Blog de carpintería y decoración con madera

Juegos para Piscina

Creado el día: 04 jul, 2016
Juegos para Piscina
Aprende nuevos juegos de piscina para entretener a los más pequeñosCon la llegada del verano comienza la época de bajar a la piscina con los más pequeños día si y día también, pero no aguantan ni 2 minutos en la toalla y ya quieren jugar, moverse, divertirse…, lógicamente son niños y no tienen otra cosa en la cabeza, así que tenemos que ser creativos para que bajar a la piscina no se convierta en un aburrimiento para nosotros, los padres, ni para los más peques de la casa principalmente.

Sepa o no sepa nadar el pequeño o pequeña tenemos una gran variedad de juegos creativos que podemos realizar en la piscina sin necesidad de molestar a los demás usuarios de esta, haciendo divertidos los días de agua y chapuzones.


La medusa

Este es uno de los juegos más utilizados en las clases de natación para hacer que los pequeños pierdan el miedo al agua y vayan cogiendo confianza en si mismos. Podemos realizarlo tanto en la orilla como sujetando nosotros mismos al niño, consiste en que por si solos, sin obligarles, y haciéndoles nosotros un ejemplo primero para que vean que no sucede nada, bajen su cabeza hasta que toquen con la cara el agua y hagan burbujas soplando por la boca y la nariz. Suele gustarles mucho en cuanto cogen confianza y ademas activamos el instinto de expulsar y no absorber agua, aún así más de uno se echará un trago antes de aprender ;)


El Muerto o La Estrella

Tenemos que ganarnos la confianza de los que aun no saben nadar y es de los primeros contactos que tienen con el agua. Al principio suelen tener mucho miedo o respeto a las piscina ya que es un entorno nuevo donde no saben como defenderse, así que tenemos que ayudarles a coger esa confianza.

Para realizar el juego deberemos tener paciencia y hablarles con un tono tranquilizador, sin gritarles, deben ver que pueden confiar en la persona que va a sujetarlos. Debemos explicarles que ellos se tumbaran en el agua con brazos y piernas abiertos y nosotros los sujetaremos por debajo en todo momento, así conseguiremos que se relajen y vean el agua como un elemento más al que no tienen que tenerle miedo, sino respeto. Nosotros lógicamente los sujetaremos de cabeza y cintura para que no se hundan mientras ellos se relajan, sin soltarlos, y repetimos, sin soltarlos, que nos gustan mucho los sustitos ;)


El Rodeo

Muchos son los niños que pierden el miedo a meterse en el agua pero una vez dentro no se sueltan del bordillo ni aunque se abrasen los dedos, esto es algo normal cuando aun no están seguros de si van a poder aguantar con la cabeza fuera del agua y no se van a hundir. Para darles un poco más de confianza jugaremos a El Rodeo, este juego consiste en situarnos al lado de los pequeños en el bordillo e invitarlos a que nos rodeen para pasar al otro lado. Seguramente al principio te llevaras algunos arañazos de pánico en la espalda pero poco a poco habrá que decirles que ahora sin tocarnos, que lo hagan rodeando a dos personas, etc…


El Juguete

Cuando ya tienen algo más de confianza y se sueltan del bordillo con cierta facilidad deberemos pasar a la siguiente etapa, el nado de perrete. Todos sabemos que cuando están comenzando a nadar lo hacen como si fuesen un perrete, y esto es un reflejo de lo más primitivo en todo ser humano por norma general, así que tenemos que aprovecharlo. Para incitarles a que se adentren al centro de la piscina y naden un poco mas cogeremos uno de sus juguetes de piscina favoritos y lo empujaremos lejos de ellos, medio metro, un metro, metro y medio… cada vez un poco más sin que se den cuenta, esto les motiva y les ayudará a perder ese miedo a ir solos.



El Tiburón

Si nuestros pequeños ya se recorren la piscina con o sin manguitos nadando solos, es hora de hacerles que coordinen lo mejor que puedan esas “brazadas” y utilicen las piernas mientras nadan. El juego consiste en que el padre o madre será el tiburón y los niños serán los pececillos, los padres deberán pillar a los pequeños nadando para que estos escapen lo más rápido que puedan fuera del agua, pero no abuséis, no queremos que les de un ataque de miedo!



La Gymkana

Uno de los juego más populares es este, circuitos en los que tengan que nadar, correr y saltar los entretiene durante horas y sin apenas preparar nada. Que naden un largo, que salgan de la piscina y anden como los pingüinos hasta la sombrilla, que la toquen y vuelvan a la piscina a hacer un ancho, y así todo lo que se os vaya ocurriendo, siempre con cuidado de que no corran por el borde de la piscina ya que no queremos que se escurran o se hagan daño.



Relevos

En cuanto saben nadar les encanta competir para demostrar quien es más rápido, así que aprovechemos esto para hacerles unos divertidos juegos de relevos, ya veréis que bien duermen por la noche.

Tan solo necesitamos mínimo cuatro niños/as y un objeto que será el relevo que se tendrán que pasar. Al ancho o al largo, dependiendo de la edad de los niños y su destreza en el nado, elegiremos la mejor pista de competición para que demuestren lo rápidos que son.



Los Tesoros

Este juego es una buena forma de practicar el buceo de los pequeños de una forma divertida y entretenida. Se trata de lanzar al fondo de la piscina objetos como aros de plástico, monedas o cualquier otra cosa que se hunda pero se vea a simple vista (siempre y cuando no ensucie ni sea perjudicial a la salud), después retaremos a los niños a que encuentren todas o a ver quien es el que menos tarda, esto les tomara bastante tiempo y estarán entretenidos y divirtiéndose todo el día.



Estatuas

Otro de los juegos que ayuda a aprender a bucear es el de Estatuas, los invitamos a que vallan de bordillo a bordillo de la piscina pasando por debajo de las piernas de los que juegan, que se quedarán quietos con las piernas abiertas, el ultimo es el que tendrá que pasar a todos por debajo para ponerse el primero y así hasta que lleguen a la otra orilla, se pueden tirar horas y horas jugando a esto.



La Patata Caliente

Por ultimo, un juego para entretener tanto a los pequeños como a los mayores es la Patata Caliente, solo tenemos que hacer pequeños agujeros a un globo y llenarlo de agua, el juego consiste en pasarse el globo entre todos los participantes y a quien le explote o se le quede sin agua el globo pierde. Un juego en familia muy entretenido.

Autor: Joel Collado

Aficionado a la decoración con un toque innovador.
En busca de aplicar nuevas tendencias a un bajo coste. Ahorra y decora.

Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí