Blog de carpintería y decoración con madera

Cómo encender tu estufa éste invierno

Creado el día: 16 nov, 2016
Cómo encender tu estufa éste invierno

Ya ha llegado el invierno y con él el frío a todas nuestras casas, muchos son los que disponen de calefacción en su hogar pero muchos otros nos calentamos gracias a la tradicional estufa de leña de toda la vida. Otros en cambio disfrutan de estufas de pellets que son más ecológicas y baratas de mantener, pero estas disponen de su propio sistema automático de encendido por lo que no tenemos que preocuparnos en ese aspecto.

Si nos centramos en las estufas de toda la vida, a la hora de encender siempre surgen miles de ideas, unas más dispersas que otras, pero que buscan un mismo fin, prender.

Con ésta llegada del frío que nos obliga a encender nuestras estufas de nuevo vamos a comenzar tocando el tema de cómo podemos encender estas estufas sin peligro y de una forma efectiva y rápida, sin necesidad de gastar miles de cerillas o quemarnos los dedos con el mechero.


Existen una gran variedad de productos para encender estufas o chimeneas, pero hoy vamos a ver los más efectivos y fáciles de encontrar en el mercado:



1 Gel de Encendido

El gel de encendido es un producto que podemos encontrar tanto en grandes hipermercados como en tiendas de bricolaje especializadas, su precio no es excesivo y es muy efectivo. Para utilizarlo con precaución es recomendable utilizar guantes que eviten que este gel quede impregnado en nuestras manos y puedan salir ardiendo por accidente. Tan solo tenemos que coger un tronco de madera, empapar uno de sus extremos con un poco de este gel de encendido y colocarlo en el interior de nuestra estufa. Después solo tenemos que acercar una llama al gel y prenderá rápidamente. Hay que tener cuidado de no gotear con este gel ya que puede prender zonas aledañas a la estufa y no queremos ningún accidente en casa.


2 Pastillas de Encendido

Muy parecido al gel de encendido pero en pastillas, este método de encender la estufa es uno de los más utilizados en todos los hogares. Existen tanto pastillas de encendido de parafina o keroseno de toda la vida como pastillas de encendido ecológicas que no emiten humo ni olores fuertes al ser prendidas. Su utilización es sencilla, solo tenemos que poner una base de papel de periódico en el interior de nuestra estufa, poner encima dos pastillas de encender y colocar la madera encima a modo de “tienda de indios”, es decir haciendo como el tejado de una casa en triángulo, después nos ayudaremos de una cerilla para prender fuego a las pastillas y listo, ya tenemos nuestra estufa encendida.


3 Teas

Este método de encendido es muy conocido en pueblos y zonas rurales en las que la chimenea es la única fuente de calor en estos días de frío intenso. Las teas son pequeñas capas de madera que son sacadas de maderas naturales y que prenden con mucha facilidad. Los habitantes de estas zonas suelen tener preparadas varias teas para que se vayan secando antes del invierno y así poder encender sus estufas con facilidad. Tan solo tienes que conseguirlas y su método de utilización es de lo más sencillo, cogeremos la tea por un extremo y prenderemos fuego al otro extremo, la colocaremos boca abajo para que el fuego suba hacia arriba y cuando haya prendido bien la introduciremos en nuestra estufa para que prenda la madera que teníamos preparada previamente.


4 Pellet

El Pellet no es otra cosa que restos de madera bien prensados, por ello es un perfecto encendedor natural de estufas y chimeneas, solo tenemos que preparar la leña dentro de nuestra estufa, esparcir un poco de pellet por encima y coger otro poco para encender. Prenderemos fuego al trozo de pellet prensado y lo introduciremos poco a poco en la estufa o chimenea para que vaya prendiendo todo.


5 Tronco Artificial

En grandes superficies o tiendas de bricolaje y carpintería venden troncos artificiales con un envoltorio de colores llamativo que también sirve para prender fuego a nuestra chimenea o estufa. Este tipo de troncos también es muy recomendable gracias a su seguridad y fácil utilización. Solo tienes que colocar el tronco en el interior de tu estufa sin abrir el envoltorio y extender bien sus extremos como detallan las instrucciones que llevan escritas en su parte anterior. Después prenderemos fuego al tronco y listo, ya tenemos fuego.



Consejo

Si lo que queremos es preparar un fuego para una barbacoa tenemos que tener en cuenta ciertos aspectos en la forma de encender. Algunos productos estás contra-indicados para fuegos en los que vayamos a cocinar por sus componentes químicos tóxicos, por ello debemos leer antes las indicaciones del producto que compremos para comprobar si podemos utilizarlo para fuegos de barbacoa o cocina.

Otro consejo sobre las chimeneas y estufas es la limpieza, es recomendable realizar una limpieza del humo u hollín que se queda impregnado en los tubos de salir de humo para evitar posibles accidentes. En grandes superficies y tiendas especializadas venden tubos de limpieza de chimeneas y estufas que son fáciles de usar y muy efectivos. Solo tienes que introducirlo en tu chimenea y prenderle fuego para que actúe su efecto limpiador, eliminara todo el humo que haya podido quedar en la chimenea y volverá a funcionar como el primer día.

También deciros que hay que tener mucho cuidado con el fuego, en cualquier despiste puede destrozarnos la vida en cuestión de segundos, por ello es recomendable aislar bien la zona donde se encuentre la estufa y evitar colocar cerca objetos que puedan prenderse con facilidad.



Autor: Joel Collado

Aficionado a la decoración con un toque innovador.
En busca de aplicar nuevas tendencias a un bajo coste. Ahorra y decora.

Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí