Blog de carpintería y decoración con madera

Errores básicos que cometemos en la Decoración

Creado el día: 22 nov, 2016
Errores básicos que cometemos en la Decoración

En muchas ocasiones nos sale la vena creativa un día cualquiera y decidimos ponernos a “re-decorar” el salón, o nuestra habitación, o que demonios toda la casa!

Seguro que has vivido una situación así en más de una ocasión, pero claro, el resultado no ha sido el esperado o crees que si pero lo cierto es que hemos hecho alguna chapuza que otra…


Bien, nadie nace enseñado, así que hoy vamos a ver algunos errores básicos que todos hemos cometido al meternos en el mundo de la decoración y cómo solucionarlos para no volver a pecar en esos detalles y conseguir por fin decorar nuestro hogar como profesionales del sector.



  1 - Colgando Cuadros

  Uno de los errores más comunes se produce cuando colgamos los cuadros. Por norma general solemos colgarlos a la altura de los ojos ¿no?, pero cada uno de los suyos… eh aquí el problema. Todo artista dice que sus obras deben colgarse exactamente a 1 metro y medio del suelo, ni más ni menos, y esto es porque la media de altura de los ojos de las personas está a esa altura. Colgarlos más arriba o más abajo solo hará que nuestra decoración tenga algo “extraño” que no sabremos ver a primera vista pero que no quedará bien a ojos de ningún decorador.





  2 - Queridos Cojines
 
  Otro de los errores que más cometemos se produce en las habitaciones, dormitorios y salones. Nos empeñamos en ir comprando todos los cojines que vemos de oferta y terminamos teniendo camas, sillones y sofás enterrados en una montaña de cojines de diferentes colores, estampados, telas…. Esto es una fatalidad para la decoración, no por tener más va a quedar mejor así que optimiza, deja solo los cojines necesarios, y si pueden guardar una armonía de colores y diseño entre ellos mejor aún para conseguir una decoración perfecta.





  3 - Funcionalidad

  Un clásico en los errores más comunes de la decoración, ser tan creativos que perdemos la esencia de la funcionalidad. Una buena decoración no hace que renunciemos a la funcionalidad, sino que busca combinar ambas cosas en armonía y vivir a la par que disfrutas de tu casa. No coloques objetos que usas con cierta frecuencia en sitios escondidos o difícilmente accesibles para que no se vean o porque simplemente quedan bien ahí, busca otro lugar donde colocarlos en el que puedas acceder con facilidad y además sea parte de la decoración, si te fijas bien seguro que encuentras cientos de esos sitios en tu distribución que no habías visto antes.





  4 - Limpieza Fácil

  Que tengamos un salón por ejemplo decorado perfectamente no tiene que implicar que limpiar el polvo o pasar el aspirador sea una tarea odiosa o más difícil que los 100 metros obstáculos. A veces debemos renunciar a pequeños detalles de nuestra decoración para conseguir realizar la tarea semanal de limpieza con facilidad y sin complicaciones. Volvemos a buscar la armonía entre ambas cosas!





  5 - Las fotos de familia

  Todos hemos visto en casa de nuestros padres o nuestros abuelos, salones enteros llenos de fotografías de unas 10 generaciones. Las fotografías de familia están bien ya que aportan esa calidez y personalidad a nuestro hogar, pero no es necesario recargar los espacios. Podemos ayudarnos de composiciones en paredes, pequeños “collages” en estanterías… pero no llenar mesas y muebles sin dejar un solo espacio, eso da la sensación de abrumador y acumulan muchísimo polvo.





  6 - La iluminación

  Errores de los errores por excelencia en toda decoración. Uno de los detalles más significativos que dejamos de lado a la hora de decorar nuestro hogar es el tema iluminación. Te aseguro que una decoración profesional con una mala iluminación, hace daño a los ojos de cualquiera.

  Saber combinar una buena iluminación con una decoración básica puede hacer que consigas la perfección en tu hogar, solo tienes que mezclar a la vez que separas diferentes espacios en la misma estancia, ayudándote de tipos de iluminación diferente, tonos más cálidos, más fríos, diferentes planos de proyección…..





  7 - Cortinas

  Algo que tenemos muy metido en la cabeza es que las cortinas aportan elegancia y nos dan intimidad, pero algo que también hacemos mucho es estropear decoraciones que llevaban buen camino por colocar unas cortinas. No es necesario depender de este elemento para conseguir la intimidad de la estancia, existen estores de todos los tipos y estilos que pueden ayudarnos del mismo modo y decoran mucho más en ciertos estilos de decoración que unas simples cortinas.





  8 - Los temidos plásticos

  Este error era muy común antiguamente, hoy en día no lo he visto mucho pero aun me he encontrado quien tiene una decoración bastante aceptable pero de repente ves ese mando de la tele envuelto en plástico y pegado con celofán encima de la mesa, o la televisión con la película de recubrimiento que viene pegada cuando la compras, lamparas de pie con su protector sin quitar….. un verdadero delito vamos.

  Si te compras muebles nuevos, si no quieres que se manchen, ten un poco de cuidado y listo, no tires el trabajo que has echo decorando tu casa por un simple plástico…..





  9 - El miedo al cambio


  Que hayas conseguido decorar tu hogar como un verdadero profesional no quiere decir que tengas que dejarlo todo conforme está por los siglos de los siglos. Es más que recomendable cada cierto tiempo hacer variaciones y cambios en la distribución, en los colores predominantes, en los objetos…. variaciones que nos ayudarán a darle un nuevo toque al salón que parecerá nuevo cada vez que lo re-decores.

  Esto también nos ayudará a no cansarnos y a evitar la monotonía del día a día, parece una tontería pero ese cambio puede hacer que tus ánimos estén mucho más altos y conseguir así una alegría continua.





  10 - Las compras impulsivas

  Si, habéis leído bien, las compras impulsivas pueden afectar directa o indirectamente a la decoración de nuestro hogar. Días como el Black Friday, las rebajas o los saldos pueden hacer que terminemos por romper la perfecta decoración que teníamos en casa, y esto se debe a que compramos nuevas figuritas, nuevos accesorios, incluso nuevos muebles para añadirlos al espacio que ya teníamos bien distribuido. Así es como comenzamos a recargar y recargar las estancias y sobre-explotamos la decoración de estas.





  11 - Combinaciones atrevidas

  En varias ocasiones os hemos dicho que hay que ser atrevidos, pero no os paséis que nos conocemos. Muchas veces queremos ser tan innovadores y “modernos” que en busca del estilo único que romperá con todo nos encontramos con mezclas de estilos que asustan….

  Si te has decantado por un estilo de decoración minimalista con colores lisos y bases no lo combines con un estilo retro y objetos de estampados y colores llamativos, lo único que vas a conseguir es reventar la decoración de tu casa.




  12 - Estampados

  Hemos llegado a un tema “peligroso”, los estampados que tanto gustan. Desde mantas, cojines, fundas, lamparas, alfombras… tenemos estampados de todo tipo y en todo tipo de objetos o mobiliario, pero el que existan en el mercado no quiere decir que tengamos que cogerlos todos para nuestra casa.

  Si te gustan los estampados puedes introducirlos en pequeños detalles que no sobrecarguen la decoración. Algún cojín, una mantita en el regazo del sillón… pero repito, no pongas todos de estampados porque terminará siendo un impacto para tus invitados.





  13 - Estanterías

  Tener estanterías no obliga a tener que llenarlas, antiguamente no existía internet y nuestros padres tenían todo lleno de enciclopedias de todo tipo, tema, lugar o lengua, pero hoy en día eso no es necesario, si tienes 10 libros repártelos en diferentes espacios, si tienes varias figuras de decoración colócalas en diferentes posiciones, pero no recargues todo como si no tuvieses espacio.

  La elegancia de las estanterías se consigue con una combinación de espacios vacíos y diferentes objetos, repartidos estratégicamente a modo que ambos lados de la estantería estén nivelados en cuanto al numero de objetos.





  14 - Las paredes

  Una de las costumbres más extendidas en toda decoración primeriza, arrimar cualquier objeto a las paredes para dejar el hueco central más amplio y despejado…, MAL. Para que vas a tener un espacio vacío muerto en mitad del salón? para que se cruce todo el mundo constantemente?, coloca tus muebles alejados de la pared, en las zonas centrales bien organizados y deja diferentes espacios y salidas para que quien esté sentado pueda levantarse sin molestar a las otras 5 personas que están sentadas. Crea mini ambientes dentro de un mismo espacio y verás cómo tu decoración gana considerablemente tan solo moviendo algunas cosas de lugar. Y todo esto sin hablar de los roces que le vas a hacer a la pared con sofás o mesas pegados a ellas…..





  15 - Los espejos

  Algo que solemos tener claro en las decoraciones es que los espejos ayudan a dar amplitud y luz natural a espacios que carecen de sitio físico. Pero últimamente tengo un problema, he visto mucha gente que ya utiliza espejos en cualquier sitio y sin sentido ninguno, espejos en pasillos estrechos, espejos en un rincón del salón en contra de la luz natural, espejos que no sirven para nada, nada más que para “decorar” esa zona.

  Antes de colocar un espejo pensemos un poco, no los pongamos así porque si, calculemos por donde entra la luz natural por las tardes que es cuando más oscuridad tenemos en casa, busquemos un sitio en el que también nos valga para vernos, busquemos el ángulo en el que de la sensación de verdadero espacio….





  16 - Dimensiones reales

  Otro de los errores comunes a la hora de decorar nuestro hogar, meter un mueble gigante en una habitación pequeña, resultado: nos hemos quedado sin espacio, sin habitación y sin decoración posible.

  Tenemos que conseguir adaptar los muebles a nuestra casa, no que nuestra casa se adapte a los muebles. Esto es algo que no solemos tener en cuenta porque nos ciega el espacio de almacenaje, por eso muchos muebles gigantes son los del comedor en los que buscamos meter la tele, la consola, el dvd, los álbumes de fotos, las películas, el equipo de música…. y así compramos el mueble más grande que más cosas pueda guardar, destrozando la decoración por completo.





  17 - Combinaciones excesivas

  Al igual que es malo no saber combinar como hemos comentado antes, combinar demasiado también es malo. A que no te pondrías un vestido o traje rojo, con zapatos rojos, con cinturón rojo, con camisa roja y corbata roja? pues en tu decoración no hagas lo mismo.

  Lo mejor es que combines pero con diferentes colores, diferentes tonos, siempre siguiendo la misma base pero sin centrarte sólo en un color, o echarás todo a perder.





  18 - El desorden

  Llegamos al último y más grave de los errores en la decoración, el desorden. Si una casa no está ordenada nunca podrá estar bien decorada, esto es así aquí y en la conchinchina. Ordena, tira cosas que ya no te sirven o son viejas, limpia de trastos tu hogar y entonces podrás ponerte a decorar, si lo haces al revés…. mal empezamos! :)



Autor: Joel Collado

Aficionado a la decoración con un toque innovador.
En busca de aplicar nuevas tendencias a un bajo coste. Ahorra y decora.

Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí