Blog de carpintería y decoración con madera

Cómo colgar un cuadro

Creado el día: 30 ago, 2016
Cómo colgar un cuadro

Podréis pensar “es sencillo colgar un cuadro, no hace falta explicarlo”, pero cuidado, colgar un cuadro de forma correcta, sin destrozar la pared y respetando algunas pauta tanto de ejecución como de decoración no es tan fácil como parece. Hoy vamos a ver de forma sencilla y rápida, sin meternos en tecnicismos, cómo puedes colgar un cuadro en la pared de tu casa y dejarlo perfecto.


En primer lugar necesitamos recopilar todas las herramientas que utilizaremos para colgar el cuadro, debemos coger:


  • Un taladro
  • Una broca
  • Hembrillas (para el cuadro)
  • Alcayatas (para la pared)
  • Tacos
  • Martillo
  • Nivel (burbuja)


¿Ya tienes todo?, perfecto, antes de empezar recordarte que deberás elegir una broca acorde con tu la composición de tu pared, es decir no cojas una broca de madera para hacer un agujero en una pared de ladrillo, te vas a cargar la broca y a la pared no le vas a hacer ni cosquillas, verifica de que material esta hecha tu pared y elige la broca acorde para taladra ese material.


También te recomendamos que no escatimes cuando compres tus brocas, mejor gastarse un poco más en una buena broca que adquirir un producto de baja calidad que deje agujeros deteriorados y paredes desconchadas.


Bien, vamos a empezar, el primer paso es colocar las hembrillas en nuestro cuadro, estas hembrillas son las que lo sujetaran a las alcayatas que después instalaremos en la pared, mucha gente se decanta por colocar solo una hembrilla en el centro de la parte superior del cuadro, pero la verdad es que a nuestros profesionales esto no les gusta mucho ya que con el tiempo, el peso y los cambios de temperatura nuestro bastidor puede despegarse y caerse el cuadro entero.


Lo ideal es colocar dos hembrillas en el bastidor del cuadro y no en el marco, una a cada lado y a la misma altura para evitar colgarlo torcido. Para introducirlas en el bastidor y que la madera de éste no se desgarre recomendamos realizar primero con ayuda de una broquita fina o una barrena de mano el agujero donde después introduciremos la hembrilla, así le facilitaremos el camino y la madera no se abrirá.


Con las hembrillas ya colocadas en ambos lados de nuestro cuadro nos disponemos a elegir la ubicación de éste en la pared, pensaréis que esto no es algo muy importante, lo cuelgo donde sea a la altura que me dé la gana y listo, pues no no, debemos ubicarlo correctamente para conseguir la estética y decoración perfecta. Nuestros profesionales hacen mucho hincapié en que debemos colocar este cuadro a la altura de los ojos, si lo colocamos más arriba la iluminación de la pared dejará nuestro cuadro en la penumbra y si lo colocamos más abajo entorpecerá en la decoración y composición con otros muebles dejando una estética nefasta. Es recomendable siempre tener una segunda opinión, colócalo donde creas que está a la altura de tus ojos y pide a otra persona que opine.


Con la ubicación elegida es hora de ponerrnos con la pared, deberemos nivelar y taladrar así que hazlo con tranquilidad y seguridad para no dejar la pared como un colador o un cuadro torcido. Generalmente todos estamos acostumbrados a medir desde el suelo para nivelar los dos agujeros y hacerlos a la misma altura, pero nuestros profesionales no lo ven tan claro, prefieren seguir éste método que te vamos a contar a continuación:


Coloca el cuadro en la ubicación que habías elegido y dale un pequeño golpe seco a uno de los lados, justo donde se encuentra la hembrilla, así ésta quedará marcada en la pared y será nuestra primera referencia.


En esa misma marca taladra con cuidado el agujero y coloca después el taco con ayuda del martillo y la alcayata.


Ahora cuelga el cuadro de ese lado y coloca el nivel encima de este, nivélalo hasta que la burbuja quede en el centro y en esa posición dale un segundo golpe en el lado donde no tenemos puesta aún la alcayata para que se marque en la pared


Repite el 2º paso realizando el taladro y colocando el taco y la alcayata y cuelga tu cuadro.



Listo! ya tienes tu nuevo cuadro colgado en la pared y completamente nivelado. Pero… ¿no te atreves con el taladro o no dispones de las herramientas necesarias?, no te preocupes, para ti también tenemos una solución muy sencilla que te permitirá colgar el cuadro sin necesidad de agujeros.


Los adhesivos son la solución para evitar tener que meternos en el “engorro” de utilizar taladros, alcayatas, hembrillas…. Existe una gran variedad de tipos de adhesivos pensados para este tipo de situaciones, desde los sistemas de union mediante champiñón en los que colocamos un adhesivo en la pared y otro en el cuadro y los unimos hasta los que directamente se colocan en una de las dos superficies y presionamos la otra para que de adhiera.


Elijas la que elijas esta bien, asegurate que luego puedes retirar este adhesivo con facilidad sin dejar marcas en la pared o el cuadro y listo. Te recomendamos que veas nuestra sección de Adhesivos marca Ceys donde podrás encontrar productos perfecto para colgar cuadros sin necesidad de taladros ni tornillos. La última recomendación antes de que utilices el adhesivo para colgar tu cuadro es que lo niveles muy bien, asegurate de que esté recto con ayuda del nivel y el metro.


Autor: Joel Collado

Aficionado a la decoración con un toque innovador.
En busca de aplicar nuevas tendencias a un bajo coste. Ahorra y decora.

Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí