos vamos acostumbrando a la nueva iluminación del entorno, esto favorecerá a relajarnos.




  Los colores

  Seguro que cuando hablamos de relajación el primer color que te viene a la mente es el blanco, un color puro que parece no estresar a nadie… pero estamos muy equivocados. El color blanco si que es relajante pero en abundancia, es decir cargando demasiado los espacios con este color, puede hacer el efecto contrario y estresarnos mucho más. Por ello debemos elegir muebles o colores que nos gusten mucho, así nos sentiremos cómodos y relajados en nuestro hogar.



  Naturaleza a tu alrededor

  Está muy claro que la naturaleza es relajante en cualquier parte del mundo, por eso tenemos que aprovechar y combinar nuestra decoración relajante con la naturaleza, para conseguir el efecto deseado en nuestra propia casa.

  Pero no pongas flores o plantas sin pensar, para elegir debemos utilizar los cinco sentidos ya que estos actuarán de transmisores de la relajación, si no elegimos lo correcto podemos volver a caer en el estrés rápidamente.

Autor: Joel Collado

Aficionado a la decoración con un toque innovador.
En busca de aplicar nuevas tendencias a un bajo coste. Ahorra y decora.

Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí