formas de pago, pago seguro

Formas de pago. Pago seguro.

Para una mayor seguridad tenemos las formas de pago más habituales: Ingreso, transferencia y contra-reembolso.

El número de sistemas de pago varía de una tienda electrónica a otra. La forma más segura (que no la más cómoda) es el contrareembolso, único medio de pago online que maneja dinero efectivo. Así, el consumidor no tendrá que abonar todo el coste de la factura hasta que no tenga lo adquirido entre sus manos. Aunque hay que tener en cuenta que las agencias de transporte suelen cobrar un pequeño incremento por gestionar esos dineros.

Al comprar en Internet con tarjeta de crédito, tanto la validación como la realización efectiva del pago se realizan mediante el mismo sistema que en un comercio convencional. Una vez que el número de tarjeta llega al vendedor, éste lo envía fuera de Internet de la misma forma que al pagar en cualquier tienda 'física'. Por tanto, el punto crítico se produce al remitir el número de tarjeta a través de una red pública y potencialmente insegura como es Internet.

Para garantizar la confidencialidad en la transferencia de datos en Internet se utiliza un protocolo de seguridad, SSL (Secure Sockets Layer), que aceptan la inmensa mayoría de navegadores. Este sistema asegura la identidad del vendedor, garantiza la integridad del mensaje y codifica los datos con un cifrado de hasta 128 bits (harían falta miles de años del ordenador más potente del mundo para decodificar el mensaje), lo que garantiza que si alguien intercepta la comunicación no podrá interpretarla. Pero esto no resuelve todos los problemas, pues cualquier persona con acceso a una tarjeta ajena puede pagar en Internet con ella (esto es, en Internet no hay forma de que nos soliciten el DNI como en una tienda "normal"). Para acabar con estas limitaciones se han diseñado nuevos estándares de seguridad que además certifican la autenticidad del usuario de la tarjeta. Los bancos ya están empezando a implementar el Comercio Electrónico Seguro, que añade un elemento más de seguridad mediante una clave asociada a la tarjeta que sólo conoce su propietario. Así, tras teclear el número de tarjeta al comprar online, el comercio solicitará al cliente su código personal que lo identifica como legítimo usuario de la tarjeta como por ejemplo un sms a nuestro móvil.

A pesar de la existencia de numerosos sistemas de micropagos, el más conocido es PayPal, que cuenta con más de 100 millones de usuarios. En España, Morso ha lanzado una tarjeta prepago para Internet que se compra en kioscos o estancos y permite hacer pequeños pagos de forma anónima.

La fuerte implantación de los teléfonos móviles en España les han abierto las puertas para convertirse en medio de pago. Aunque su uso todavía no está muy extendido, los bancos y operadores telefónicos llevan varios años apostando por el pago mediante el móvil, que tras varias iniciativas dispersas se ha consolidado en un par de plataformas: Movipay y Paybox. En ambos, el usuario valida la operación a través de un mensaje corto (SMS) desde su móvil, que ha sido asociado previamente a una tarjeta de crédito. Comprobar la seguridad del navegador

Existen sitios web, como este: https://secure.comodo.net/example.html donde se comprueba si el navegador acepta una conexión segura y cómo avisa de que entra en una página cifrada e informa sobre los certificados de seguridad asociados a ésta.


Para perder un poco el miedo a comprar por Internet, basta un poco de información y tomar algunas precauciones:

-Navegador seguro: Para comprobar que al enviar nuestra información por Internet se utilice una comunicación segura hay que mirar si el 'http://' del URL superior donde se escribe la dirección se transforma en 'https://', o si en la parte de abajo a la derecha de los navegadores más comunes aparece un candado cerrado.

-Comprobar la política de privacidad. No se debe ofrecer ninguna información personal sin saber quién la recopila, por qué lo hace y cómo la utilizará. (IMPORTANTE QUE SE CUMPLA CORRECTAMENTE CON LA LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS) En cualquier caso, sólo dar el número de tarjeta de crédito cuando sea estrictamente necesario y en sitios de confianza, que cuenten con un sistema de comunicación seguros.

-Verificar las condiciones de las devoluciones y los gastos de envío asociados a las compras.

-Llevar la cuenta de las transacciones online, vigilar en el email posibles mensajes del vendedor y revisar los extractos bancarios de las tarjetas de crédito.

 

PD: Nuestro método de trabajo es tan transparente que cada paso siempre quedará reflejado. A la hora de hacer el pago no te tienes que preocupar por nada, usamos Bancos Españoles de reconocido prestigio que seguro te evitarán fraudes. Nos preocupamos por nuestro cliente y por nuestras relaciones futuras.



¿Alguna duda? Mejor hablamos por teléfono o ven a vernos

Lo mejor es que hables con nosotros sin ningún tipo de compromiso de compra. Puedes hacerlo en los teléfonos 969 208 152 y 969 208 381 además puedes también enviarnos un fax durante las 24 horas al número 969 208 379 o usar nuestro buzón de e-mail comercial@brico-valera.com donde podrás dejarnos todos tus cosunltas. ¡Estaremos encantados de atenderlos!

 

Y Recuerda... ¡Te Deseamos una Feliz Compra!

(De parte de todo el equipo que formamos www.brico-valera.com)



Brico-Valera, tu carpintería de madera
más información aquí